Radiografía del plan de reforma migratoria Schumer-Graham de 2010

Univision.com* | Nov 13, 2012 | 11:10 AM

Incluía una vía de legalización para indocumentados sin antecedentes criminales

El anuncio hecho el domingo por los senadores Charles Schumer (demócrata de Nueva York) y Lindsey Graham (republicano de Carolina del Sur), de retomar conversaciones suspendidas en 2010 sobre un plan de reforma migratoria, despertó ilusiones en millones de inmigrantes indocumentados que viven en Estados Unidos.
Pero, ¿de qué se trata? ¿En qué consistía el plan de 2010? ¿Quiénes se beneficiaban? ¿Qué tipo de propuesta de legalización incluía? ¿Cuáles eran los requisitos mínimos?
Schumer y Graham trabajaron juntos un proyecto de reforma migratoria entre junio de 2009 y marzo de 2010, hasta que el republicano abandonó el esfuerzo para unirse a la estrategia nacional de su partido con miras a reconquistar el poder del Congreso en las elecciones de medio tiempo de ese año.
El plan que redactaron y que sólo llegó a convertirse en un borrador, contaba con el apoyo de la Casa Blanca y decenas de grupos nacionales que defienden los derechos de los inmigrantes en Estados Unidos, además de iglesias, sindicatos, comerciantes y agricultores.
El proyecto proponía:
   - Reforzar la seguridad en la frontera;   - Poner en marcha una vía "dura, pero justa" de legalización para los indocumentados;   - Tarjetas de Seguridad Social biométricas que impidan que los trabajadores ilegales puedan obtener empleos, y   - El establecimiento de un proceso de admisión de trabajadores temporales.
 ¿Habrá reforma migratoria en 2013? Participe en el Foro de Reforma Migratoria.Otros detalles del plan
Según el borrador (que nunca llegó a ser debatido en el Congreso), los ciudadanos, y también los inmigrantes legales que quisieran trabajar en Estados Unidos, requerirían de una tarjeta de Seguridad Social a prueba de falsificación y de alta tecnología, que contendría datos biométricos del portador.
La Unión Americana de Derechos Civiles (ACLU) consideró esta medida como una intromisión en la privacidad de los ciudadanos estadounidenses.
Otras organizaciones precisaron que la nueva tarjeta de identificación de trabajadores sugerida por Schumer y Graham era similar al Real ID aprobado por el Congreso en abril de 2005 y cuya vigencia se encuentra suspendida temporalmente por falta de consenso de los gobiernos estatales.
Los empleadores deberían comprobar la veracidad de esas tarjetas antes de contratar a nadie, según el borrador.
Beneficios adicionales
El borrador de reforma migratoria de 2010 también recomendaba crear un sistema para admitir a trabajadores con menor capacitación y permitir su regreso a sus países al cabo de un tiempo.
Los trabajadores que hayan tenido éxito en su trabajo, y que hayan contribuido a sus comunidades a lo largo de los años, podrían también acceder a un permiso de residencia.
Los 11 millones de indocumentados que se calcula residen en Estados Unidos contarían también con una vía para la legalización, indicaba el proyecto bipartidista.
"Tendrían que admitir que violaron la ley y pagar su deuda a la sociedad mediante el cumplimiento de servicios comunitario y el pago de una multa e impuestos atrasados", explicaba.
Los beneficiarios de la vía de legalización, según el borrador de 2010, tendrían que someterse a una investigación sobre sus antecedentes y dominar el inglés antes de poderse poner a la cola de los inmigrantes que esperan su turno para conseguir la residencia permanente.
Sólo para santos
En otro punto, el borrador de reforma migratoria Schumer-Graham de 2010 menciona que sólo aquellos inmigrantes que llevan tiempo, pagan impuestos, hablan inglés y carecen de antecedentes criminales podrán optar por regularizar sus estados de permanencia.
El borrador promete una "tolerancia cero" para los delincuentes que cometan delitos y prevé más personal y más medios para la Patrulla Fronteriza (Border Patrol).
En cambio los extranjeros que completen estudios avanzados científicos o tecnológicos en universidades estadounidenses podrían recibir la residencia.
También incluye vías para admitir a trabajadores con menor capacitación y permitir su regreso a sus países al cabo de un tiempo.
Los beneficiarios de la vía de legalización, según el borrador, tendrían que someterse a una investigación sobre sus antecedentes y dominar el inglés antes de poderse poner a la cola de los inmigrantes que esperan su turno para conseguir la residencia permanente.
