Fuego cruzado en el tercer y último debate Obama-Romney

Univision.com | Oct 22, 2012 | 9:47 PM

SIGUIENTE:

Noticiero Univision. El tema fue política exterior. Hablaron de las relaciones con Irán, Siria, Israel, Afganistán, China y más.

Candidatos finalizan tal y como iniciaron las confrontaciones y quemarán los últimos cartuchos en los votantes indecisos

Codo a codo. Así comenzaron los debates y es probable que así terminen, por lo menos en la intención de voto. El presidente Barack Obama y el ex gobernador de Massachusetts, Mitt Romney, sostuvieron el lunes el tercer y último debate televisivo y volvieron a decirse todo y de todo, con escasas contemplaciones, en busca del voto de los indecisos, quienes al final de cuentas inclinarán la balanza el martes 6 de noviembre.
Una encuesta de la cadena CBS dio ganador al mandatario 53% a 23%. La cadena CNN dio ganador al presidente 48% a 40%. Y el diario español El Mundo tituló en su página de internet que Obama ofreció experiencia ante un Romney débil en el debate de política exterior.
Desarrollado en la Universidad Lynn, Boca Ratón, Florida, el tercer debate fue moderado por el veterano periodista de la cadena CBS, Bob Schieffer, y estuvo dividido en seis segmentos, todos ellos enfocados en política exterior con temas tales como el ataque al consulado de Estados Unidos en Bengasi el pasado 11 de septiembre, el programa nuclear iraní, la guerra en Afganistán, las relaciones con Pakistán, China y Rusia, y la tensa situación imperante en el Medio Oriente.
El primer debate, celebrado el 3 de octubre en la Universidad de Denver, Colorado, Romney se impuso a un alicaído Obama y logró emparejar las encuestas que daban un ligero repunte al mandatario luego de las convenciones nacionales de Tampa y Charlotte. Dos semanas después Obama se repuso en el debate de la Universidad de Hofstra, Nueva York, pero la victoria no le permitió adelantarse y ambos llegaron al encuentro de Florida con porcentajes similares de respaldo, 47% para cada uno, de acuerdo a una encuesta de la cadena NBC y el diario The Wall Street Journal.
Cifras similares fueron registradas en mayo, cuando Romney se perfilaba como el nominado republicano que enfrentaría a Obama en las urnas el primer martes de noviembre.
Analistas vaticinan que las últimas dos semanas de contienda serán las más intensas vistas en la carrera 2012 por la Casa Blanca, catalogada como la elección más reñida en la historia de Estados Unidos. Ahora el escenario se reducirá a giras por los estados clave “para conseguir el mayor número de votos posibles”, dijo a Univision.com el profesor Roberto Izurieta, director del Departamento de Política Latinoamericana de la Universidad George Washington.
¿Qué opina del tercer deb ate Obama-Romney? ¿Quién ganó? Participe en el Foro Destino 2012.
Fuego cruzado
La primera pregunta del debate versó sobre el ataque en Bengasi, Libia, y luego los candidatos hablaron de la situación en el medio Oriente.
En una parte del encuentro el presidente consideró “importante recordar" la operación que supuso la caída del líder libio, Muamar el Gadafi, cuando se habla del ataque al consulado de Bengasi, que mató a cuatro estadounidenses.
"Incluso después del ataque de Bengasi, tenías a decenas de miles de libios en las calles diciendo que Estados Unidos es nuestro amigo, que están con nosotros", dijo Obama al inicio del tercer debate presidencial.
Romney volvió a fustigar a Obama por la actuación de su gobierno en el ataque, que costó la vida a cuatro diplomáticos estadounidenses, entre ellos el embajador Chris Stevens.
En los dos debates anteriores el candidato republicano criticó a Obama por el tratamiento a un ataque que en un comienzo fue atribuido a un grupo de musulmanes radicales que protestaban por la divulgación de un filme sobre el profeta Mahoma, pero dos semanas después fue confirmado como un ataque terrorista.
En otra parte del debate de esta noche en Boca Ratón Obama aseguró que la política exterior de su rival republicano responde a la de los años 80, al hacer alusión a unas declaraciones del ex gobernador de Massachusetts en las que aseguraba que Rusia es el principal enemigo de Estados Unidos.
"Me alegro de que reconozca que Al Qaeda es nuestro mayor amenaza, porque hace unos meses aseguró que lo era Rusia, pero la Guerra Fría se ha acabado", dijo el mandatario.
