Noreste de EEUU se alista para el embiste de 'Frankenstorm'

Univision.com | Oct 28, 2012 | 9:28 AM
Huracán ‘Sandy’ amena... Huracán ‘Sandy’ amena...
3 Pausar Auto Play

Noticiero Univision. La amenaza de una ‘megatormenta’, cada vez más cerca de la costa este del país.

60 millones de residentes podrían verse afectados por inusual fenómeno meteorológico tildado de 'tormenta perfecta'

Una inusual y monstruosa tormenta seguía el domingo su paso por el Atlántico hacia la costa noroeste de Estados Unidos, donde varios estados encendieron las alertas, ordenaron evacuaciones y ultiman preparativos para la llegada del huracán Sandy, que antes de tocar tierra se juntará con una tormenta invernal que baja del territorio canadiense.
La poderosa tormenta recibió el nombre de 'tormenta perfecta' o 'Frankenstorm', en alusión a que se trata de la unión de dos frentes, el huracán Sandy que viaja por el Atlántico y una poderosa tormenta invernal que viaja desde el norte rumbo al sur.
Por lo general este tipo de fenómenos ocurre en mar abierto y es la primera vez que se registra en zonas densamente pobladas.
Los gobernadores de los estados situados en el corredor de mayor densidad demográfica en el país declararon el sábado el estado de emergencia, y advirtieron que el fenómeno traerá lluvias torrenciales y la acumulación de al menos medio metro de nieve.
"¿Sabes cuántas veces te dicen que ésta es la tormenta gigantesca que nos temíamos, pero no resulta ser tan grande?", comentó a The Associated Press Alice Stockton-Rossini mientras empacaba sus cosas para abandonar su casa situada en la comunidad de Ship Bottom, a pocos metros del océano Atlántico. "Me sobrecoge pensar que la gente no preste atención esta vez, pensando que se trata de otra falsa alarma y la única vez que uno tiene que tomarse las cosas en serio, uno no lo haga. Ésta podría ser la grande", agregó.
La huella de Sandy
A su paso por el Mar Caribe, el huracán Sandy dejo una estela de muerte en Jamaica, Cuba y Haití, desde donde se reportan más de 40 muertos y daños de consideración.
Al salir de Cuba el huracán se debilitó a la categoría de tormenta tropical, pero las tibias aguas del Atlántico le permitieron recobrar fuerza y volver a convertirse en huracán de categoría 1 en la escala Saffir-Simpsom (de un total de cinco).
Los meteorólogos estiman que Sandy entre el lunes y el martes se junte con una poderosa tormenta invernal que baja desde el norte y se convierta en un sistema híbrido con vientos que superarán las 80 millas por hora. El martes por la mañana castigará probablemente la costa de Delaware, para luego avanzar tierra adentro y dirigirse al norte. Los estados de Nueva York y Nueva Jersey y el distrito de Columbia, la capital, se encuentran en el radio de impacto de la llamada tormenta perfecta.
Los expertos pronostican que la tormenta combinada podría provocar aflicción a los pobladores de una vasta sección de la costa este de Estados Unidos, aproximadamente en una franja de 800 millas (1,287 kilómetros). Agregan que incluso el meteoro podría ser más amplio y fuerte que Irene, que provocó daños por unos $15 mil millones y podría convertirse en la peor tormenta en la historia de la costa oriental del pais.
Los vaticinios
El sábado por la mañana los meteorólogos dijeron que la fuerza de los vientos de 121 kph (75mph) podría sentirse a una distancia de 161 kilómetros (100 millas) de distancia del vórtice de la tormenta.
En los estados de la costa noroeste las autoridades previnieron a la población para que tome precauciones ante la posibilidad de que haya cortes de electricidad durante algunos días, indicó la AP.
Varios gobernadores, entre ellos Dannel Malloy de Connecticut y Chris Christie de Nueva Jersey, declararon estado de emergencia.
Algunas aerolíneas dijeron que prevén cancelaciones y anunciaron facilidades para los pasajeros que deseen reprogramar sus viajes.
El gobernador de Connecticut, Dannel P. Malloy, dijo: "Supongan que estarán en medio de condiciones de inundación, de una manera que nunca han visto en ninguna de las grandes tormentas que hayan ocurrido en los últimos 30 años".
