Investigan a empresas mineras por presuntos nexos con Los Zetas

EFE | Oct 31, 2012 | 2:04 PM
CIUDAD DE MEXICO - Tres empresas de la minería de carbón estásn siendo investigadas por las autoridades mexicanas por beneficiar presuntamente a los cárteles de la droga.
Según el matutino Reforma, que cita fuentes oficiales no identificadas, el grupo presuntamente involucrado en estas operaciones, en el estado norteño de Coahuila, son Los Zetas, uno de los más crueles del crimen organizado de México.
La información se conoce días después de que el exgobernador de Coahuila Humberto Moreira denunciara que grupos de "narcomineros" están explotando carbón en ese estado para venderlo a empresas intermediarias.
Moreira, expresidente del Partido Revolucionario Institucional (PRI), grupo político que asumirá el poder el próximo 1 de diciembre, hizo esos comentarios el pasado jueves después de que su hijo José Eduardo fuera asesinado por sicarios de Los Zetas.
En declaraciones posteriores, Moreira ha anunciado que en los próximos días presentará detalles sobre esas y otras denuncias.
Explotación ilegal 
Según Reforma, la explotación ilegal de estos recursos mineros genera al crimen organizado ingresos semanales de por lo menos 6 millones de pesos (unos $460,000), unos fondos que lavan mediante empresas legalmente constituidas.
Las tres empresas que están siendo investigadas por la Procuraduría General de la República (PGR), según el diario, son Impulsora JBN, Perforaciones Técnicas Industriales y Minera La Misión, "por su presunta participación en estos negocios ilícitos".
El mineral se vende a la empresa pública Comisión Federal de Electricidad (CFE) a través de la Promotora para el Desarrollo Minero (Prodemi), que opera en el estado de Coahuila, uno de los más afectados por el crimen organizado en México.
Otras actividades ilegales 
Las actividades del crimen organizado incluyen no sólo la producción y distribución de drogas, sino otras actividades ilegales como el secuestro, la extorsión y hasta el pirateo de música y películas.
Según las fuentes que informaron a Reforma, el principal operador de Los Zetas de este negocio es José Reynol Bermea, a cargo de varias minas de carbón en Coahuila, la principal región productora de ese mineral en México.
Una persona con los mismos apellidos, pero sin que se identificara su primer nombre, ya fue citado en el 2008 por un periódico de Coahuila en actividades carboníferas, aunque entonces no se establecían presuntos vínculos con el crimen organizado.
El secretario de Fiscalización y Rendición de Cuentas del Gobierno de Coahuila, Jorge Verástegui, declaró el pasado lunes que no hay indicios de que se haya detectado la presencia del crimen organizado en el negocio de la minería.
En declaraciones publicadas por el periódico local Vanguardia, Verástegui señaló que Prodemi, una empresa paraestatal, sólo compra el 20 por ciento del carbón de Coahuila, y el restante 80 por ciento es vendido directamente a CFE.
"En la Prodemi yo no he detectado eso (las actividades de "narcominería), yo ignoro si en el resto del universo de productores exista esa situación; ya estarán las instancias legales correspondientes para poder investigar eso", agregó.
No fue posible obtener reacciones de Prodemi ni de CFE. En Promedi informaron a Efe que el titular de la empresa, Marco Antonio Dávila, estaba fuera de la ciudad, y el portavoz de CFE no estaba disponible.
Las investigaciones surgen después de que el ex gobernador de Coahuila, Humberto Moreira denunciara y haciera corresponable del asesinato de su hijo a los "narcoempresarios" de la entidad.
José Eduardo  Moreira fue hallado muerto la tarde del 4 de octubre en el estado de Coahuila.
La entidad es una de las más afectadas por la violencia desatada por las bandas de narcotraficantes que se disputan el control del territorio para el trasiego de drogas hacia Estados Unidos.
El presidente Felipe Calderón declaró una lucha frontal contra las bandas del crimen organizado desde diciembre del 2006, cuando asumió el poder en  México.
Esa ofensiva y la guerra entre la propias bandas de narcotraficantes  ha dejado desde el 2006 más de 50 mil muertos. 
©EFE
Commentarios