Osama bin Laden
Romney, por su parte, dijo que era necesario un cambio de estrategia para una lucha global "contra el extremismo radical" y felicitó al presidente, Barack Obama, por la muerte del líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden.
"La primavera árabe fue un cambio importante en la región", admitió el candidato republicano, que alertó, no obstante, del peligro que sigue suponiendo el extremismo para Estados Unidos y el mundo en general.
La agencia Reuters escribió que Obama acusó a su rival republicano de enviar mensajes contradictorios con sus propuestas de política exterior en Oriente Medio y Rusia al declarar a Rusia un "enemigo geopolítico" de Estados Unidos, y que con ello buscaba volver a poner al país en una posición de la Guerra Fría abandonada hace mucho tiempo. "Cuando se trata de su política exterior, usted parece querer importar las políticas exteriores de la década de 1980", agregó.
Romney, quien se cuidó de no cometer errores que frenen sus recientes avances, dijo que las políticas de Obama en Oriente Medio y el Norte de Africa no están frenando la reaparición de una amenaza de Al Qaeda en la región, dijo Reuters.
Sobre la crisis en Siria, en una parte del debate Obama afirmó que Estados Unidos continuará "apoyando" a la oposición, pero criticó la propuesta de entregar "armas pesadas" a los rebeldes porque, según dijo, podrían ser utilizadas "en nuestra contra".
Romney dijo que Estados Unidos debería jugar "un papel clave" en Siria para poner fin a la crisis en ese país y tener un rol de liderazgo en la región, al tiempo que pidió la renuncia del presidente Bachar Al Asad.
El gran ausente
De América Latina se dijo casi nada. Fue Romney quien aseguró, casi una hora después de iniciado el tercer debate, quien dijo que Latinoamérica es "una oportunidad enorme" para la economía de Estados Unidos.
Tras ser acusado por Obama de plantear políticas internacionales "erróneas e imprudentes", Romney criticó a su rival por los niveles de desempleo en el país, prometió crear 12 millones de trabajos y mostró su postura favorable a apostar por la cooperación con América Latina en lugar China.
"Con Latinoamérica no hemos aprovechado las oportunidades. América Latina es una oportunidad enorme. Está en la misma franja horaria, hay oportunidades por el idioma", comentó Romney que comparó el tamaño agregado de la economía de la región con la del gigante chino.
Después de esta mención los candidatos volvieron a debatir sobre el Medio Oriente y el papel de Estados Unidos en esa región del mundo.
"No hay nada sobre Latinoamérica en los temas previstos del debate -México, Venezuela, Cuba, Brasil-, nuestros vecinos, con los que tenemos enormes vínculos comerciales", advirtió horas Ted Piccone, subdirector del departamento de estudios internacionales del centro Brookings Institution en Washington D.C, de acuerdo con un despacho de la Agencia Española de Noticias (EFE).
"Uno de cada seis estadounidenses es original de Latinoamérica y una tercera parte de nuestros suministros energéticos proceden de la región", apuntó.
Piccone destacó que la región también salió poco a relucir en los dos debates previos entre Obama y Romney, el primero en Denver a principios de mes y el segundo en Nueva York la semana pasada.
Bruce Gronbeck, profesor emérito de la Universidad de Iowa, le dijo a EFE que ni a Obama ni a Romney les interesaba hablar de Latinoamérica.
"A Obama se le puede acusar de haber ignorado la región y su contendiente tendría que proponer algo realmente nuevo y radical como para que se considere importante y no creo que lo intente", anticipó.
Casi el 20% de los ciudadanos con derecho a voto en Florida son hispanos, según Latino Decisions. El estado de uno de los clave para ganar la contienda del 6 de noviembre.
Voto anticipado
El viernes el estado de Washington (noroeste) arrancó la elección anticipada y el sábado lo hizo Nevada. Este lunes se agregaron Colorado, Iowa, Nevada, Carolina del Norte, Ohio y Wisconsin. Cientos de miles de electores que ya tomaron una decisión comenzaron a sufragar al igual que indecisos, algunos de los cuales inclinaron sus voluntades después de presenciar los primeros dos debates, en Colorado y Nueva York. Otros esperarán hasta sopesar los resultados del cara a cara celebrado este lunes en Florida.
