Artículo de opinión por el gobernador Mitt Romney

Univision.com | Nov 04, 2012 | 10:07 PM

Mi visión para América

Mañana es el Día de las Elecciones. Las últimas horas de una campaña tienen una dinámica propia. Muchos votantes han sabido ya por algún tiempo por quién van a votar. Otros apenas están dejando a un lado las exigencias de la vida diaria y considerando el impacto que sus votos tendrán en sus vidas, las vidas de sus hijos, y el rumbo del país que amamos. Les pedimos que miren más allá de los discursos, los ataques y los anuncios. Miren el récord, los logros y fracasos, y las decisiones. Las palabras son baratas. Un récord es real y se gana con esfuerzo. El cambio no se puede medir en palabras, sino en logros. Hace cuatro años, cuando era candidato, Barack Obama prometió hacer mucho, pero se ha quedado muy corto. Prometió ser un "presidente no partidista", pero se convirtió en el más partidista – culpando, atacando, dividiendo. Iba a concentrarse en la creación de puestos de trabajo. En su lugar, se enfocó en Obamacare, que contribuyó a eliminar empleos. Dijo que iba a reducir el déficit federal a la mitad, pero lo duplicó.
Dijo que la tasa de desempleo sería ahora de 5.2%; el viernes, nos enteramos que es de 7.9% – eso es 9 millones de empleos menos de los que prometió. Los estadounidenses de ascendencia hispana han sido afectados desproporcionadamente por el fracaso del presidente en hacer que nuestra economía vuelva a crecer. Durante la mayor parte de la presidencia del señor Obama, la tasa de desempleo de los hispanos se ha mantenido en o cerca del 10%. Eso es inaceptable. El presidente Obama prometió el cambio, pero no pudo lograrlo. Yo prometo el cambio, y tengo un récord de lograrlo. He construido un negocio, y he salvado otro. Ayudé a poner de nuevo en marcha los Juegos Olímpicos. Y con una legislatura demócrata, ayudé a transformar mi estado de tener un déficit a tener un superávit, de perder empleos a crear empleos y de aumentar los impuestos a mejores sueldos. Por eso estoy postulado para presidente. Yo sé cómo cambiar el rumbo del país, cómo balancear el presupuesto, cómo crear empleos y cómo aumentar los sueldos. Lograr un cambio genuino no es algo de lo que solo hablo - es algo que he hecho. Y es lo que voy a hacer cuando sea presidente de los Estados Unidos. Personas a través del país están respondiendo a nuestro plan para la creación de empleos. Entre las cosas que me propongo hacer es impulsar el comercio, especialmente con América Latina. Le pediré al Congreso la Autoridad de Promoción Comercial, un poder que cada presidente ha utilizado o solicitado desde su creación en 1974, con la excepción del Presidente Obama. Los hispanos en los Estados Unidos son una fuerza mayor en la pequeña empresa, que a su vez es el principal motor de la creación de empleos en nuestro país. Tengo la intención de poner en marcha una revisión exhaustiva de todas las regulaciones de la era Obama con miras a eliminar o reparar las que están eliminando empleos e hiriendo a las pequeñas empresas. Cada hispano que es dueño de una pequeña empresa y cada persona que ayuda a crear empleos sabrá que, por primera vez en cuatro años, el gobierno de los Estados Unidos es amigo de los negocios y apoya los puestos de trabajo y salarios más altos que esos negocios aporta a nuestros conciudadanos. Voy a trabajar día y noche para asegurarme que los niños hispanos tengan acceso a una buena educación, universidad asequible, y un trabajo bien remunerado después de graduarse. Voy a reformar el Medicare y Seguro Social para que no le fallen a esta generación o a las futuras. Yo le daré a cada persona el control de las decisiones sobre su cuidado de salud, no a un puñado de burócratas en Washington. Y voy a lograr lo que el presidente Obama prometió, pero ni siquiera intentó lograr - un acuerdo bipartidista sobre la reforma migratoria. Estamos a un día de un nuevo comienzo. A un día del primer día de un nuevo comienzo. Si hay alguien preocupado porque los últimos cuatro años son lo mejor que podemos hacer, si hay alguien que teme que el Sueño Americano se desvanece, si hay alguien que se pregunta si trabajos mejores y cheques de pago mejores son cosas del pasado, tengo un mensaje claro e inequívoco: con el liderazgo adecuado, Estados Unidos va a recuperarse.
Los estadounidenses no se rinden. Nosotros construimos, aspiramos, escuchamos a esa voz interna que dice: "Podemos hacerlo mejor". Un trabajo mejor; una vida mejor para nuestros niños; un país mejor y más grande.
La puerta a un futuro mejor está ahí, abierta, esperando por nosotros. Necesito su voto, necesito su ayuda. Camine conmigo, caminemos juntos. Tengamos un nuevo comienzo.

