Hasta 90 millones se quedarían sin votar

EFE | Oct 31, 2012 | 4:19 PM

Las trabas y la desilusión impedirán que muchos latinos y afroamericanos vayan a las urnas este 6 de noviembre

Millones de votantes, fundamentalmente de las minorías hispana y afroamericana, podrían no acudir a las urnas en Estados Unidos el 6 de noviembre por una serie de leyes electorales estrictas que han convertido el voto en más difícil o arriesgado para ellos.
A ello se une el poco entusiasmo por los candidatos presidenciales, el presidente demócrata Barack Obama y el republicano Mitt Romney, la desconfianza en las instituciones políticas o la simple apatía electoral entre quienes piensan que su voto no cambiará nada.
Según un análisis del Centro de Estudios Electorales Americanos, organización no partidista con sede en Washington D.C., unos 90 millones de estadounidenses no votarán el próximo martes.
"Hay desconfianza en los líderes, en los partidos políticos, falta de educación sobre el proceso electoral, el tono negativo de las campañas y sus mensajes, las mismas promesas que no se cumplen (…) la lista puede continuar", afirmó a la prensa Curtis Gans, director del centro.
¿Qué opina de las restricciones que algunos estados han interpuesto para dificultar el voto de las minorías? Participe en el Foro Destino 2012.
Electorado hispano
Pese a la apatía o desilusión de algunos votantes, según el Centro Hispano Pew el electorado hispano ha crecido en "tamaño e importancia" respecto a 2008 y en 2012, y ya son 23.7 millones los que pueden votar, lo que supone un incremento de más de cuatro millones respecto a las pasadas presidenciales, en las que terminaron votando 10 millones.
De acuerdo con las predicciones de la Asociación Nacional de Funcionarios Electos y Designados (NALEO), al menos 12.5 millones de hispanos votarán, mientras que el Southwest Voter Registration Project estima 10.5 millones.
En 2012, los latinos representan el 11% del total de los electores en el país y el "factor decisivo" en nueve estados clave, que suman 101 votos electorales de los 270 que se necesitan para llegar a la Casa Blanca.
Pregunta clave
"La gran incógnita a despejar en noviembre será cuántos realmente votarán y, si nos llevamos por las estadísticas demográficas, un aumento de población resulta en más votantes", explicó Mark Hugo López, director asociado del Pew Hispanic Center.
Según el experto, es difícil predecir si habrá una gran abstención del votante hispano en las urnas, y apunta que algunos grupos como los jóvenes, que acaban de cumplir los 18 años y son primeros votantes, o los latinos que viven en estados no considerados de "batalla", como California y Texas, podrían "no estar tan entusiasmados".
©EFE
Comentarios