Las autoridades también ordenaron el sábado la evacuación obligatoria en las islas del sur de Nueva Jersey donde se le impuso plazo hasta el domingo por la tarde, y Christie dispuso que todos los casinos de Atlantic City evacúen y que los parques estatales cierren.
"No debemos subestimar el impacto de esta tormenta y no supongamos que los pronósticos estarán equivocados". Christie dijo el sábado durante una conferencia de prensa sobre la tormenta en North Midletown, cerca de la costa. "Tenemos que estar preparados para lo peor".
En Nueva York, el gobernador Andrew Cuomo pidió a las unidades militares de la Guardia Nacional que estén preparadas por si fuera necesaria su intervención, y el alcalde de la ciudad de Nueva York, Michael Bloomberg, está estudiando la posibilidad de cerrar algunos puentes de Manhattan debido al riesgo de inundaciones, reportó la agencia EFE.
Por qué la tormenta
Un reporte de The Associated Press reveló que la supertormenta que se dirige al noroeste de Estados Unidos amenaza a 60 millones de estadounidenses con intensos vientos, lluvias, olas, inundaciones e incluso nieve es mucho más que un sistema meteorológico ordinario.
Es un monstruo extraño sin precedentes.advierten los meteorólogos.
Pero, ¿qué lo creó? Todo empieza con Sandy, un huracán ordinario proveniente del trópico que avanza hacia el norte rumbo a la costa este de Estados Unidos. A eso hay que agregar una zona de alta presión centrada alrededor de Groenlandia que bloquea la ruta normal del huracán rumbo al mar y lo obliga a avanzar hacia el oeste en dirección a tierra, explicó la AP. Luego se añade un frente frío invernal que llega desde el oeste y choca con esa tormenta. Se le mezcla también aire proveniente del Ártico y se agrega una luna llena y su efecto usual de generar mareas altas. A esto se suman enormes olas generadas por un enorme huracán y vendavales. El resultado es un monstruo meteorológico que se espera desate su poderío sobre una franja de 800 millas de largo, con pronósticos de que en ciertas áreas caerán 304 milímetros (12 pulgadas) de lluvia, 60 centímetros (dos pies) de nieve y vientos sostenidos de entre 65 y 80 k/ph (40-50 m/ph). Los expertos agregan que la tormenta es muy peligrosa e inusual porque ocurre casi al final de la temporada de huracanes y al principio de la temporada de tormentas de invierno, "así que toma algo a ambas: parte huracán y parte de una tormenta de gran escala por la costa noreste de Estados Unidos, todo un problema", indicó el sábado Jeff Masters, director del servicio climatológico privado Weather Underground.
Obama y Romney atentos
La supertormenta no sólo tiene preocupados a los 60 millones de habitantes de la costa oeste de Estados Unidos, sino también a los candidatos a la Casa Blanca Barack Obama y Mitt Romney, que entran a la última semana de campaña previo a las elecciones del martes 6 de noviembre.
El sábado Romney deslizó un pedido de bipartidismo ante los votantes que comenzaron a acudir a las urnas por adelantado en la Florida el sábado, mientras Obama se esforzaba por asegurarse los cuatro votos electorales de Nueva Hampshire.
Ambas campañas trataban de mantener la claridad ante la mayor sorpresa de octubre, una supertormenta que azotará la costa oriental de Estados Unidos, faltando apenas 10 días para los comicios.
En resumen, los analistas indican que el huracán Sandy puso en jaque a ambas campañas, que tuvieron que reajustar sus itinerarios cuidadosamente planeados mientras trataban de maximizar la participación de los votantes y evitar cualquier sugerencia de que ponen a la política antes que la seguridad pública.
Ninguna de las escalas de campaña de Obama había sido cancelada, pero el mandatario hizo algunos ligeros ajustes en su calendario de viaje. La campaña adelantó su partida al domingo por la noche, en lugar del lunes, con el fin de movilizarse antes que la tormenta.
A su vez, las campañas presionaron todo ángulo posible en busca de ventajas, aun prestando atención a la puntuación.
La elección presidencial 2012 es una de las contiendas más cerradas en la historia de Estados Unidos y la más cara. Ambas campañas superaron una inversión en publicidad y propaganda de $2 mil millones
©Univision.com
Commentarios