Ejecutan a hispano Torres Hernández en Texas, el cuarto en el año

ImpreMedia Digital, LLC | Nov 15, 2012 | 12:23 PM

Es el preso 14 en ser ejecutado en el año

Las autoridades del Sistema de Justicia Penal de Texas (TDCJ) tienen ya todo preparado para ejecutar al hispano Ramón Torres Hernández por secuestrar, abusar sexualmente y matar a una mujer en ese estado.
El protocolo para la ejecución, prevista para las 18.00 horas locales, sigue su curso y, tras despedirse de miembros de su familia en el penal de Polunsky, fue trasladado a la Unidad de las Paredes, en Huntsville (Texas), en donde se encuentra la cámara de ejecución.
Torres Hernández, de 41 años, alias "El Razor", y originario de San Antonio Texas fue condenado a muerte por el rapto, abuso sexual y asesinato de Rosita Rosado en 2001, quien en ese momento contaba con 37 años de edad y fue secuestrada de la parada de un autobús, golpeada, violada.
Torres contó con dos cómplices, uno de ellos su novia Asel Abdygapparova, quien estaba embarazada y a la que mandó comprar la pala para cavar la tumba en la que enterraría a Rosado, y Santos Minjarez, que también fue condenado a muerte y murió por causas naturales en enero de este año.
Abdygapparova, originaria de Kazajistán y graduada de la Universidad de Texas en San Antonio, fue condenada a cadena perpetua después de delatar a Torres y Minjarez y reconocer su colaboración en el crimen.
Asesinó también a dos jovencitas
Tras realizar pruebas de ADN de restos obtenidos durante la investigación del asesinato de Rosado, a Torres se le atribuyeron también los asesinatos de Sarah González, de 13 años, y Priscilla Almares, de 12, que desaparecieron una semana antes de la Navidad de 1994.
Las jóvenes salieron juntas hacia la casa de una amiga en donde se llevaba a cabo una fiesta, celebrada en el mismo sector en donde fue secuestrada años después Rosado.
Torres Hernández, que no fue juzgado por estos crímenes, había sido incluido en la lista de ofensores sexuales en 1991, y en el momento del asesinato de Rosado se encontraba todavía en libertad bajo palabra por asalto y abuso sexual.
De acuerdo con el portavoz del Departamento de Justicia Penal, Jasson Clark, en la lista de testigos de ejecución figuran un hermano del prisionero, así como familiares de Rosita Rosado y de Prisilla Almares, aunque no detalló los nombres de los mismos.
Clark indicó que, a tan sólo horas de la ejecución, el reo se encuentra en una celda aledaña a la cámara de ejecución, en donde es vigilado constantemente por los guardias de la unidad y en donde se registran cada uno de sus movimientos.
Los reos no cuentan ya desde junio del año pasado con la posibilidad de elegir el menú de su última comida.
El cuarto hispano ejecutado en el año
Torres Hernández, condenado a la pena capital en 2002, será ejecutado con una inyección letal que desde inicios de este año contiene una sola solución, una fuerte dosis de anestésico que substituyó a las tres soluciones utilizadas hasta el año pasado conocidas como "El Coctel de la Muerte".
Estas tres soluciones primero adormecían al prisionero, después paralizaban músculos y diafragma y por último hacían que se detuviese el corazón.
Tanto tribunales de Texas así como la Corte Suprema de Justicia han rechazado ya escuchar el caso en apelación, y no está previsto que se pueda producir un perdón por parte de la Junta de Perdones o del Gobernador de Texas.
De ser hacerse efectiva la condena, Torres será el décimo cuarto preso ejecutado en Texas en lo que va del año y el cuarto hispano.
El estado tiene además programada para este jueves la ejecución de afroamericano Preston Hughes, sentenciado a muerte en 1988 por la violación y asesinato de una joven de 15 años y por el asesinato del primo de la misma, un niño de tres años de edad, en Houston.
©ImpreMedia Digital, LLC
Commentarios