Huracán Sandy se fortalece en el Atlántico

Univision.com | Oct 29, 2012 | 7:50 AM

Miles de vuelos, desde y hacia Estados Unidos, cancelados por la ‘megatormenta’

El Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Miami advirtió el lunes que el mortífero huracán Sandy sigue fortaleciéndose en aguas del Océano Atlántico con peligro de que genere una marejada ciclónica.
Nueve estados de la costa noreste de Estados Unidos se encuentran bajo estado de emergencia en espera del azote de la poderosa tormenta que esta noche girará hacia el oeste, cuando se junte con dos tormentas invernales que bajan desde el norte del Continente.
A las 11AM del lunes el centro de Sandy se ubicaba a unas 205 millas (330 kilómetros) al sureste de Atlantic City, Nueva Jersey y como a unas 260 millas (415 kilómetros) de la ciudad de Nueva York, con vientos sostenidos de 90 m/ph (150 k/ph). El meteoro se desplaza a una velocidad de 18 m/ph (30 k/ph), dijo el Centro en su último boletín.
Mira la trayectoria de la tormenta a través de una cámara de la NASA.
Los meteorólogos advierten que a lo largo de la costa entre Virginia y Massachusetts se registrarán vientos con fuerza de huracán, incluida la desembocadura del río Potomac.
Nueva York en vivo desde la Estatua de la Libertad.
El pronóstico de las 11AM del NHC reitera que la tormenta cambiará hacia un sistema frontal o de baja presión invernal antes de entrar a tierra, pero sin que se debilite.
Cancelan miles de vuelos
La ‘súper tormenta’ o ‘frankenstorm’, que se dirige a la costa noreste, obligó a cancelar miles de vuelos desde y hacia Estados Unidos, y alteró planes de viaje a miles de pasajeros que permanecen varados desde Hong Kong hasta Europa, reportó The Associated Press.
La gigantesca tormenta amenaza con paralizar casi totalmente los recorridos aéreos durante al menos dos días en una región crucial para los vuelos nacionales e internacionales, agregó.
American Airlines, JetBlue y Delta planeaban cancelar todas sus llegadas y salidas a los tres aeropuertos del área de Nueva York, el espacio aéreo más transitado en Estados Unidos.
Datos proporcionados el servicio de rastreo FlightAware, señalan que casi 7,500 vuelos habían sido cancelados entre el domingo y el lunes. El Aeropuerto Internacional de Filadelfia como el de Newark, un centro de operación de United Airlines, tuvieron más de 1,200 cancelaciones cada uno para los dos días.
The Associated Press reportó además que los retrasos se extendieron por todo Estados Unidos, afectando a viajeros en ciudades como San Francisco y Chicago, así como en Europa y Asia, donde las aerolíneas cancelaron o demoraron vuelos a Nueva York y Washington desde ciudades tan importantes como Berlín, París, Tokio y Hong Kong.
Los meteorólogos del NHC han advertido que la tormenta causará caos a lo largo de una franja de unas 800 millas (1,280 kilómetros)  (800 millas), desde la costa este hasta los Grandes Lagos.
Nueva York paralizada
La ciudad de Nueva York amaneció casi paralizada este lunes luego que las autoridades ordenaran el domingo el cierre de escuelas y la paralización del transporte público, además de la evacuación obligatoria de 375 mil personas que residen en zonas bajas de la ciudad.
La Bolsa de Valores también se encuentra cerrada, pero mantiene sus operaciones en línea.
Los pronósticos la madrugada del lunes eran cada vez más alarmantes. Los expertos temen que tras el fortalecimiento del huracán Sandy en el Atlántico y el efecto de luna, se genere una marejada ciclónica de entre 1.8 y 3.3 metros (entre 6 y 11 pies).
Las olas podrían inundar sectores del bajo Manhattan así como túneles del metro, y afectar la red subterránea de energía, líneas telefónicas y de Internet de alta velocidad que son vitales para el funcionamiento de la capital financiera de Estados Unidos.
La suspensión del servicio del metro comenzó el domingo a las 7PM, confirmó el portavoz de la Autoridad Metropolitana de Transporte, Charles Seaton. A las 9PM paralizó el sistema de autobuses.
Millones de neoyorquinos atestaron el domingo las tiendas para abastecerse de insumos básicos tales como agua potable embotellada, baterías para linternas y radios y alimentos enlatados.
El alcalde de la ciudad, Michael Bloomberg, tras emitir la orden de evacuación el domingo, formuló un llamado a las personas que decidieron quedarse en sus hogares y dijo que "si no evacuan, no sólo están poniendo su propia vida en peligro, también están poniendo en peligro las vidas de nuestros socorristas que quizás tengan que venir a rescatarlos".
El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, desplegó efectivos de la Guardia Nacional en la ciudad y Long Island mientras el presidente Barack Obama firmó una declaración de emergencia que autoriza al gobierno federal proporcionar apoyo y recursos al estado y a las autoridades locales.
Advierten daños cuantiosos
La agencia Reuters reportó el lunes que la denominada la ‘súper tormenta’ podría azotar duramente enormes ciudades con fuertes vientos, peligrosas inundaciones e incluso nevadas.
Las zonas del radio de afectaciones incluye Filadelfia, Nueva York, Nueva Jersey, Washington D.C., Baltimore y Pensilvania, incluso tan lejos como Nueva Inglaterra.
El domingo, el presidente Barack Obama declaró el estado de emergencia para el estado de Maryland a partir de este lunes, cuando se espera que el huracán llegue a la costa del Atlántico en horas de la tarde o la noche.
El mandatario ordenó a la Agencia Federal Administradora de Emergencia (FEMA) salvar vidas, proteger la propiedad y la salud públicas, así como prevenir o reducir catástrofes en Maryland, especialmente en la ciudad de Baltimore. FEMA nombró a Michael J. Lapinski como coordinador para esa operación.
El mandatario advirtió que debido a que el huracán Sandy se estaba moviendo con lentitud por las aguas del Océano Atlántico rumbo al noreste del país, "hay que tomárselo muy en serio".
Tras una reunión con miembros de FEMA, el presidente pidió a la población que siga las recomendaciones de las autoridades.
Obama prometió eliminar los obstáculos en la concesión de ayudas y material, y "dar la mejor respuesta posible a un sistema grande y complejo". Y agregó que "para cualquier cosa que necesiten, ahí estaremos (...) necesitamos ayudarnos unos a otros".
El presidente dijo que la emergencia desatada a causa de la tormenta pone en evidencia la necesidad de "responder rápido, en cuanto la información local empiece a llegar", de manera que se determinen las zonas que resulten más afectadas.
©Univision.com
Commentarios