Deniegan la libertad bajo fianza al policía 'caníbal' de Nueva York

AFP | Nov 21, 2012 | 10:48 AM

El agente es acusado de conspirar con un cómplice no identificado para secuestrar a mujeres a golpes, matarlas y asarlas en un horno

NUEVA YORK - El oficial de policía de Nueva York acusado de canibalismo no tenía intención real de comerse a potenciales víctimas, sino que sólo lo imaginaba, dijo el martes su defensora, que pidió su libertad bajo fianza, la cual fue denegada por el tribunal.
Gilberto Valle, con seis años de servicio en la policía de Nueva York, puede haber sonado amenazador durante extensas conversaciones en línea con otros hombres sobre intenciones de secuestro, muerte y canibalismo contra hasta 100 mujeres, pero nunca fue realmente peligroso, sostuvo la abogada Julia Gatto en el Tribunal Federal de Manhattan.
"Sus pensamientos sucios son diferentes y, ciertamente, más bien depravados", reconoció Gatto al abogar por la libertad bajo fianza para el oficial de 28 años. La abogada resaltó sin embargo, que "lo único que ha pasado aquí son hombres hablando de fantasías".
¿Qué opina de la negativa de libertad condicional a Valle? Participe en el Foro de Noticias.
Subcultura en aumento
Gatto describió lo que dijo era una "subcultura" en línea en aumento, en la que los hombres chatean anónimamente sobre extremas fantasías sexuales, entre ellas "la mutilación genital, la decapitación, el canibalismo". "Sólo un sitio web de esos que visité con mi asistente legal tiene 38.000 miembros", dijo Gatto, haciendo referencia a que "todo es un juego de rol."
Sin embargo, el juez Paul Gardephe rechazó el argumento de Gatto y ordenó que Valle permanezca tras las rejas de una celda del Tribunal de Manhattan hasta el inicio de su juicio, el 22 de enero.
"Las actividades de la parte demandada fueron mucho más allá de un chat en internet", dijo Gardephe, añadiendo que Valle "ha detallado discusiones sobre secuestro, tortura y asesinato de numerosas mujeres".
Las acusaciones
Valle, quien aspira a un ascenso a sargento, es acusado de conspirar con un cómplice no identificado para secuestrar a mujeres a golpes y valiéndose de cloroformo, trasladarlas a su casa y allí matarlas y asarlas, en un horno o una jaula.
El oficial supuestamente intercambió correos electrónicos con su cómplice en ese sentido y accedió a una base de datos de la policía para obtener información sobre sus víctimas.
Las investigaciones realizadas en su ordenador revelaron que Valle tenía fichas de al menos 100 mujeres, con nombres y fotografías de cada una de ellas y datos como su dirección y descripciones personales.
©AFP
Commentarios