Tres muertos en tragedia de Halloween en Madrid

Univision.com | Nov 01, 2012 | 11:57 AM

Letal avalancha humana en estadio Madrid Arena

La noche de Halloween se tornó en tragedia en Madrid cuando el jueves de madrugada una fiesta para miles de personas fue escenario de una avalancha humana en la que tres chicas de entre 18 y 25 años murieron aplastadas y otras dos resultaron heridas, en estado muy grave.
La tragedia se desató hacia las cuatro de la madrugada "cuando se empezaron a recibir llamadas comunicando que se había producido una avalancha dentro del estadio Madrid Arena", local con capacidad para 10 mil personas donde se celebraba una macrofiesta de Halloween, explicó a la AFP una portavoz policial.
"Hay tres víctimas mortales por aplastamiento y dos heridas", agregó, precisando que las fallecidas eran todas mujeres nacidas entre 1987 y 1994.
La policía procedió a desalojar el local y abrió una investigación para determinar si se respetaron las medidas de seguridad. "Ahora mismo se están tomando declaraciones" a los testigos, precisó la portavoz.
Una sola puerta
"Había un tapón humano en la única salida que tienen, porque las demás estaban cerradas con precintos para que por ahí no saliera nadie", aseguró Sandra, una de las miles de jóvenes que asistieron a la fiesta, en declaraciones a la radio Cadena Ser, informó la Agencia France Press.
"Había una sola puerta, había un tapón humano con un montón de agentes de seguridad tirando de la gente", agregó. "La gente llorando, aplastada, y no había nadie allí que pudiera reanimar a esa chica: el camarero se ha subido a la barra y se ha puesto a reanimarla", afirmó la muchacha.
A media mañana los agentes, llegados al lugar a bordo de un furgón y varios automóviles policiales, habían cerrado el acceso al local mientras lo inspeccionaban ante la mirada atenta de periodistas, fotógrafos y cámaras de televisión.
Fernando Prados, médico jefe de guardia de los servicios de urgencia madrileños, estuvo presente en el momento de la tragedia.
"Hemos recibido una llamada hacia las cuatro de la mañana contándonos que había varias chicas inconscientes y cuando hemos llegado había cinco chicas de entre 18 y 25 años en parada respiratoria", declaró a los periodistas.
‘Pronóstico crítico’ para sobrevivientes
"Sobre ellas hemos realizado maniobras de reanimación y en tres de ellas hemos conseguido recuperar el pulso", sin embargo una pereció en el camino del hospital, añadió, precisando que las otras dos jóvenes heridas presentaban un "pronóstico muy grave". "Pronóstico crítico", enfatizó.
Aparentemente provocada por una bengala lanzada en el interior del estadio, según los primeros elementos de la investigación, la avalancha se habría producido en un pasillo del local, donde miles de jóvenes, muchos disfrazados para la ocasión, bailaban al ritmo de la música electrónica en una fiesta de temática terrorífica.
Al menos cinco personas fueron arrolladas por la multitud.
"Eran unas escaleras", afirmó a la televisión pública un testigo. "Había una avalancha de gente y se ve que se han tropezado, se han acumulado ahí y ha habido un aplastamiento", agregó.
Según otro testimonio, de un empleado en un local cercano, podría haber habido en el estadio más personas de lo permitido en el momento de la tragedia. "Nos han dicho que había demasiada gente, que se habían pasado con el aforo", declaró a la televisión.
Bajo el nombre de 'Thriller Music Park', los organizadores habían previsto en el Madrid Arena una fiesta con "atmósfera tétrica" y música electrónica a cargo de "los mejores DJ's del panorama mundial", según su página web. La noche debía contar asimismo con concurso de disfraces con el video "Thriller", de Michael Jackson, como temática.
¿Qué causó el pánico?
Según testimonios recogidos por Efe, el lanzamiento de petardos que finalmente terminó creando el caos, comenzó ya cuando los jóvenes participantes en la macrofiesta se encontraban bebiendo en el exterior, en una zona cercana al local, sólo que en el interior, y ya avanzada la noche, provocaron pánico.
Así lo confirmó a Efe Borja V., uno de los jóvenes que acudió a la fiesta y que se encontraba en el aparcamiento privado al aire libre que está próximo al lugar.
"Oímos un ruido, vimos chispas y luego mucho humo", afirmó el joven quien, sin embargo, asegura que ni él ni sus amigos se enteraron de los trágicos acontecimientos y continuaron en la fiesta hasta casi las siete de la mañana (06:00 GMT).
Los que estaban en el Madrid Arena, tuvieron peor suerte, porque aseguran, "era prácticamente imposible bajar a la pista". En esta fiesta, dicen, había acudido "todo Madrid".
Los jóvenes que acudieron a esta macrofiesta de Halloween, que tienen entre 18 y 25 años, se asustaron por el lanzamiento de los petardos y las bengalas, e intentaron salir desordenadamente del lugar.
Los testimonios de los asistentes coinciden en destacar el caos y el pánico que se produjeron en el recinto y que, según dicen, hizo que la situación se "fuera de las manos".
La gente estaba muy asustada, aseguran que se agolparon unos con otros y que "no se podía respirar".
El servicio médico se vio desbordado
Emergencias Madrid recibió el aviso desde el recinto, donde se celebraba una fiesta privada, y que cuenta con servicio médico, que se vio desbordado por el suceso.
La primera unidad sanitaria tardó dos minutos en llegar, según Emergencias Madrid, y a continuación llegaron cinco UVI móviles, cuatro ambulancias básicas y varios vehículos de apoyo.
En total 50 sanitarios atendieron a las jóvenes, cuatro de ellas de entre 18 y 20 años y una de 25 años.
La organizadora se defiende
El recinto que acogió la pasada madrugada la macrofiesta de Halloween en la que tres jóvenes fallecieron y dos resultaron heridas de gravedad cumplía los requisitos y no hubo exceso de aforo, según la empresa organizadora, Divertt S.L.
El vicealcalde de Madrid, Miguel Ángel Villanueva, dio a conocer en rueda de prensa este y otros datos facilitados por la compañía que alquiló las instalaciones a la empresa municipal Madrid Espacios y Congresos, propietaria del local, informó la agencia Efe.
Villanueva aseguró que, según Divertt S.L, no se superó el aforo permitido, que es de 10,600 personas, ya que se vendieron 9,650 entradas, pero aclaró que se abrirá una investigación para esclarecer los hechos.
En un comunicado previo, la empresa municipal Madrid Espacios y Congresos aseguró que "no se produjo ningún problema con los accesos de salida del recinto", que se utilizaron "con normalidad" tras el evento.
"Queremos dejar claro desde el primer momento, ante algunas informaciones que se están difundiendo, que el lamentable suceso ha tenido lugar por causas ajenas a la infraestructura, condiciones y seguridad del recinto", explica.
Un testigo relató que él y su grupo disfrutaban de la fiesta en el piso de en medio del Madrid Arena -nombre del recinto, donde se celebran también en ocasiones acontecimientos deportivos- porque "era prácticamente imposible bajar a la pista" ya que era una fiesta a la que había acudido "todo Madrid".
La propietaria del Madrid Arena afirma que antes de una celebración se verifica el cumplimiento de los requisitos necesarios, "y también se hizo en este caso, donde se comprobó que contaba con los requisitos legales y técnicos necesarios para celebrar un evento de estas características".
"No sólo no se produjo ningún problema con los accesos de salida del recinto, sino que éstos se utilizaron con normalidad por los asistentes al concierto a la finalización del mismo", añade el comunicado.
©Univision.com
Comentarios