Celebran el Día de los Muertos en LA

ImpreMedia Digital, LLC | Oct 29, 2012 | 10:58 AM

Cementerio Hollywood Forever recibió visitantes

Calaveras, zombis y lloronas, fueron algunos de los macabros personajes que se dieron cita en el Hollywood Forever Cemetery para celebrar como cada año el Día de los Muertos, una tradición arraigada profundamente en la cultura mexicana y adoptada y seguida por muchos en los Estados Unidos.
Muchos descendientes de origen mexicano han mantenido viva la costumbre milenaria de honrar a sus muertos, y la transmiten de generación en generación a pesar de vivir en otro país.
El cementerio Hollywood Forever recibió a miles de visitantes para celebrar esta festividad desde el mediodía. Los asistentes de todos los grupos étnicos pudieron observar una festividad muy antigua y de raíces indígenas, disfrutando además de las variedades gastronómicas de la comida tradicional mexicana.
Danzas prehispánicas
Una de las atracciones del evento fue la bendición maya y azteca, en las que miembros de distintos grupos de danzas se unieron para recorrer bailando todo el cementerio, en una especie de procesión.
Posteriormente, se presentó un diverso programa musical en tres escenarios denominados Esplendor, Plaza de los Ancestros y Muerte y Tradición, los cuales incluyeron música tradicional de la costa del sureste de México, danzas contemporáneas y presentaciones de grupos musicales de estilo moderno.
Pero, además de la música y la comida, el público tuvo la oportunidad de admirar la exhibición de los más de 100 altares, que presentaban una variedad de temas y estilos, todos con el sólo objetivo de honrar la memoria de los seres queridos ya desaparecidos.
"Este es el tercer año que venimos y es muy interesante todo lo que encontramos aquí", dijo Juan García, de Buena Park, condado de Orange. "Me llama mucho la atención la creatividad de las personas porque son unas obras bien planificadas con diferentes perspectivas que nos enseñan sobre la cultura".
Honran a seres queridos
Uno de los pocos altares dedicados a niños fue el que llevaba el nombre de Julia Luján, quien falleció de cáncer a la edad de ocho años en noviembre de 2008. Sus padres, Jim y Leann Luján, habían asistido anteriormente a la fiesta del Día de los Muertos en ese mismo cementerio y decidieron hacer un altar, con la ayuda de su amiga Graciela Rodríguez, para honrar la memoria de su hija y crear conciencia sobre esta enfermedad en la población infantil.
"Nuestra hija era una niña que siempre mostró un espíritu alegre, a pesar de su enfermedad. Algo que aprendí de esta experiencia es que los niños tienden a sentir menos lástima de sí mismos que un adulto, porque todo lo que quieren hacer es jugar y divertirse", dijo Luján, añadiendo que Julia fue su única hija. "Con este altar quiero mantener viva la memoria alegre y vivaz de nuestra hija".
Además de recordar a los seres queridos, organizaciones de defensa de los derechos ciudadanos utilizaron temas históricos para honrar a las mujeres.
El grupo Mujeres de la Tierra, que participó por segundo año consecutivo, utilizó el tema de Las Adelitas como una forma de crear conciencia sobre la opresión que sufren las mujeres, especialmente las que son víctimas de la violencia. Las Adelitas fue el nombre que recibieron las mujeres que participaron en la Revolución Mexicana.
"Nosotras, como latinas, somos como las Adelitas, por nuestro valor y nuestro coraje", dijo Irma Muñoz, presidenta de Mujeres de la Tierra. "Las mujeres latinas somos creadoras de historia, al igual que las Adelitas, pero en estos tiempos modernos somos poco apreciadas y nos catalogan con muchos estereotipos. Por eso es que queremos comparar la lucha de las Adelitas con la lucha de las mujeres y madres de esta época".
Tampoco faltaron los temas relacionados con la literatura, con el altar elaborado por los alumnos de la Escuela de Arte y Diseño de Otis College, quienes recrearon un altar con el tema de Alicia en el País de las Maravillas. Su altar estaba ubicado en la tumba del fundador de esa universidad, Harrison Gray Otis.
Durante el evento se realizó un concurso de disfraces de Calacas, por lo que se podían ver personas con ese atuendo, así como el de Catrinas, representación del esqueleto de las mujeres de la clase alta mexicana.
"Este es el segundo año que vengo y lo que me convenció para volver es el ambiente" dijo Blanca Banuelos, de Los Ángeles. "Esta celebración es bastante parecida a la tradición como se celebra en México".
©ImpreMedia Digital, LLC
Commentarios