Conquistando el Oeste: voto latino en Nevada, Colorado, Nuevo México y Arizona

Univision.com | Nov 02, 2012 | 12:19 PM

En algunos 'swing states' la reforma migratoria es más importante que la economía

WASHINGTON, DC  - Al armar el rompecabezas del mapa electoral de Estados Unidos, varios estados del Oeste que hasta 2008 fueron seguros bastiones republicanos y el voto latino los tornó a favor de Barack Obama en esos históricos comicios, están de nueva cuenta en la mira de las dos campañas enfrascadas en una lucha cuerpo a cuerpo por los 270 votos electorales que garantizan la presidencia.
En 2008 Obama, impulsado en gran medida por el voto latino, se alzó con Nevada, Colorado y Nuevo México, tres estados que en las dos elecciones previas, 2000 y 2004, estaban en la columna republicana. Incluso en Arizona, estado-hogar del aspirante presidencial republicano en 2008, John McCain, Obama perdió por apenas nueve puntos porcentuales. Cuatro años más tarde, algunos de los grupos de votantes que integraron la famosa coalición que catapultó a Obama a la presidencia no gozan del mismo entusiasmo, y una de las razones centrales es la lenta economía y el desempleo. Asimismo, el aspirante presidencial republicano, Mitt Romney, cuenta con el abrumador apoyo de los votantes blancos, razón por la cual Obama debe compensar con la movilización de otros sectores de votantes, particularmente los hispanos.
Hasta el momento, diversos sondeos colocan a Nevada y Nuevo México inclinándose a Obama, mientras otros colocan a Colorado en una lucha cerrada con la posibilidad de ir a cualquiera de los dos candidatos. En Arizona los sondeos favorecen a Romney.
El tema migratorio
Nevada y Nuevo México son gobernados por republicanos hispanos,  Brian Sandoval y Susana Martínez, respectivamente. Arizona es gobernado por la republicana Jan Brewer, y Colorado por el demócrata John Hickenlooper.
Son estados golpeados por el desempleo en diversos grados, y Nevada tiene la mayor tasa de desempleo del país, casi 12%, y uno de los mayores índices de embargos hipotecarios en la nación.
Curiosamente, a pesar de que el mensaje económico de Romney debería resonar entre los votantes latinos de estos estados, severamente golpeados por el desempleo, particularmente en Nevada, ese no ha sido el caso. Es el tema migratorio el que ha definido las percepciones de los votantes hispanos sobre los candidatos.
En Arizona incluso el tema migratorio ha sido catalogado como el más importante entre los votantes hispanos (55%) superando a la economía y los trabajos, según un reciente sondeo de la firma Latino Decisions.
Acción Diferida
La misma encuesta demostró, sin excepción, que el presidente Obama tiene el apoyo de los votantes latinos de los cuatro estados por amplios márgenes sobre Romney.
Aunque el presidente no pudo concretar en este primer término su prometida reforma migratoria, su decisión de amparar la deportación a los jóvenes indocumentados Soñadores (dreamers) mediante la Acción Diferida, ha sido uno de los principales motores de sus altos niveles de apoyo entre los votantes latinos de estos cuatro estados.
Entre tanto, la decisión de Romney de apoyar posturas migratorias de línea dura, por ejemplo, el concepto de autodeportación o su promesa de vetar el DREAM Act si llegara a sus manos, lo apartaron de los votantes latinos de estos estados y de otros a través del país. Incluso en Colorado y Nuevo México, que cuentan con votantes hispanos de tercera, cuarta y generaciones posteriores, las posturas migratorias de Romney cayeron como balde de agua fría entre los votantes hispanos y ahogaron su mensaje económico.
Campaña de registro
En Arizona, epicentro de la lucha contra medidas antiinmigrantes como la ley SB1070, organizaciones de base y nacionales se han enfrascado en intensas campañas de registro y movilización de votantes. En contiendas locales el esfuerzo comenzó a rendir frutos en 2010. Una de las pruebas de fuego se da este 6 de noviembre cuando el hispano Richard Carmona, compitiendo como demócrata, enfrenta al congresista republicano Jeff Flake por el escaño al Senado federal que deja vacante el senador republicano Jon Kyl.
Flake, ex promotor de un plan bipartidista de reforma migratoria, le dio la espalda a su propuesta e incluso votó en contra del DREAM Act en 2010.
De otra parte, el demócrata Paul Penzone intenta poner fin a 20 años de dominio del dudosamente célebre alguacil del condado de Maricopa, Arizona, Joe Arpaio, símbolo de atropellos y persecución de inmigrantes en Arizona y en el país.
Varios analistas coinciden en que un triunfo de Carmona podría impulsar las posibilidades de Obama de pintar de azul el estado tradicionalmente republicano de Arizona. Otros consideran que quizá no sea posible en esta elección, pero que poco a poco el estado le seguirá los pasos a California y el tema migratorio impulsará cambios políticos con los votantes latinos dirigiendo dicha transformación.
Que salgan a votar
La clave de Obama para repetir el triunfo en estos estados del Oeste, Nevada, Colorado, y Nuevo México, y de tratar de ser competitivo en Arizona está en la movilización de los votantes latinos en cifras que igualen o superen las que registró en el 2008.
Diversos sondeos nacionales dan a Obama un ventaja muy superior a Romney en la preferencia del voto latino, algunos incluso superando el 67% que logró en las elecciones del 2008. Pero el reto es que ese apoyo se traduzca en votos reales el 6 de noviembre.
Como en otras partes del país, grupos base y coaliciones nacionales no quieren dejar nada a la suerte. En el Oeste del país la organización Mi Familia Vota se ha dado a la tarea de registrar votantes y de informarlos para garantizar su participación en los comicios.
Asimismo, las campañas de ambos candidatos se han dejado sentir en las comunidades con oficinas, voluntarios y en los medios de comunicación con anuncios en español.
La influencia de amigos y familiares también es un arma de movilización y como se ha visto en otras partes del país, hispanos que no pueden votar están instando a familiares, amigos o conocidos que sí pueden a hacerlo por ellos.
Colorado supone nueve votos electorales, Nevada, seis, Nuevo México, cinco y Arizona 11.
Los 20 votos electorales de los primeros tres estados –dejando fuera a Arizona- son cruciales para Obama al armar el rompecabezas del Colegio Electoral y le quedan apenas cuatro días para completarlo.
Maribel Hastings es asesora ejecutiva de America's Voice.
©Univision.com
Comentarios