Agencias de prensa reportaron que los comicios 2012 se cuentan entre las elecciones donde los debates presidenciales tuvieron más peso en la carrera por la Casa Blanca que en otras contiendas.
Previo al tercer y último debate circularon versiones de que ambos contendientes librarían un duelo a muerte para desempatar de una vez por todas las tendencias, arrastrar consigo a los indecisos (entre ellos mujeres e hispanos) y amarrar, de una vez por todas, la elección de noviembre. El sitio Real Clear Politics vaticinó que si bien el presidente tiene más opciones para vencer en los estados decisivos, gracias, en particular, a Ohio y los estados vecinos, una actuación brillante este lunes en la Universidad Lynn de Boca Ratón daría a cualquiera de los dos candidatos el empujón clave para ganar la apretada contienda. Esa actuación no se dio y, por el contrario, los rivales se repartieron los puntos.
Radiografía del debate
El debate de Boca Ratón fue el único de los tres que se basó únicamente en política exterior. El primero versó sobre economía, empleos, impuestos y seguridad interna, al igual que el segundo, con la diferencia que en Nueva York las preguntas no las hizo un moderador, sino un grupo de 80 votantes indecisos.
También en Nueva York los candidatos tocaron por primera vez el tema de los 11 millones de indocumentados y la reforma migratoria.
Obama reiteró su postura de favorecer  un cambio a las leyes de inmigración para incluir una vía de legalización regulada a indocumentados que llevan tiempo en el país y carecen de antecedentes criminales. En 2008 prometió que lo haría en el primer año de su mandato, pero otros debates nacionales como la crisis económica, las guerras en Irak y Afganistán y la reforma de salud, entre otros, postergaron el compromiso.
Romney volvió a defender su postura de apoyo a la inmigración legal, rechazó una amnistía para los indocumentados y ofreció residencia para ciertos jóvenes indocumentados que han recibido el beneficio de la Acción Diferida anunciada por Obama el 15 de junio y activada el 15 de agosto. El beneficio frena las deportaciones y otorga un permiso de trabajo a jóvenes sin papeles menores de 30 años que ingresaron siendo niños a Estados Unidos. Romney dijo que su plan ayudaría sólo a aquellos que sirvan en las Fuerzas Armadas.
Al término del segundo debate ni Obama ni Romney dejaron en claro si buscarían un acuerdo bipartidista para lograr que el Congreso apruebe finalmente una reforma migratoria, que requiere 218 votos en la Cámara de Representantes y 60 en el Senado.
Ninguno de los dos partidos tiene el número de votos suficientes en ambas cámaras.
Temas clave
De acuerdo con la última encuesta de Gallup, sólo el 4% del electorado consideraba la Política Exterior como la cuestión prioritaria frente al 37% que elige "la economía en general" y al 26% que nombra el desempleo. El debate de Boca Ratón, a juicio de entendidos, versó sobre un tema de bajo interés, pero eso no quitó la atención de los electores.
Diez años atrás, sin embargo, la inquietud de la mayoría de los votantes estaba centrada, por ejemplo, en la guerra de Irak y Afganistán, y en la búsqueda del disidente saudita Osama bin Laden, fundador y cabecilla de la organización terrorista Al Qaeda (La Base).
Entre los temas importantes que se ventilaron antes del debate de Florida, además del ataque del 11 de septiembre al consulado de Estados Unidos en Bengasi, Libia (que costó la vida al embajador Chris Stevens y otros tres diplomáticos), en la lista figuraban las negociaciones secretas con Irán para resolver el conflicto generado por el programa nuclear de Teherán, luego que el sábado el diario The New York Times revelo que la Administración Obama había pactado conversaciones a solas sobre el programa atómico para después de las elecciones.
La Casa Blanca aseguró, sedún el diario, que está abierta a charlas bilaterales, aunque todavía no hay ninguna reunión prevista.
Se estimaba horas antes del debate que el presidente tendría que aclarar hasta dónde han llegado los contactos y que Romney deberá posicionarse sobre si estaría dispuesto a hablar con el régimen de Teherán.
En cuanto a la muerte de Bin Laden, los expertos indicaron que Obama sacaría su máximo logro en Política Exterior y que sobre este punto Romney tenía pocos argumentos contra el presidente.
©Univision.com
Commentarios