Crisis de libertad de prensa en Ecuador

EFE | Oct 23, 2012 | 4:14 PM
VIENA -  El Instituto Internacional de la Prensa (IPI) publicó en Viena un informe sobre Ecuador en el que se advierte que el país sudamericano está "en medio de una crisis de libertad de prensa".
Una misión de expertos del IPI, que estuvo en el país andino entre el 7 y 11 de mayo pasado, asegura en su documento que los medios de comunicación privados son "blanco de ataques por parte del Gobierno del presidente Rafael Correa".
"El Gobierno de Correa ha promovido un ataque público desde varios frentes contra los medios privados", señala en un comunicado Anthony Mills, subdirector del IPI y líder de la misión a Ecuador.
El informe enumera diversas tácticas usadas por el Gobierno ecuatoriano contra los medios privados.
Entre éstas, destacan varios proyectos legales diseñados para debilitar a los medios independientes y el discurso ofensivo usado por la prensa oficialista para empañar la reputación de periodistas críticos, editores y grupos que trabajan por la libertad de prensa.
Concretamente, el IPI menciona y critica la "Ley Antimonopolio" y las reformas de la ley electoral.
Según la interpretación del IPI, la nueva ley parece restringir la capacidad de los medios para incrementar su capital, mientras las reformas limitan la información debida a los votantes.
El informe critica también el uso excesivo de la llamada "cadena nacional", es decir, la emisión obligatoria de mensajes del presidente en las emisoras de televisión y radio.
En cuanto a la creciente autocensura, que el IPI ha detectado entre los periodistas ecuatorianos, Mills asegura que "cuando están en juego la seguridad y el bienestar del reportero, o cuando existe miedo, como ahora, el silencio se convierte en la mejor opción".
Fundado en 1950, el IPI -una red mundial de editores y propietarios de medios de comunicación de todo el mundo- es la organización de libertad de prensa más antigua del mundo.
Detrás de la polémica
Los miembros de su misión a Ecuador se reunieron no sólo con representantes de los medios de comunicación, sino también con altos cargos del Gobierno de Correa, como el vicepresidente, Lenin Moreno, o la ministra de Justicia, Johana Pesántez.
El informe del IPI incluye varias recomendaciones para los medios de comunicación y para el Gobierno ecuatoriano.
Por ejemplo, exhorta a los medios a valorar el periodismo ético y a instaurar sistemas de autorregulación efectivos como herramientas para lograr una mayor credibilidad.
Asimismo, insta al Ejecutivo a cesar su confrontación con los medios, a garantizar que la prensa sea consultada para la redacción de los proyectos de ley que les afectan directamente y a eliminar todas las leyes que penalizan la difamación.
En todo caso, el IPI señala en un comunicado emitido con motivo de la publicación de su informe que la situación de la prensa ha empeorado en el país andino desde mayo.
Varias emisoras críticas con Correa fueron clausuradas, el Gobierno anunció que no concederá más entrevistas a los medios privados y un reportero crítico fue asesinado.
Teniendo en cuenta estos hechos, la directora ejecutiva del IPI, Alison Bethel McKenzie, señala en el comunicado que "los resultados y las recomendaciones que surgieron de la misión del IPI son más relevantes y urgentes que nunca".
"Estamos comprometidos a trabajar a largo plazo con el Gobierno (ecuatoriano) y los medios, tanto públicos como privados. Somos optimistas al creer que el diálogo puede mitigar el conflicto", concluye la máxima responsable del IPI.
©EFE
Commentarios