Senadores presentaron nuevo plan de reforma

Univision.com* | Sep 30, 2010 | 9:02 PM

Proyecto legalizaría a millones de indocumentados

Los senadores demócratas Robert "Bob" Menéndez y Patrick Leahy entregaron el jueves al Sub Comité de Inmigración del poderoso Comité Judicial del Senado un proyecto integral de reforma migratoria basado en un amplio componente de seguridad nacional e incluye un regulado proceso de legalización que beneficiaria a millones de inmigrantes indocumentados.
La iniciativa apareció en la víspera del receso por las elecciones de medio tiempo del martes 2 de noviembre y por ahora no cuenta con el respaldo republicano pero podría ser debatido después de los comicios, entre el 3 de noviembre y mediados de enero, cuando asuma la nueva legislatura.
El 2 de noviembre los estadounidenses renovarán la Cámara de Representantes (435 curules) y un tercio del Senado (34 de 100 asientos) y 34 gobernadores. Los demócratas controlan ambas cámaras por estrecho margen.
De qué se trata
La propuesta de Menéndez-Leahy recomienda aumentar el número de policías en las agencias del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) encargadas de la frontera y el control de la inmigración indocumentada.
También pide simplificar las operaciones de la oficina de enlace de las comunidades fronterizas y revisar el sistema de visados de ingreso a Estados Unidos.
El plan sugiere sancionar como crimen agravado el fraude de pasaportes y visas, y revisar la política de asilo y refugiados.
En cuanto al tema del control de la inmigración indocumentada, pide revisar y ampliar el sistema de Verificación de Empleo (E-Verify) a cargo de la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS), mecanismo que coteja los datos de identificación de los trabajadores extranjeros con las bases de datos del DHS, Seguro Social (SSA), FBI y el servicio de inmigración.
Para el efecto, establece que en un plazo no mayor de cinco años todas las empresas que contratan personal extranjero estén inscritas en el programa federal, ideado como parte de las políticas de seguridad tras los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001.Menos rígido que Schumer
Si bien el plan Menéndez-Leahy es parecido a un borrador que hasta marzo redactaban los senadores Charles Schumer (demócrata de Nueva York) y Lindsey Graham (republicano de Carolina del Sur), no incluye la elaboración de un carné biométrico de verificación de empleo obligatorio, el que sería a prueba de fraude y contendría información proporcionada por el DHS y la SSA.
Agrega la recomendación de crear una comisión permanente que supervise el programa de trabajadores permanentes que califiquen eventualmente para un ajuste de estado.
Considera, además, agilizar la reclasificación de visas para familiares de trabajadores temporales y solicita revisar la política para el otorgamiento de visas humanitarias.
La reforma de Menéndez y Leahy descarta la posibilidad de una tarjeta biométrica para identificar a los extranjeros en Estados Unidos, pero a cambio exige al Departamento de Seguridad Interna que implemente un sistema para detener a aquellos que sobrepasan la validez temporal de sus visas.
Camino a la ciudadanía
Sobre el capítulo de legalización, el proyecto favorecería a todos aquellos indocumentados que se encuentran en Estados Unidos al momento de ser aprobado y promulgado, quienes deberán cumplir con los requisitos de elegibilidad vigentes.
Los antecedentes de los inmigrantes que califiquen serán revisados minuciosamente y, mientras esperan la aprobación por parte de las autoridades del DHS, podrán acceder a un permiso de trabajo temporal, además del pago de una multa de $1,000 por haber permanecido indocumentado en el país.
El proyecto Menéndez-Leahy agrega las propuestas de ley Dream Act, para estudiantes indocumentados con notas sobresalientes que ingresaron siendo niños a Estados Unidos, y AgJobs, que favorecería a unos tres millones de campesinos, la mayoría de origen mexicano.

