Estados Unidos celebra las elecciones más caras de la historia

Univision.com | Nov 04, 2012 | 12:19 PM

La campaña sucia también ha hecho presencia

Las elecciones presidenciales y legislativas del 6 de noviembre en Estados Unidos serán las más caras de la historia, con una factura total superior a los 6 mil millones de dólares, aseguró el Centro de Política Responsable (CRP).
Según lo que publica la agencia mexicana Notimex, el presidente demócrata Barack Obama y el ex gobernador republicano Mitt Romney, quienes rehusaron financiamiento público para evitar topes de gasto, recaudaron una cifra sin precedentes superior a los mil millones de dólares cada uno.
“En el nuevo paisaje de financiamiento de las campañas… estamos viendo niveles históricos de gasto, impulsados por grupos externos, dominados por un pequeño grupo de individuos que hace aportaciones extraordinarias”, dijo la directora del CRP, Sheila Krumholz.
En los comicios están en juego la Casa Blanca, los 435 escaños de la Cámara de Representantes, una tercera parte del Senado de 100 miembros, 11 gubernaturas y las respectivas legislaturas estatales.
Las elecciones presidenciales de 2008 costaron unos cinco mil millones de dólares, las intermedias de 2006 unos 2.85 mil millones de dólares, las de 2002 unos 2.18 mil millones de dólares, y la de 1998 sumó 1.61 mil millones de dólares.
La proyección de la nueva marca de gastos deriva en parte de una decisión de la Suprema Corte, según la cual, la Primera Enmienda de la Constitución prohíbe al gobierno fijar límites a empresas y sindicatos en sus gastos independientes para fines políticos.
La resolución del máximo tribunal provino del grupo Citizens United, debido a que la FEC prohibió divulgar un documental contra Hillary Clinton en el ciclo electoral 2008. Los magistrados conservadores de la corte fallaron a favor de Citizens United.
También aumenta el ritmo de gasto
El CRP estima que, a raíz de la resolución del máximo tribunal, los grupos externos erogarán 970 millones de dólares.
“No sólo el costo de las elecciones representa un récord, sino el ritmo de gasto ha aumentado en las semanas finales hacia las elecciones”, de acuerdo con el CRP y según la cita de Notimex.
Se estima que los gastos de publicidad política de grupos ajenos a las campañas aumentaron de 19 millones de dólares por semana a principios de septiembre a 33 millones de dólares por semana a inicios de octubre, y alcanzaron 70 millones a finales del mismo mes.
Sólo la carrera por la presidencia tendrá una factura de 2.6 mil millones de dólares, ligeramente menor que los 2.8 mil millones de dólares de 2008, pero el proceso completo alcanzará una nueva marca si se contabilizan las elecciones estatales y legislativas.
La legislación actual
Para los comicios a la Cámara de Representantes, de 435 miembros, el costo se estima en 1.8 mil millones de dólares, mientras que para el Senado –que tiene 100 escaños pero sólo la tercera parte está en disputa— el costo será de 743 millones de dólares.
Bajo las leyes actuales, una persona sólo puede aportar dos mil 500 dólares para las elecciones primarias y una suma similar para la elección general, es decir que las contribuciones personales a candidatos no pueden legalmente exceder los cinco mil dólares.
La ley permite a los estadounidenses aportar 15 mil dólares extras a los partidos políticos nacionales.
Además, cada persona puede dar cinco mil dólares a los llamados Comités de Acción Política (PAC), que son grupos que colectan dinero en apoyo a candidatos, pero tienen que ser transparentes y reportar sus fondos a la Comisión Federal Electoral (FEC).
Pero el ciclo electoral presidencial 2012 contó con una nueva figura, reforzada con el dictamen de la Suprema Corte de Justicia, los denominados Super Pac’s, manejados por corporaciones o sindicatos para canalizar dinero sin límite en respaldo a candidatos individuales.
Su única restricción es que no pueden tener una coordinación directa con las comités de campaña de los candidatos individuales, aunque sí pueden gastar en publicidad política negativa contra sus rivales.
La campaña sucia ha hecho presencia
Por otro lado, la presente campaña electoral estadounidense es una de las más reñidas de la historia reciente, lo que ha alentado los golpes bajos, la coacción e incluso la difamación entre los candidatos.
"Cuando una elección es tan apretada, esta clase de cosas cuentan", explica Kathleen Jamieson, directora del Centro de Políticas Públicas Annenberg de la universidad de Pensilvania, citó la Agencia France Press.
Especialmente en las últimas semanas de la campaña, a medida que los sondeos arrojaban un repetido empate o un margen muy pequeño de ventaja para el presidente Barack Obama o para el ex gobernador de Massachusetts y candidato republicano Mitt Romney, los incidentes aislados han ido en aumento.
La campaña de Romney lanzó la semana pasada un anuncio televisado en Ohio (norte), un estado clave, en el que aseguró que el fabricantes de los vehículos Jeep, que recibió ayuda del gobierno de Obama en el marco de un plan de rescate de la industria automotriz en 2009, estaba expandiéndose hacia China en detrimento de Estados Unidos.
La campaña Obama por su parte recibió las protestas de republicanos por asegurar que el ex gobernador, un ferviente mormón, iba a prohibir toda clase de abortos, a pesar de que Romney ha asegurado repetidas veces que acepta excepciones en caso de violaciones, de incesto o de riesgo para la vida de la madre.
En Florida (sureste), otro estado que puede inclinar la balanza el martes, los republicanos critican que la campaña demócrata acepte a inmigrantes indocumentados como voluntarios para recabar votos puerta a puerta.
En ese mismo estado, y en Virginia (este), las autoridades han abierto una investigación porque líderes republicanos locales habrían supuestamente contratado los servicios de empresas que destruían registros electorales de demócratas.

