ONU publica informe sobre atrocidades en Congo

AFP | Sep 29, 2010 | 3:22 PM

Investigación revive heridas que nunca fueron curadas

GINEBRA - La ONU publicará el viernes un informe sobre las atrocidades cometidas en República Democrática del Congo de 1993 a 2003, que ya levantó una polémica por el papel del ejército ruandés en esos hechos.
"Este informe refleja el compromiso de Naciones Unidas con el gobierno de RDC en sus esfuerzos por erradicar la cultura de la impunidad que permitió las violencias sexuales y otras graves violaciones de los Derechos Humanos", declaró Navanethem Pillay, Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.
Las filtraciones del proyecto del informe en agosto provocaron una gran controversia que retrasó su publicación para darle tiempo a los "Estados afectados" para hacer comentarios que serán añadidos al documento. El borrador, del que la AFP obtuvo una copia, acusa entre otros el ejército ruandés de "numerosos actos de violencia graves cometidos contra hutus en 1996 y 1997".
Estos hutus se refugiaron en RDC tras la llegada en el poder en 1994 en Kigali de la rebelión del Frente Patriótico Ruandés (FPR) que puso fin a un genocidio que dejó a unos 800.000 muertos, según la ONU, sobre todo entre la minoría tutsi.
Lista de violaciones
En un primer momento, Kigali amenazó con retirar a sus 3,550 soldados de paz de Sudán. Pero la irritación inicial dejó paso al apaciguamiento tras un visita relámpago a Ruanda del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon. El gobierno ruandés confirmó la semana pasada que mantendrá a sus tropas en el marco de la misión de paz en Sudán.
El informe, de más de 500 páginas, establece la lista de las violaciones más graves de los derechos humanos cometidas sobre el territorio del ex Zaire entre marzo de 1993 y junio de 2003 y ambiciona ser "un primer paso hacia un ejercicio de verdad a veces doloroso pero necesario".
Esta metodología rigurosa, llamada "mapping", describe unas 617 violaciones graves que han dejado decenas de miles de muertos, así como su contexto y las regiones específicas en las que se han cometido.
Sin embargo, este ejercicio "no tiene como objetivo atribuir responsabilidades individuales ni culpar a un grupo más que otro", indica la Alto Comisionada en su prólogo.
Masacres organizadas
"Este informe es muy poderoso, en la medida en la que documenta con detalle los eventos sobre un periodo de diez años", analiza Carina Tersakian, de Human Rights Watch (HRW). "Cuando lo leemos, es increíblemente chocante, el horror y la magnitud de la violencia", asegura.
En uno de sus puntos más controvertidos, el informe menciona masacres "organizadas según un esquema casi idéntico para matar a un máximo de víctimas" hutus en la región de Walikale por las fuerzas ruandesas.
Con el pretexto de repatriarlos a Ruanda, los soldados reagrupaban a refugiados hutus y "disparaban contra ellos de forma indiscriminada con armas pesadas" o los golpeaban, según el informe.
En el informe al que ha tenido acceso la AFP, que según diplomáticos de la ONU sería la versión definitiva, se indica que "la cuestión de saber" si estos actos "suponen crímenes de genocidio ha levantado numerosos comentarios y permanece sin resolverse a día de hoy". Sólo podrá decidirlo "un tribunal competente, que decida caso por caso".
©AFP
Commentarios