Estados Unidos dividido elige presidente

Univision.com | Nov 06, 2012 | 7:51 AM
Voto de electores de ... Voto de electores de ...
3 Pausar Auto Play

Noticiero Univision. Ningún candidato republicano ha ganado las elecciones en los tiempos modernos sin ganar el estado de Ohio.

Además del inquilino de la Casa Blanca, los estadounidenses renuevan la Cámara de Representantes y un tercio del Senado

Se acabó el plazo. Los estadounidenses eligen este martes presidente entre el actual mandatario, el demócrata Barack Obama y el republicano Mitt Romney. Ambos contendientes llegan a las urnas empatados con 48%-49% de las preferencias cada uno en una de las carreras más reñidas de la historia, y también una de las más caras.
El empate, dijo el diario The Washington Post el domingo, también se observa entre los votantes independientes, incluso aquellos no registrados como demócratas y/o republicanos. Hasta el mes pasado ese dato no se veía reflejado en las muestras.
Su derecho al voto. Ayudas en caso que lo necesite, estado por estado.
“En una contienda tan cerrada cualquier escenario puede producirse”, dijo a Univision.com Maribel Hastings, asesora ejecutiva de America’s Voice.
La cadena CNN estimó que el empate entre Obama y Romney puede traducirse en un fracaso de ambas campañas, y puntualizó que en la recta final de la carrera ninguno de los candidatos fue capaz de presentar “un argumento lo suficientemente convincente” como para tomar distancia del margen de error en las encuestas, calculado más o menos 3.5%.
El empate también se refleja en las encuestas que midieron la intención de voto en los llamados “estados bisagra” o “swings states”, entre ellos Ohio y Florida, que sin duda serán determinantes este martes.
“Sea cual fuere el caso, lo cerrado de esta contienda responde particularmente al descontento de muchos votantes con la economía bajo la administración del Presidente Obama, pero al mismo tiempo a la desconfianza de que las propuestas del gobernador Romney en este frente vayan a resolver el problema”, dijo Hastings.
¿Qué opina de la campaña presidencial de Estados Unidos? Participe en el Foro Destino 2012.
Votos electorales
La presidencia de Estados Unidos no se gana con el voto popular, sino con los votos del colegio electoral. De los 538 en juego, se requieren 270 para conquistar la Casa Blanca.
Según un análisis de The Associated Press, Obama llega este martes con 249 votos asegurados al ganar 19 estados que, “o bien son consistentemente demócratas o bien se inclinan a apoyarlo”, entre ellos Iowa, Nevada y Pennsylvania, además del Distrito de Columbia (la capital). Y Romney suma 206 votos electorales ganando en 23 estados que son terreno republicano o tienen una fuerte inclinación, entre ellos Carolina del Norte.
La agencia agrega que hay 83 votos en juego y determinantes en Colorado, Florida, Ohio, Nueva Hampshire, Virginia y Wisconsin, y en todos estos estados se registra un virtual empate, por lo que los pronósticos, horas antes de los comicios, son reservados.
“No deja de preocupar la marcada división electoral que vemos en el perfil de los votantes, con Romney apelando principalmente a los electores blancos y mayores, y Obama apelando a las minorías jóvenes. No obstante, una vez finalizada la elección, me parece –y no quiero pecar de excesivo optimismo, gane quien gane el martes los políticos tendrán que demostrar voluntad para trabajar de forma bipartidista y avanzar una agenda que beneficie a los estadounidenses”, dijo Hastings.
Para el activista Jorge Mario Cabrera, director de comunicaciones de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Angeles (CHIRLA), “esperamos que en los lugares donde las contiendas son tan cerradas, el voto de la mujer, del inmigrante y de los independientes pueda ayudar a nuestra nación a emprender un camino más cooperativo, con liderazgo menos empecinado en derrotar al otro partido en vez de trabajar en soluciones sensatas a los temas que más nos afligen”.
En cuanto al impacto del voto hispano en la contienda presidencial, Cabrera dijo que “a pesar de que no es considerado importante el resto del año, en estas elecciones nacionales se espera una participación histórica, y eso solamente nos puede ayudar a incrementar nuestro poder político local, estatal y nacional”.
La Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Electos y Nombrados (NALEO) prevé que este martes 6 de noviembre acudirán a las urnas unos 12,2 millones de hispanos. En las elecciones presidenciales del 2008 de un total aproximado de 19 millones de latinos registrados para sufragar, 10.2 millones acudieron a las urnas y de ellos 6.7 millones votaron por el candidato demócrata Barack Obama.
Participación, pieza clave
Para la analista republicana Helen Aguirre Ferre, la participación este martes será clave para dilucidar el cerrado duelo por la Casa Blanca. “Es preocupante ver elecciones tan reñidas y el país dividido”, dijo a Univision.com. “Hasta cierto punto se debe a que el electorado no participa lo suficiente saliendo a votar en las primarias, por ejemplo, en donde se eligen los candidatos que van a la elección general. A veces solo los extremos votan en las primarias y eso se refleja luego en la elección general (…) Si el centro participara en todo el proceso electoral, creo que veríamos menos divisiones” y que “los candidatos serian otros”.
Aguirre reiteró que la economía sigue siendo tema central de la contienda, y citó que el último informe de empleo muestra que la tasa de desempleo entre hispanos creció al 10%. Y citó que, pese a ello, los hispanos siguen apoyando a Obama, aunque el presidente “favores no les ha hecho” a los latinos.