La Ley del Sueño

El Dream Act fue presentado por primera vez al Congreso en 2001.
Pese a contar con apoyo bipartidista, la propuesta no ha conseguido los 60 votos necesarios para ser aprobado. El último debate sobre esta medida fue rechazado el martes de la semana pasada cuando el Senado, por 54 votos a favor y 43 en contra,  se negó a agregarla como enmienda a una ley de gastos militares.
El plan recomienda otorgar la residencia temporal a estudiantes con excelentes calificaciones que ingresen a la universidad o se alisten en las Fuerzas Armadas. Una vez graduados, obtendrían la residencia permanente y, cinco años más tarde, podrán iniciar el trámite de la ciudadanía.El AgJobs
En cuando a la propuesta AgJobs, ésta fue presentada por primera vez al legislativo en 2003 y señala que para poder participar en el programa los solicitantes tendrán que demostrar que han realizado tareas agrícolas en Estados Unidos durante un mínimo de 575 horas o 100 días a lo largo de 12 meses consecutivos durante el período de 18 meses.
Los solicitantes que cumplan con estos requisitos obtendrán la residencia temporal mientras trabajan para satisfacer los requisitos de la residencia permanente.
Una vez que el campesino adquiera la residencia temporal, el trabajador podrá desempeñarse en tareas no agrícolas, siempre que cumpla con los requisitos que rigen las labores de los trabajadores agrícolas extranjeros en el país.
El AgJobs señala que los campesinos, mientras tengan la residencia temporal, podrán seleccionar o cambiar de empleadores.
Serias advertencias
El proyecto de ley advierte que los extranjeros que obtengan la residencia temporal mediante este programa e incumplan los requisitos de trabajo agrícola para conseguir la residencia permanente, o no la solicitan en el plazo señalado, pueden ser expulsados.
También indica que podrá retirarse la condición de residente temporal y denegar la solicitud de residencia permanente a un extranjero en los siguientes casos: si el Departamento de Seguridad Interna (DHS) determina que dicha condición fue obtenida por medio de fraude o tergiversación voluntaria, si el extranjero comete un acto que lo convierte en inadmisible (de acuerdo con lo señalado en la Ley de Inmigración) o si es condenado por un crimen grave o por tres o más delitos leves siendo residente temporal.
En cuanto a la elegibilidad, el AgJobs también indica que se determinará por criterios similares a los que se han incluido en anteriores proyectos de ley de reforma, entre ellos un manejo del idioma inglés, el pago de impuestos, revisión de antecedentes penales y controles de seguridad para la verificación de identidades.
Los cónyuges e hijos menores de edad de las personas que hayan adquirido carácter provisional, serán elegibles para unirse a sus familiares legalizados.

Debate incierto

El debate de la reforma migratoria ha sufrido al menos cuatro fracasos desde 2006, el último el pasado martes cuando el Senado se negó a incluir una iniciativa demócrata que revivía el Dream Act para ser agregado a una ley sobre gastos militares.
En junio de 2006 el entonces liderazgo republicano canceló la convocatoria del Comité de Conferencia que armonizaba dos versiones, una de ellas autorizando un amplio plan de legalización para millones de extranjeros sin papeles de estadía legal.
En 2007 tras una votación en el Senado un proyecto bipartidista tampoco consiguió los votos necesarios y en marzo de 2008 un nuevo intento, esta vez con el apoyo de la Casa Blanca de George W. Bush tampoco avanzó en el legislativo.
Un año más tarde, durante la campaña presidencial, el entonces candidato Barack Obama ofreció la promoción de un plan de reforma durante el primer año de su mandato, pero la crisis financiera y los debates de las reformas de Salud y energética postergaron las discusiones.Promesa vigente
El reciente fin de semana, durante una entrevista que Don Francisco, presentador de Sábado Gigante,  le hizo al Presidente Barack Obama en uno de los jardines de la Casa Blanca, el mandatario renovó el compromiso que hizo en 2008 y dijo que no ha abandonado el tema de la reforma migratoria.
"Tenemos que solucionar este problema para que no tengamos la tragedia de que las familias sigan siendo separadas", dijo el mandatario. Y agregó: "Creo que eso es algo con lo que yo estoy muy comprometido, pero eso va a requerir, nuevamente, ayuda del otro lado (republicano). Y lo que sí quiero decirle a todos los televidentes aquí y la comunidad latina aquí en los Estados Unidos es: que esté muy claro; los Demócratas, incluyéndome a mí, estamos consistentemente a favor de un paquete de reforma migratoria comprehensiva; no hemos tenido apoyo de la otra parte; si no conseguimos la colaboración de la otra parte, es muy difícil para nosotros solucionar este problema".
Obama estimó además que es probable que después de las elecciones del martes 2 de noviembre "algunos de los Republicanos que habían apoyado una reforma migratoria comprehensiva en el pasado, quienes habían apoyado el Dream Act en el pasado, tal vez recapaciten y decidan que, en vez de hacer política con este asunto, tratar de arreglar el problema".
Menéndez y Leahy apuestan a que de desarrolle un debate antes del cambio de legislatura, en enero, pero no han dicho con cuántos votos cuentan en este momento para asegurar la aprobación del proyecto de ley de reforma migratoria comprensiva.
©Univision.com*
Commentarios