Mexicano asume culpa por muerte de un agente de EU

EFE | Oct 31, 2012 | 5:19 PM

Asesinato en primer grado

TUCSON, Estados Unidos - Uno de los cinco acusados de la muerte del agente de la Patrulla Fronteriza de EE.UU. Brian Terry, ocurrida en diciembre de 2010, se declaró culpable de asesinato en primer grado.
Manuel Osorio Arellanes, un inmigrante mexicano originario del estado de Sinaloa, se declaró culpable del asesinato del agente federal ante un juez en la Corte Federal en la ciudad de Tucson.
Como parte del acuerdo con la fiscalía, Osorio Arellanes no enfrentará la pena de muerte, por lo que podría ser sentenciado a cadena perpetua.
Hechos ocurridos en 2010
Terry, murió en diciembre del 2010 cerca de la población fronteriza de Río Rico en la frontera de Arizona, durante un enfrentamiento con "bajadores", nombre que se le da a grupos de asaltantes que operan en la región y que roban a migrantes y traficantes de drogas.
Por lo menos dos de las armas encontradas en el lugar, fueron después relacionadas con la controvertida operación encubierta Rápido y Furioso, que permitió el cruce de más de 2.000 armas de fuego desde EE.UU. hacia territorio mexicano.
La familia de Terry indicó en un comunicado de prensa estar complacida con la declaración de culpabilidad del acusado, pero indicaron que este es solo el primer paso para lograr justicia en este caso.
"Seguiremos presionando al Gobierno para tener respuestas en la investigación", aseguró la familia.
Otro de las personas relacionadas con la muerte de Terry se encuentra detenida en México, mientras que otras tres todavía se encuentran fugitivas.
La sentencia a Osorio Arellanes será conocida en enero.
©EFE
Commentarios