Acuerdo para cerrar demanda por segregación estudiantil en Arizona

EFE | Nov 13, 2012 | 3:22 PM

SIGUIENTE:

El Departamento de Educación de Estados Unidos inició una investigación por discriminación después que el distrito escolar prohibió las clases sobre los estudios mexicoamericanos.

TUCSON - El Fondo Mexicoamericano de Defensa Legal y Educación (MALDEF) anunció este martes que llegó a un acuerdo con el Distrito Escolar Unificado de Tucson (TUSD) para cerrar una demanda interpuesta en 1974 por segregación racial de estudiantes en las escuelas públicas del sur de Arizona.
Nancy Ramírez, representante de MALDEF, detalló en una conferencia de prensa que el plan no sólo beneficiará a estudiantes de minorías étnicas, sino que también, si lo aprueban las cortes federales, podría restablecer los cursos sobre historia y cultura mexicoestadounidense cancelados este año.
"Nos complacemos en anunciar que hemos llegado a un acuerdo educacional para incrementar la integración y la educación de los estudiantes latinos, que termina con un sistema de discriminación basado en la raza o en la etnia", dijo Ramírez sobre un acuerdo que fue presentado ante las cortes federales el 9 de noviembre.
Detalló que "los grupos que participan en este acuerdo son los demandantes que representan a estudiantes afroamericanos y latinos, el Departamento de Justicia de EEUU y el TUSD", el mayor distrito escolar del sur de Arizona y donde el 60 % de sus estudiantes es de origen hispano.
El plan incluye la restauración de cursos sobre la historia y la cultura mexicoestadounidenses, que serían impartidos de nuevo en todas las escuelas secundarias del TUSD a partir de otoño de 2013.
Adicionalmente, el distrito escolar extendería estos programas educativos a los estudiantes de sexto grado comenzando en el año escolar 2014.
"Este plan reconoce la importancia de estos cursos para la educación y para mejorar los porcentajes de graduación de estudiantes latinos", enfatizó Ramírez.
El pasado abril, la junta directiva del TUSD acordó cancelar esos programas de estudios mexicoestadounidenses ante la amenaza de perder el 10 por ciento de su presupuesto estatal, ya que un juez determinó que violaban una ley estatal que prohíbe cursos en las escuelas públicas de Arizona que promuevan el resentimiento racial.
La controversia aumentó cuando, tras suspenderse las clases, el TUSD retiró de las aulas todos los libros utilizados en los programas de estudios mexicoestadounidenses.
Como parte del proceso legal para la aprobación del plan anunciado hoy se llevarán a cabo tres foros comunitarios en escuelas de Tucson para que los padres puedan opinar sobre esta propuesta.
El 28 de noviembre es la fecha límite para que el estado de Arizona presente cualquier objeción en contra de la restauración de estos programas de estudio.
El 10 de diciembre se presentarán ante la corte federal los comentarios recibidos sobre el programa, y cuatro días después se deberá responder a las objeciones presentadas en contra del plan.
Sylvia Campoy, maestra y una de las demandantes, dijo en la misma conferencia de prensa que tiene grandes esperanzas en que esta propuesta transforme al TUSD en un distrito escolar "abierto a la comunidad y responsable de sus actos".
La propuesta también facilita el acceso a tecnología a estudiantes minoritarios, así como transporte público, y establecería un sistema para seguir paso a paso el progreso del distrito en la integración estudiantil.
La citada demanda se presentó en mayo de 1974 por la Asociación Nacional para el Avance de la Gente de Color (NAACP).
Cinco meses después un grupo de hispanos presentó una medida similar y ambos casos se unieron en uno sólo en 1975.
©EFE
Commentarios

Presentado por

Encuéntranos en