My Vision for America

Tomorrow is Election Day. The closing hours of a campaign have a dynamic of their own. Many voters have known for some time who they will vote for. Others are just now putting aside the demands of daily life and considering how their vote will affect their lives, the lives of their children, and the course of the country we love. We ask you to look beyond the speeches and the attacks and the ads. Look to the record, the accomplishments and failures, and the judgment. Words are cheap. A record is real and earned with effort. Change cannot be measured in speeches; it is measured in achievements. Four years ago, candidate Obama promised to do so very much, but he has fallen so very short. He promised to be a “post-partisan president" but he became the most partisan-- blaming, attacking, dividing. He was going to focus on creating jobs. Instead, he focused on Obamacare, which killed jobs. He said he was going to cut the federal deficit by half; then he doubled it.
He said that the unemployment rate would now be 5.2 percent; on Friday we learned that it is 7.9 percent -- it is 9 million jobs short of what he promised. Americans of Hispanic descent have been hit particularly hard by the President’s failure to get our economy growing again. For the most part of Mr. Obama's presidency, the unemployment rate among Hispanics has remained at or near 10 percent. That is unacceptable. President Obama promised change, but he could not deliver it. I promise change, and I have a record of achieving it. I built a business, and turned around another. I helped put an Olympics back on track. And with a Democrat legislature, I helped turn my state from deficit to surplus, from job losses to job growth, and from higher taxes to higher take-home pay. This is why I am running for president. I know how to change the course the nation is on, how to get us to a balanced budget and how to build jobs and rising take-home pay. Accomplishing real change is not something I just talk about -- it is something I have done. And it is what will do when I am President of the United States. People across the country are responding to our comprehensive plan to create jobs. Among the things I intend to do is to boost trade, especially with Latin America. I will ask Congress for Trade Promotion Authority, a power every president has used or requested since it was first created in 1974, with the exception of President Obama. Hispanic Americans are a major force in small business, which is itself the biggest driver of employment in our country. I intend to launch a sweeping review of all Obama-era regulations with an eye to eliminating or repairing those that are killing jobs and hurting small businesses. Every Hispanic small-business person and every job creator will know that for the first time in four years, the government of the United States likes business and loves the jobs and higher wages business brings to our fellow Americans. I will work day and night to ensure that Hispanic children have access to a great education, affordable college, and a good paying job after graduation. I will reform Medicare and Social Security so that it doesn't fail this or future generations. l will grant you control of your healthcare decisions, not a bunch of bureaucrats in Washington. And I will achieve what President Obama promised you but did not even try to deliver -- a bipartisan agreement on immigration reform. We are one day away from a fresh start. One day away from the first day of a new beginning. If there is anyone worried the last four years are the best we can do, if there is anyone who fears that the American Dream is fading away, if there is anyone who wonders whether better jobs and better paychecks are things of the past, I have a clear and unequivocal message: with the right leadership, America will come roaring back.
Americans don't settle. We build, we aspire, we listen to that voice inside that says, “We can do better.” A better job; a better life for our children; a bigger, better country. The door to a brighter future is there, open, waiting for us. I need your vote, I need your help. Walk with me, walk together. Let us start anew.
©Univision.com
Commentarios