Sugerencias adicionales
Tras la salida de Graham en marzo de 2010, un grupo de senadores demócratas agregó exigencias al plan de reforma migratoria, entre ellas:
   - Asegurar las fronteras antes de tomar una decisión relacionada con el cambio de estatus de los inmigrantes indocumentados;   - Incrementar los recursos (personal y económicos) de la Patrulla Fronteriza y agencias encargadas de velar por la seguridad de las fronteras y control de la inmigración indocumentada;   - Aumentar los recursos de los tribunales de inmigración para proceder contra los individuos presentes ilegalmente en Estados Unidos;   - Perseguir, detener y castigar severamente el uso y tráfico de documentos falsos de identidad;   - Crear un documento biométrico para identificar a los trabajadores legales en Estados Unidos (ciudadanos residentes y extranjeros autorizados), y controlar, detener y sancionar severamente la contrata de trabajadores indocumentados;   - Una vía de legalización rígida que arrancaría toda vez que se garantice el cumplimiento de los objetivos anteriores.
 Frontera hermética
En cuanto al tema de la seguridad fronteriza, el agegado demócrata recomendaba:
   - Aumentar el número de efectivos de las agencias encargadas de la vigilancia, entre ellas la Patrulla Fronteriza (Border Patrol);   - Incremento del número de agentes de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) para combatir el contrabando;   - Más inspectores para regular y controlar el entorno laboral (contratación de trabajadores);Z   - Aumento del número de agentes para investigar, detectar y frenar el fraude de documentos falsos de identidad;   - Aumento del número de personal para llevar a cabo las inspecciones relacionadas con drogas, contrabando y tráfico ilegal de indocumentados;   - Mejorar la tecnología de control y verificación en los puertos de entrada a Estados Unidos.
 El plan también añadía:
   - Dotar a la Patrulla Fronteriza de tecnología de punta para tareas de vigilancia en las fronteras;   - Destinar mayores recursos a los tribunales o cortes para el enjuiciamiento de traficantes de personas o coyotes;   - Aumentar el presupuesto del servicio de inmigración y las cortes de inmigración para en enjuiciamiento de individuos sin estatus legal de permanencia en el país y acelerar sus deportaciones.
 Respecto al muro o valla fronteriza, los demócratas en 2010 incluyeron:
    - Fortificación adicional a los proyectos vigentes y que están siendo erigidos, sobre todo en la frontera con México;   - Ampliar las zonas de muro ya establecidas en la ley aprobada por el Congreso en relación con el tema;   - Destinar un mayor número de agentes de la Patrulla a la zona fronteriza con México;   - Incrementar el número de agentes fronterizos en los puertos de entrada a Estados Unidos para aumentar las inspecciones de drogas, contrabando y tráfico ilegal de personas;   - Descartar la inversión y el uso de tecnología de proyectos hasta ahora fallidos (uno de ellos el muro tecnológico aprobado por el Congreso en 2006, del que se han gastado más de $2,000 millones y los resultados han sido desastrosos).
 Apoyo militar
El proyecto también recomendaba mejoras en el sistema de vigilancia de la frontera con México y sugería:
   - Apoyo del Departamento de Defensa;   - Aumento del número de vehículos utilitarios deportivos, helicópteros, barcos a motor, embarcaciones fluviales en las tareas de vigilancia;   - Equipar las patrullas de la Border Patrol con programas y computadoras portátiles para rastrear indocumentados y contrabandistas de drogas, además de equipos de visión nocturna y aumentar el uso de aviones no tripulados;   - Crear una unidad militar que funcione como patrulla auxiliar para casos de emergencia. Tendrá a su cargo, además de colaborar con la Border Patrol, detectar, interceptar y detener a personas que intenten entrar ilegalmente a Estados Unidos, contrabandear personas, terroristas o el transporte de armas de destrucción masiva o el paso de narcóticos a través de las fronteras de Estados Unidos o los puertos de entrada;   - Construir y habilitar nuevos puertos de entrada al país;   - Mejorar el sistema de fichajes en los puertos de entrada;   - Equipar a los agentes de la Patrulla Fronteriza con nuevo y mejores equipos para su seguridad.
