'Julian Assange está bien de salud'

EFE | Oct 26, 2012 | 4:40 PM

'Tiene buen ánimo'

LONDRES -  "Julian Assange está bien de salud y de ánimo", aseguró la embajadora ecuatoriana en Londres, Ana Albán, quien reveló que un médico visita regularmente al fundador de WikiLeaks en la legación sudamericana donde está refugiado.
En una entrevista con la agencia Efe, la diplomática aclaró que el salvoconducto que Ecuador ha pedido al Reino Unido para que deje salir al famoso "hacker" de la embajada para ser hospitalizado "es simplemente una medida preventiva".
"El señor Assange está bien. Tiene 41 años y parece que ha tenido una vida saludable antes de entrar en la embajada. Tenemos un médico que le visita regularmente, dos veces a al mes, y se le han hecho análisis de sangre. En términos generales está todo bien", señaló Albán.
Con estas palabras la embajadora aclara las dudas sobre el estado de salud del australiano después de que el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, asegurara el miércoles que "es absolutamente natural que la salud de una persona se afecte si no puede moverse de una oficina durante mucho tiempo".
En este sentido, Albán, que convive con el fundador de WikiLeaks desde hace más de cuatro meses en la pequeña sede de la embajada ecuatoriana, señaló que a Assange, "como a cualquier persona, le puede pasar algo un día, caerse en la ducha y romperse un hueso o padecer una apendicitis".
Durante una reunión el 27 de septiembre en Nueva York, el canciller ecuatoriano le planteó al ministro de Exteriores británico, William Hague, la posibilidad de un salvoconducto en caso de necesidad de hospitalización de Assange, algo que el Reino Unido dijo que estudiaría.
Albán ve normal que Ecuador se preocupe del estado de salud de su huésped, teniendo en cuenta que lleva meses sin salir de la embajada, sin ver el sol, y con un espacio vital limitado a 200 metros cuadrados, algo que consideró "completamente estresante".
Preguntada por si hay síntomas de depresión en el "hacker", la embajadora respondió de manera tajante que "no, de ninguna manera".
Albán, que lleva en Londres como representante de su país desde marzo de 2010, insistió además que Ecuador "cuida mucho" al famoso "hacker", al que le compran la comida que les pide.
"Su dieta se basa sobre todo en pescado y fruta. No le gustan los fritos", contó la embajadora, quien reveló que el fundador de WikiLeaks hace ejercicio en una cinta en su habitación para mantenerse en forma.

Sin definir fechas

La dinámica de la embajada ha cambiado mucho desde que el pasado 19 de junio Assange se refugiara en ella ya que, además de los numerosos policías británicos que rodean el edificio, el "hacker" recibe muchas visitas y sigue generando mucha atención mediática.
"No es que todo sea normal, pero podemos decir que en cierto modo ya nos hemos acostumbrado. Una situación extraña se nos ha hecho habitual", explicó la responsable de esta embajada, visitada recientemente por la cantante Lady Gaga, la diseñadora Vivianne Westwood o la artista Yoko Ono.
"Procuro mantenerme al margen, quiero respetar la intimidad tanto de Assange como de sus invitados. Pero a veces, como ocurrió ayer con el actor John Cusack, me uno y tomamos el café todos juntos", reconoció.
El fundador de WikiLeaks ha pedido asilo al país sudamericano para evitar su extradición a Suecia, donde se le acusa de supuestos delitos sexuales que él niega.
"Podemos decir que las cosas están más calmadas. Hay menos agentes en la puerta y no ha vuelto a haber amenazas de que entrarían en la embajada", comenta Albán, que sin embargo revela que la policía ha instalado un camión con antenas en la puerta de la legación sudamericana en el exclusivo barrio de Kesington.
La embajadora, que apuesta por la negociación y cree que la solución será buscar "fórmulas imaginativas", espera que haya avances a finales de año, una vez pasadas las elecciones de Estados Unidos, que se celebran el 6 de noviembre.
©EFE
Commentarios