“Lo que sí han hecho los demócratas es un trabajo notable en mantener cerca a la base del partido estimulándola a votar”, apuntó. “Lo han estado haciendo por más de un año, ya que Obama no tuvo primaria. Aunque haya sido por motivos cínicos, como dijo el Gobernador Jeb Bush, la decisión de la Acción Diferida de Obama tuvo el efecto deseado haciendo al hispano sentirse apreciado. Políticamente fue una decisión magistral”, comentó Aguirre.
Al revisar los altibajos de Romney, la analista republicana citó el desgaste experimentado durante una “primaria larga y ardua”, que la campaña “esperó demasiado tiempo” para arrancar y el “salto cualitativo” conseguido en el primer debate presidencial televisado del 3 de octubre.
Antes del primer debate celebrado en Denver, Colorado, Obama tenía una ligera ventaja sobre Romney conseguida después de las convenciones nacionales de ambos partidos registradas en Tampa, Florida, y Charlotte, Carolina del Norte. Después del 3 de octubre Romney empató en las preferencias a Obama y no han vuelto a distanciarse lo suficiente como para que alguno garantizara una victoria anticipada.
“No sería sorprendente que se cuestione más el uso del colegio electoral o el voto no popular después de esta elección, gane quien gane”, dijo Aguirre.
La crisis de 2000
La elección de 2000 de resolvió tras una tensa y larga espera por la adjudicación de los 29 votos electorales del estado de Florida al entonces candidato republicano George W. Bush, quien venció la reñida contienda por 271 votos contra 266 conseguidos por el entonces vicepresidente demócrata Al Gore.
De acuerdo con el sistema electoral de Estados Unidos, es el voto electoral quien determina el ganador y no el voto popular. Bush ganó en 2000 con 271 votos electorales y consiguió 50.455,1456 sufragios, equivalente al 47%, mientras que Gore obtuvo 50.992,335 sufragios o 48% de los votos emitidos.
Doce años más tarde el fantasma reaparece a causa del empate que sostienen Obama y Romney. The Associated Press peviene Estados Unidos, una vez más, “podría verse obligado a esperar semanas antes de saber quién será el ocupante de la Casa Blanca”.
La agencia agregó que a diferencia de 2000, este año el problema es que podría haber muchos votos observados y ausentes que la ley no permite contabilizar hasta 10 días después de la elección.
"Si la elección es muy cerrada en Ohio, pasarán por lo menos algunas semanas" hasta conocer el resultado en este Estado clave, dijo Rick Hasen, experto en derecho electoral de la escuela de leyes de Irvine, Universidad de California, y autor de "The Voting Wars", citó The Associated Press.
Juan José Gutiérrez, presidente del movimiento Vamos Unidos USA, en Los Angeles, California, dijo a Univisión.com que, dado lo cerrado del duelo de este martes, la espera por los resultados “podría repetir el fantasma del 2000”, pero dijo confiar en que esta vez “existe una mayor experiencia para evitar que esto suceda. Los dos partidos están alertas para que no se repita este fiasco”.
A la pregunta de qué o quién al final de cuentas decidirá la contienda, el activista pro inmigrante dijo que “serán tres factores: el voto independiente, el voto latino (estimado en 12,2 millones) y la campaña que tenga la mayor capacidad para movilizar a sus bases para que voten”.
En cuanto a si el resultado de la elección presidencial se verá reflejado en la elección de la Casa de Representantes y un tercio del Senado, el analista Fabián Núñez dijo que “no creo que cambie mucho. Los demócratas mantendrán el control del Senado y los republicanos la Cámara de Representantes”, en proporciones muy similares a las que registran en estos momentos y que fueron establecidas en la elección de medio tiempo de 2010.
Los republicanos controlan la Cámara con 242 asientos frente a 193 demócratas. El Senado lo controlan los demócratas con 51 butacas frente a 47 republicanos y dos independientes.
La otra elección
Además de elegir presidente, los estadounidenses votarán este martes por un nuevo Congreso (la totalidad de la Cámara de Representantes y un tercio del Senado), 13 gobernadores en igual número de estados y 177 referendos.
La Cámara de Representantes consta de 435 puestos y está controlada por los republicanos, con 242, ganados en la elección del primer martes de noviembre de 2010. La duración del cargo es de dos años al término de los cuales vuelve a elegirse una cámara en su totalidad.
El Senado se compone de 100 asientos y cada uno funge por espacio de seis años. Cada dos años se renueva un tercio de esta Cámara.
Encuestas locales revelan que en al menos 80 estados la contienda será reñida entre candidatos republicanos y demócratas, al igual que la carrera por la Casa Blanca.
Sondeos también muestran que el número de legisladores latinos en la Cámara de Representantes pudiera aumentar de 24 a 31, la mayor cifra en la historia, y que en el Senado podría aumentar de 2 a 3 (por ahora los senadores Marco Rubio, de Florida, y Bob Menéndez, de Nueva Jersey).
En cuanto a los referendos, este martes 6 de noviembre 37 estados consultan a los electores temas como la pena de muerte, las bodas entre personas del mismo sexo, apoyo de gobiernos a clínicas de aborto, la eutanasia o legalización de la marihuana medicinal.
El calendario electoral agrega que la confirmación del presidente electo se anunciará el 17 de diciembre. La toma de posesión se hará el 20 de enero frente al Capitolio.
©Univision.com
Commentarios