Ataques violentos siguen en Brasil

Univision.com | Nov 14, 2012 | 6:58 PM

Decenas de arrestados, un policía muerto

Al menos 36 personas han sido arrestadas hasta ahora por su supuesta responsabilidad en la serie de ataques violentos registrados en los últimos días en el estado brasileño de Santa Catarina (sur del país), según un balance divulgado hoy por la secretaría regional de Seguridad Pública.
Los ataques al parecer coordinados, principalmente tiroteos a puestos policiales e incendios de autobuses, vienen provocando pánico desde la noche del lunes en ciudades como Florianópolis, la capital de Santa Catarina, Itajaí, Criciuma, Navegantes y Blumenau, informó la agencia Efe.
Pese a que las autoridades no descartan ninguna hipótesis, el comisario general de la Policía Civil de Santa Catarina, Aldo Pinheiro, afirmó que los actos violentos al parecer fueron ordenados por líderes de grupos criminales que están presos y que mantienen contactos con sus cómplices fuera de las cárceles.
La orden para tirotear los puestos policiales e incendiar los autobuses sería una represalia a supuestos maltratos sufridos por esos presos en las cárceles.
"No podemos dar más detalles para no dificultar las investigaciones, pero esa es nuestra principal línea de investigación", afirmó Pinheiro.
Según el balance de la secretaría de Seguridad Pública, de los 36 presos acusados de participar en al menos 25 diferentes ataques, 21 fueron detenidos en flagrancia debido a que portaban material incendiario, incluyendo galones de combustible.
Para hacer frente a la ola de violencia, las autoridades de Santa Catarina anunciaron una acción conjunta de las policías Civil, Militarizada y de Carreteras, así como el intercambio de información entre diferentes organismos de seguridad pública.
Cifras en ascenso
El secretario de Seguridad Pública de Santa Catarina, César Augusto Grubba, admitió que la policía regional también investiga posibles conexiones de los ataques con la ola violenta que viene sufriendo el estado de Sao Paulo en las últimas semanas y que obligó al gobierno nacional de Brasil a intervenir.
Entre enero y septiembre de este año, según datos oficiales, se registraron en la región metropolitana de Sao Paulo 982 homicidios, cifra que supone un aumento del 22 por ciento frente al mismo período del año pasado y que es resultado principalmente del aumento de ataques a blancos como puestos policiales y autobuses públicos.
Esa ola de violencia en Sao Paulo, que ha dejado 92 policías muertos este año, es atribuida por las autoridades a una reacción del Primer Comando de la Capital (PCC), la principal organización criminal de la ciudad y que es dirigida desde las cárceles, a las operaciones de represión a la delincuencia.
Según organizaciones no gubernamentales, sin embargo, la ola de violencia es resultado de una "guerra" entre las bandas criminales y grupos paramilitares integrados en su mayoría por policías.
Otro policía asesinado
En tanto, la misma agencia Efe informó que un policía fue asesinado a balazos en la región metropolitana de Sao Paulo, lo que elevó a 92 el número de uniformados muertos este año en la mayor ciudad brasileña, que en las últimas semanas ha vivido una intensa ola de violencia, informaron fuentes oficiales.
El agente Edgar Lavado, de 43 años, fue asesinado en la noche del martes cuando llegaba a su casa en Guarulhos, municipio de la región metropolitana de Sao Paulo, por desconocidos que se movilizaban en un vehículo y que huyeron tras tirotearlo, según un boletín de la Policía Militarizada del estado de Sao Paulo.
Los responsables por la investigación consideran que, por las circunstancias del homicidio, en el que los agresores no robaron nada ni se apoderaron de la motocicleta de la víctima, el policía fue víctima de un crimen encomendado.
Lavado estaba fuera de servicio y vestía de civil, como la mayoría de los 92 policías asesinados este año.
La ola de violencia en Sao Paulo es atribuida por las autoridades a una reacción del Primer Comando de la Capital (PCC), la principal organización criminal de la ciudad, que es dirigida desde las cárceles, a operaciones de la policía para combatir la delincuencia.
Según organizaciones no gubernamentales, la ola de violencia es resultado de una "guerra" entre las bandas criminales y grupos paramilitares integrados en su mayoría por policías.
©Univision.com
Commentarios