Los episodios más siniestros

Otros episodios son aún más siniestros, pero corresponden a candidatos locales de ambos partidos o a extremistas, como el dvd de origen desconocido que pretende tener pruebas de que la madre de Obama participó en sesiones sadomasoquistas.
"Tienes que ser un militante muy ferviente para creer en esta clase de difamaciones. No cambian el voto de nadie", explicó Jamieson a la AFP.
"Y existe el riesgo de enojar a más gente de la que movilizas", añadió.
Pero ante la dura competencia en los estados, a nivel nacional o local, la tentación es a veces demasiado fuerte, dijo el editor e FactCheck.org, Brooks Jackson.
"El nivel de falsedades o de distorsiones de los hechos que los candidatos llegan a alcanzar tiene más que ver con la cercanía de la elección y con lo que está en juego, más que cualquier otro motivo", explicó.
Cuando más caen en la tentación los dos partidos dominantes y sus candidatos a un cargo político, más organizaciones y personas sin control vulneran las reglas éticas.
Un candidato presidencial antiabortista, Randall Terry, difundió anuncios con fotos de fetos ensangrentados para vender sus aspiraciones.
Pero más serios políticamente son los intentos de obstaculizar el voto, organizados en estados, mediante el control de identidad.
Leyes de ese tipo fueron aprobadas en estados como Pensilvania (este), y luego invalidadas o confirmadas por los tribunales, que sin embargo no han tenido aún tiempo para analizar a fondo la cuestión.
Televisión, la gran ganadora
Un millón de anuncios. Más de 1,000 millones de dólares. Diez estados en juego.
Estas impactantes cifras relatan la historia del bombardeo publicitario por televisión durante la campaña presidencial de 2012. Nunca antes se había gastado tanto dinero en comerciales enfocados en tan pocos electores, publica en tanto The Associated Press.
Los anuncios de televisión fueron la principal herramienta de comunicación para las campañas del presidente Barack Obama y su rival republicano Mitt Romney, a pesar de la gradual pero persistente migración de los espectadores de la televisión a internet.
Aunque ambos equipos mantuvieron una robusta presencia en redes sociales y utilizaron publicidad en internet enfocada en electores basada en sus hábitos de lectura y compra, nada se acercó a la inversión que las campañas hicieron en típicos anuncios de 30 y 60 segundos que han definido las contiendas presidenciales durante casi medio siglo.
"La caída de la publicidad televisiva no ha sucedido y no se irá a ninguna parte en el corto plazo", dijo Erika Franklin Fowler, directora del Proyecto Medios de la Universidad Wesleyan, que rastrea la publicidad de las campañas. "La televisión es donde uno busca al elector persuasible e internet es lo que utilizas para mover tu base".
Las dos campañas presidenciales, los partidos políticos y sus grupos aliados independientes transmitieron 1,015,615 anuncios entre el 1 de junio y el 29 de octubre, encontró el proyecto de Wesleyan, casi 40% más que el número de mensajes que se transmitieron en el mismo periodo en 2008, cuando Obama derrotó al republicano John McCain por la presidencia.
La proliferación de los anuncios electorales se alimentó por un nivel sin precedentes de gasto. Los candidatos, partidos y diversos grupos invirtieron más de 1.080 millones de dólares en comerciales desde abril, de acuerdo con datos compilados por analistas de los medios de comunicación y proporcionadas a The Associated Press.
Pero los anuncios estuvieron dirigidos a un universo de electores más reducido.
Nueve estados —Colorado, Florida, Iowa, Nevada, Nueva Hampshire, Carolina del Norte, Ohio, Virginia y Wisconsin— vieron la vasta mayoría de anuncios, mientras que un décimo estado, Pensilvania, emergió al final de la contienda como un campo de batalla de los anuncios televisivos.