 El plan también agregaba más recursos para los tribunales de inmigración con el objetivo de acelerar la deportación de extranjeros presentes ilegalmente en Estados Unidos. E incluía:
    - Crear una comisión bipartidista que investigue la situación de la seguridad en la frontera y emita recomendaciones para mejorarla en caso necesario;   - Que la verificación y mejoras sean alcanzadas en un plazo de 12 meses (un año) contado a partir de la promulgación de la reforma;   - Prohibir que los estados y/o municipios promulguen sus propias normas y sanciones en materia de inmigración y que éstas perjudiquen las políticas federales;   - Proteger a las comunidades indígenas que habitan en la zona fronteriza y que se han visto afectadas por legislaciones locales.
Respecto a los centros de detención de inmigrantes, las recomendaciones demócratas añadidas estipulaban:
   - Mejorar los sistemas existentes para la detección, captura y encarcelamiento de personas indocumentadas;   - Mejorar el sistema de rastreo de personas que entran legalmente al país con visas temporales y deciden quedarse indocumentados;   - Revisar y mejorar el sistema de entradas y salidas de extranjeros US-VISIT);   - Sancionar a los extranjeros que entran con visa temporal a Estados Unidos y después del término de sus permisos se quedan ilegalmente;   - Aumentar las tareas de búsqueda y deportación de extranjeros indocumentados que han cometido crímenes y cumplen condenas en prisiones;   - Tolerancia cero para la entrada ilegal y la reinserción (deportados que vuelven sin permiso) en Estados Unidos;   - Capturar y deportar a los integrantes de pandillas, depredadores sexuales, coyotes o traficantes de personas, traficantes de armas y narcotraficantes;   - El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) tendrá más poder para confiscar bienes de traficantes de armas y personas detenidos y encarcelados;   - Se crearían nuevos delitos y condenas para personas que sean condenadas por tráfico de personas, fraude de identidad y contrabando humano.
 Carné biométrico
Respecto a la persecución de la contrata de indocumentados, la el borrador propuesta incluí:
   - Acabar con el empleo ilegal a través de un carné biométrico de Verificación de Empleo obligatorio;   - Identificar a todos los trabajadores del país sin excepción;   - El nuevo carné será a prueba de fraude y contendrá información proporcionada por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y la Administración del Seguro Social (SSA);   - Aumentar los castigos a los empleadores que resulten condenados por contratar a sabiendas a inmigrantes indocumentados;   - Las tarjetas de identidad serán emitidas 18 meses después de la fecha de promulgación de la presente propuesta. Las tarjetas contendrán un chip electrónico de micro-procesamiento con la información del portador;   - Crear un sistema de verificación de tarjetas en línea que funcione las 24 horas del día los siete días de la semana.
De la verificación de empleo
El plan también recomendaba:
   - Incrementar el sistema de verificación de empleo conocido como E-Verify;   - Que todas las empresas de Estados Unidos se suscriban al sistema para identificar a sus trabajadores;   - Los empleadores deberán contratar trabajadores autorizados por el E-Verify para laborar en el país;   - Los empleadores que no se suscriban al programa serán sancionados. Si un empleador no registrado resulta responsable de una contrata ilegal, el castigo será mayor;   - Los trabajadores verificados y autorizados recibirán la nueva tarjeta de identidad;   - Auditorías permanentes al sistema de verificación.
La vía de legalización
El borrador entregado por los demócratas en abril (versión ampliada del plan Schumer-Graham), ofrecía un programa de legalización con la condición de que primero deben cumplirse con los estándares de seguridad. Completado este requisito:
   - En un primer paso, los solicitantes de la amnistía deberán registrarse ante las autoridades como "inmigrantes potenciales", aceptar que revisen sus antecedentes penales y que les tomen las huellas dactilares;   - Luego deberán esperar ocho años para obtener su "estatuto de residente legal", el tiempo de que las autoridades consigan poner al día las miles de demandas de regularización legalmente presentadas anteriormente;   - Sólo los indocumentados que consigan demostrar que estaban en Estados Unidos antes de la introducción de la ley en el Congreso podrían optar a la legalización;   - Indocumentados que lleven tiempo en el país podrán regularizar sus permanencias;   - Podrán hacerlo sólo aquellos que pagan impuestos, sepan inglés y carezcan de antecedentes criminales;   - También deberán ser fichados y pagar una multa;   - Que admitan la falta de encontrarse indocumentados antes de iniciar el trámite de legalización;   - Una vez admitida la falta y autorizados para regularizar la permanencia, deberán colocarse al final de la cola en el servicio de inmigración a la espera de un cupo de visa disponible;   - El documento proponía una gran refundación de los visados de trabajo temporal, y facilita la estancia en Estados Unidos de los estudiantes universitarios extranjeros que cuenten con una oferta de trabajo firme.
©Univision.com*
Comentarios