Izquierda quiere acercarse a Enrique Peña Nieto

EFE | Oct 24, 2012 | 2:28 PM
El presidente de Partido de la Revolución Democrática (PRD) de México, Jesús Zambrano, abrió la puerta a una posible reunión de gobernadores de su agrupación política con el presidente electo, Enrique Peña Nieto, cuyo triunfo electoral la izquierda rechazó.
En declaraciones a la prensa, Zambrano indicó que aún no está confirmado el encuentro con Peña, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), así como tampoco la fecha ni el lugar en el que se realizaría, aun cuando se había planteado la posibilidad de que ocurriera al regreso del presidente electo de su reciente gira por Europa.
El líder partidista descartó que la reunión pudiera representar una traición a Andrés Manuel López Obrador, quien fue candidato presidencial de una coalición de izquierda encabezada por el PRD en las elecciones del pasado 1 de julio.
Los gobernadores, dijo, "estarán subrayando la convicción de fortalecer el peso de la institucionalidad y el respeto mutuo entre poderes, y dejar claro cuáles son sus temas".
Los partidos que postularon a López Obrador, agrupados en la coalición Movimiento Progresista, desconocieron el triunfo de Peña en los comicios de julio argumentando que se fundamentó en la "compra" de millones de votos y el uso de dinero de procedencia ilícita en la campaña electoral.
"No se está arriando ninguna bandera, no se está declinando nada; (los gobernadores) fueron postulados por fuerzas de izquierda y esta es la pluralidad del país, a menos que alguien quiera que haya actitudes separatistas y que Morelos, Oaxaca, Guerrero, Tabasco y el Distrito Federal se separen del país para hacer una república propia", dijo Zambrano.
Pero nadie "con sensatez y en su responsabilidad institucional estaría planteando esto", añadió.
La apertura a una posible reunión con Peña Nieto se enmarca en un alejamiento de López Obrador con respecto del PRD, partido del que éste fue uno de los fundadores hace más de dos décadas y que emanó de disidentes del PRI.
López Obrador, quien también fue candidato presidencial en las elecciones de 2006 y que tampoco reconoció su derrota ante el actual presidente Felipe Calderón, anunció el 9 de septiembre que abandonaba el PRD, del que llegó a ser presidente y que apalancó su carrera política por muchos años.
El político izquierdista indicó entonces que volcaría sus esfuerzos en el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), una agrupación social que él mismo creó en enero de 2011 y que está en camino de convertirse en partido político.
Sobre la separación del excandidato presidencial, Zambrano dijo el 10 de septiembre que "el PRD es una institución, y las instituciones son mucho más fuertes que las personas y las personalidades", y descartó que se produzca una "desbandada" en las filas del partido.
©EFE
Comentarios