Unos cien detenidos en El Cairo por acoso sexual en la fiesta del Sacrificio

EFE | Oct 28, 2012 | 5:53 PM

Buscan proyecto de ley para aumentar penas

Al menos 93 jóvenes fueron detenidos en El Cairo durante el primer día de la fiesta del Sacrificio, acusados de acosar sexualmente a mujeres egipcias y extranjeras, informó el diario estatal Al Ahram.
Según la fuente, los arrestos se practicaron el viernes en zonas de la capital normalmente frecuentadas por los jóvenes durante estos días de asueto, en los que las familias suelen salir a calles para visitar y reunirse con sus familiares.
Al Ahram subraya, asimismo, que el primer ministro egipcio, Hisham Qandil, ha anunciado que su Gobierno prepara un proyecto de ley para aumentar las penas a quienes cometan acoso sexual, que ha repuntado en el país durante esta fiesta, una de las más sagradas del calendario musulmán.
Acoso se ha extendido
El fenómeno, recurrente en las festividades en El Cairo pero que apenas aparecía en los medios de comunicación durante la ahora derrocada dictadura de Hosni Mubarak, se ha extendido de tal manera que este domingo ocupa las portadas de algunos periódicos nacionales.
Así, aparece tanto en el rotativo independiente Al Masry al Youm como en el opositor Al Tahrir, que publica una foto de varios jóvenes intentando tocar el trasero a dos chicas veladas.
Ante la creciente problemática, varios voluntarios han lanzado la campaña "He visto acoso" para denunciar, concienciar y registrar cada caso durante el Aid, que acabará mañana.
La activista Hala Mustafa, que participa en esa iniciativa, aseguró este domingo a Efe que esta fiesta está siendo escenario de "una campaña bien organizada del acoso sexual".
"Ahora, cuando los adolescentes, que suelen tener entre once y quince años, ven a una chica que quieren acosar utilizan un silbato para llamar a otros jóvenes e invitarles a que cacen a la víctima", señaló Mustafa.
Acosos verbales y físicos
Según pudo constatar Efe, durante este fin de semana y con motivo de las vacaciones por el Aid, grupos de menores han inundado el centro y otras zonas de la capital, donde las mujeres eran objeto de acosos verbales, e incluso físicos.
"Mozza" (chula) o "ishta" (crema de nata) son algunas de las palabras que más se escuchan estos días en el centro de El Cairo, donde en ocasiones los menores intenta tocar a las mujeres sin que la Policía actúe para impedirlo.
En este sentido, Mustafa lamentó el comportamiento "negativo" de la Policía cuando ocurre un caso de acoso sexual, y puso como ejemplo lo ocurrido el sábado a una colega suya, que fue acosada en el centro de El Cairo mientras intentaba concienciar a los ciudadanos sobre la gravedad de este fenómeno.
Con la ayuda de otros miembros de "He visto acoso", esta joven llevó al acosador a una comisaría, donde los agentes, entre los que había varios oficiales, "lo defendieron e intentaron impedir a la víctima que lo denunciara", se quejó Mustafa.
Esta activista consideró que el aumento del fenómeno se debe a la violación de los derechos de la mujer durante los años del régimen del expresidente Mubarak y a la extensión del pensamiento conservador musulmán wahabí (que rige en Arabia Saudí), que limita el papel de la mujer a casarse y tener hijos. 
©EFE
Commentarios