Lo que le espera a Barack Obama

Univision.com | Nov 07, 2012 | 10:43 AM

¿Cuáles son sus tareas pendientes?

El presidente de EEUU, Barack Obama, que ha recibido el respaldo de la mayoría de estadounidenses para un segundo mandato, tendrá que unir ahora a un país enormemente dividido tras la larga, amarga y costosa campaña por la Casa Blanca.
El presidente reconoció durante su discurso de la victoria en el centro de convenciones McCormick Place de Chicago que le queda "trabajo por delante" para los próximos cuatro años.
En la lista de tareas pendientes, destacó la reducción del desorbitado déficit del país, la reforma del sistema tributario, la aprobación de una reforma migratoria y el final de la dependencia del petróleo extranjero.
No se olvidó tampoco de la necesidad de crear empleos en una economía renqueante y de poner en marcha medidas que ofrezcan oportunidades a la clase media, de la que se alzó en paladín durante su reñida pugna por la presidencia con el republicano Mitt Romney.
Pero el tema en torno al que articuló su discurso, y el hilo conductor de una noche en la que estuvo arropado por una audiencia fiel y entusiasta, fue la necesidad de una mayor unidad en el país.
"Esta noche, más de 200 años después de que una excolonia ganase el derecho a determinar su propio destino, la tarea de perfeccionar nuestra unión nos impulsa hacia adelante", dijo en el arranque de su discurso.
Al pueblo estadounidense, que enarbola la bandera del individualismo, le recordó que lo que permitió al país superar los momentos difíciles fue la convicción de que "aunque cada uno persiga sus sueños individuales" hay una familia estadounidense "que triunfa o fracasa junta, como una nación y como un pueblo".
Triunfó en un país que está dividido
La polarización que vive el país entre republicanos y demócratas se profundizó durante la reciente campaña presidencial, en la que tanto Obama como Romney se encargaron de subrayar sus diferentes visiones para el futuro del país.
Incidentes como el protagonizado por Romney durante un acto privado de recaudación de fondos en el que dijo, sin saber que estaba siendo grabado, que el 47% de los estadounidenses son unos parásitos sociales que viven del Gobierno ilustran la lucha entre esos dos mundos.
Obama acentuó también en sus discursos la distinción entre "nosotros", la clase media, y "ellos", los ricos y privilegiados como Romney. La propia radiografía de las coaliciones electorales de Obama y Romney es otra muestra de división.
Si Obama contó con el apoyo mayoritario de hispanos, afroamericanos, mujeres y jóvenes, Romney se ganó el favor de un gran porcentaje del voto de las personas blancas, en especial hombres.
Con ese panorama como telón de fondo, y la amenaza de nuevas luchas partidistas entre el Congreso y la Casa Blanca, Obama echa a andar su segundo mandato con un llamamiento a la unidad. "Espero en las próximas semanas y meses trabajar con líderes de ambos partidos para solucionar los desafíos que sólo podemos solventar juntos", indicó.
Tendió también una rama de olivo a Romney, al afirmar que espera sentarse con él pronto para ver cómo colaborar para impulsar el país hacia adelante.
Insistió también en que pese a "todas" las diferencias, la mayoría de estadounidenses comparte esperanzas comunes para el futuro de EEUU, como el deseo de que los más jóvenes crezcan en un país que les ofrezca la mejor educación posible y vivir en una nación "que no esté debilitada por la desigualdad".
Obama, que a falta de los recuentos finales ha obtenido al menos 303 de los 270 votos electorales necesarios para asegurar la presidencia, echó mano también del mensaje pronunciado durante la convención demócrata del 2004 en Boston que lo lanzó a la escena política nacional.

Victoria proyecta esperanza

La comunidad internacional expresó su esperanza de que la reelección de Barack Obama como presidente de EEUU impulse la recuperación económica mundial, además de estrechar la cooperación en temas como la crisis siria o el cambio climático.
La ayuda de Obama para fomentar la creación de empleo y crecimiento en su segundo mandato al frente de la mayor economía del planeta es una de las peticiones más repetidas por los numerosos gobiernos mundiales que ya han felicitado al vencedor electoral.
¿Qué opina de la victoria del presidente Barack Obama? Participe en el Foro Destino 2012.
La prensa también ha reaccionado al triunfo de Barack Obama en las urnas. "La noche de Obama", titulaba el New York Times, señalando que pese a "poderosos vientos en contra en el plano económico", además de "una rígida resistencia de los republicanos en el Congreso" y "un torrente sin precedentes de publicidad" negativa, "la nación decidió dar una segunda oportunidad" a Obama. Esta victoria es también una "ratificación de su vasta reforma del sistema de salud".
El cotidiano subraya sin embargo que el jefe de Estado "se encuentra ante un país profundamente dividido", con los republicanos que conservan su mayoría en la Cámara baja y los demócratas en el Senado.
La prensa le exige
Por su parte, el Washington Post advierte desde su portada que el presidente enfrenta ya una "dura agenda": con una economía "todavía lejos de ser lo sólida que había prometido" y el inminente problema de la deuda que culminará en diciembre con la expiración del "muro presupuestario".
Este acuerdo alcanzado entre demócratas y republicanos en el verano boreal de 2011 prevé que, en ausencia de un acuerdo de aquí a fin de año sobre la forma de reducir la deuda pública, un cierto número de medidas de reactivación y de reducciones de impuestos caducarán el 1º de enero, entrando en vigor reducciones automáticas de gastos públicos.
The Wall Street Journal insiste también sobre el famoso dique presupuestario, subrayando que el presidente -reelecto pese a una "nación destrozada por un declive económico prolongado"- tendrá "poco tiempo para saborear su victoria".
El cotidiano económico neoyorquino pronostica para los próximos meses una batalla del mismo tenor que el "gran regateo" que se produjo el año pasado y llevó al país al borde de la parálisis gubernamental.
The Chicago Tribune, que constata que aunque esta "dulce victoria" de Obama está lejos de tener la amplitud reconfortante de la de cuatro años atrás, valida su ley de seguro de enfermedad, su reforma de Wall Street y el retiro de las tropas de Afganistán. Sin embargo, "23 millones de estadounidenses continúan sin empleo o en busca de un mejor trabajo", recuerda el cotidiano.
En la costa oeste, Los Angeles Times se interroga si "los dos campos aprenderán a hallar compromisos" subrayando que la primera prueba será resolver el problema del muro presupuestario.
©Univision.com
Commentarios