Los estados bisagra : la llave para la Casa Blanca

Los estados bisagra ("swing states"), que pueden decantar sus votos tanto por los republicanos como por los demócratas, tendrán el martes la llave de la Casa Blanca.
Destacan nueve de ellos donde la pugna es muy reñida.
Del total de 538 votos electorales, los estados indecisos eligen 110, que serán claves para determinar quién será el próximo presidente de EEUU.
El candidato ganador necesita un mínimo de 270 votos electorales.
Efe informa que estos son los nueve estados más reñidos, con el número de votos electorales que emiten y la situación para los dos candidatos, según los últimos datos calculados por la firma RealClearPolitics, que centraliza los sondeos diarios de todo el país.
- COLORADO (centro-oeste, 5.11 millones de habitantes)
Votos electorales: 9
Encuestas: Mínima ventaja de un punto para Obama. El demócrata (48.4 %) y el republicano (47.4 %), muy empatados.
- CAROLINA DEL NORTE (este, 9.65 millones de habitantes)
Votos electorales: 15
Encuestas: Ventaja de 3,8 puntos para Romney. El republicano registra una intención de voto del 49.8 %, por delante del 46 % para Obama.
- FLORIDA (sureste, 19.05 millones de habitantes)
Votos electorales: 29
Encuestas: Ventaja para Romney de 1.2 puntos. El republicano (49.1 %) por delante del demócrata (47.9 %).
- IOWA (centro, 3.06 millones de habitantes)
Votos electorales: 6
Encuestas: Ventaja de 2 puntos para Obama. El demócrata suma una intención de voto del 48 % y el republicano del 46 %.
- NEVADA (oeste, 2.72 millones de habitantes)
Votos electorales: 6
Encuestas: Ventaja para Obama de 2.7 puntos. El demócrata (50 %) adelanta al republicano (47.3 %).
- NUEVO HAMPSHIRE (noreste, 1.31 millones de habitantes)
Votos electorales: 4
Encuestas: Ventaja para Obama de 2 puntos. El demócrata (49 %) aventaja al republicano (47 %).
- OHIO (centro-este, 11.54 millones de habitantes)
Votos electorales: 18
Encuestas: Ventaja para Obama de 2.4 puntos. El demócrata consigue un 49 % de intención de voto, por delante de Romney con el 46.6 %.
- VIRGINIA (noreste, 8.09 millones de habitantes)
Votos electorales: 13
Encuestas: Mínima ventaja para Romney (0,5 puntos). Dibujan un casi empate técnico entre el demócrata (47.4 %) y el republicano (47.9 %).
- WISCONSIN (norte, 5.71 millones de habitantes)
Votos electorales: 10
Encuestas: Notable ventaja para Obama de 5 puntos. El demócrata consigue un 50 % en intención de voto y el republicano un 45 %.
En 2008, Barack Obama ganó en todos estos estados a su entonces rival republicano John McCain.
©Univision.com
Comentarios