Obama y Romney debaten por última vez antes de la elección

Univision.com | Oct 22, 2012 | 3:41 PM

Ambos candidatos están empatados faltando y nada ni nadie garantiza quién ganará la carrera por la Casa Blanca

Diez meses después de iniciada la contienda y a dos semanas de la elección presidencial, Barack Obama y Mitt Romney debaten este martes por última vez para convencer a los electores indecisos y con ello conseguir la victoria en las urnas el martes 6 de noviembre.
Son los comicios más cerrados en la historia política de Estados Unidos. La última encuesta, elaborada por NBC News y el diario Thew Washington Post, reveló en la víspera que ambos candidatos tienen el 47% de la intención de voto, porcentaje similar al registrado en mayo.
El tercer y último cara a cara entre el presidente y el ex gobernador de Massachusetts se llevará a cabo en la Universidad Lynn, Boca Raton, Florida, uno de los estados clave que al fin de cuentas inclinarán la balanza. Y el tema será política exterior, un escenario complejo que a juicio de los expertos presagia un duelo cerrado, con acusaciones mutuas y donde ambas campañas sacarán a relucir sus mejores armas.
La agencia Notimex dijo el domingo que el debate en Florida es la “última oportunidad” para ambos aspirantes a la Casa Blanca. Y agregó que aunque Romney ha mantenido el repunte que registró después del primer encuentro en Denver, Colorado, hace tres semanas, la mayoría de los sondeos de opinión reiteran que la contienda permanece cerrada e incierta.
Para el profesor Roberto Izurieta, director del departamento de Política Latinoamericana de la Universidad George Washington, dijo a Univision.com que el presidente y su rival republicano disputarán una contienda con una diferencia de apenas 2 puntos, y que “la elección está entre dos grandes temas: empleos y deuda (más favorable a Romney) o quién defiende los intereses de la clase media (más favorable a Obama)”.
Pero advirtió que, en su opinión, la contienda “se está definiendo más que en estados que pueden cambiar (swing states) en segmentos de los votantes que están todavía cambiando: mujeres, clase media y tercera edad”.
Pero se trata de un pronóstico. La encuesta final será en dos semanas y nada ni nadie garantiza si la Casa Blanca tendrá un nuevo inquilino o el actual mandatario tendrá un segundo mandato.
¿Quién ganará el tercer debate, Obama o Romney? Participe en nuestra Encuesta.
El formato
El último debate presidencial se librará en la Universidad de Lynn, Boca Ratón, Florida, y será moderado por el periodista Bob Schieffer, corresponsal jefe en Washington y presentador del programa Face the Nation de la cadena de televisión CBS.
El cara a cara tendrá una duración total de 90 minutos, igual que los dos encuentros anteriores. La comisión que regula los debates recomendó que los candidatos permanezcan sentados durante y no dispondrán de un tiempo para discursos de apertura, pero sí contarán con dos minutos para cerrar el debate.
El primer debate y segundo debate fue seguido por más 65 millones de telespectadores, cifra récord registrada en este tipo de eventos que transmiten las principales cadenas de televisión de Estados Unidos, entre ellas Univision y Univision.com.
Los candidatos hablarán de política exterior, un terreno favorable para el presidente, pero analistas señalan que el candidato republicano mostrará lo suyo en Florida, tal y como lo ha hecho en los dos debates anteriores.
Si bien la mayoría de las mujeres continúan apoyando a Obama, Romney ha podido acortar la brecha gracias a su desempeño en los debates, en los que ha sido percibido por un mayor número de éstas como el candidato con las ideas necesarias para colocar al país en la ruta correcta, escribió el domingo la agencia Notimex.
Punto complicado
Los temas domésticos –empleo, economía e inmigración, entre otros- son los que están en la mente y la preocupación de los candidatos. Pero en las últimas semanas algunos asuntos de política exterior acapararon la atención de los electores, entre ellos el ataque al Consulado de Estados Unidos en Bengasi, Libia (donde murió el embajador Chris Stevens y otros tres funcionarios).
El ataque en Libia ha sido utilizado por Romney para acorralar a Obama y exigirle respuestas por la demora de la Casa Blanca en reconocer que se trató de un ataque terrorista.
El ex aspirante a la nominación presidencial republicana, Newt Gingrich, consideró el domingo que Obama tendrá un difícil momento el lunes en Florida para defender la actuación de su administración frente a los sucesos de Libia.
“¿Si no podemos saber qué sucedió en un país que ayudamos a liberar, por qué entonces podríamos pensar que sabemos lo que está pasando con el programa nuclear de Irán?”, cuestionó Gingrich en el programa State of the Union de la cadena CNN.
En respuesta, el ex gobernador de Nuevo México, el demócrata Bill Richardson, dijo que la respuesta de Romney ante los sucesos de Bengasi lo han mostrado como un político sin el tacto que se requiere para conducir la política exterior de este país.
“El gobernador Romney parece ser un cowboy solitario, que fanfarronea y propenso a los errores cuando se trata de política exterior”, indicó el también ex embajador estadunidense ante la ONU entrevistado en el mismo programa.
Oportunidad estratégica
El enfrentamiento del lunes en Boca Ratón representa una de las mayores oportunidades para que Obama y Romney capturen la atención de millones de electores (más de 60 millones de acuerdo a los registros del primer y segundo cara a cara), en especial ese pequeño pero tan deseado grupo que todavía no decide su voto y que al final de cuentas inclinará la balanza el 6 de noviembre.
La agencia Reuters apuntó que en Boca Ratón Romney tiene por delante una batalla enconada frente a Obama, que tendrá las ventajas de su periodo en la Casa Blanca en tanto las encuestas indican que lleva la delantera -aunque menguante- ante la pregunta de quién es más apto para encarar asuntos internacionales.
Agregó que el paso en falso que dio Romney al criticar el manejo del ataque del 11 de septiembre a la embajada estadounidense en Bengasi complicó su estrategia de intentar dejar a Obama como un débil representante de Estados Unidos en el exterior.
Así las cosas, este lunes los votantes indecisos tendrán en cuenta varios puntos que les ayudarán a decidir en última instancia por quién sufragar el 6 de noviembre, a saber: quién es el mejor y quién defendió con éxito sus planteamientos, quién perdió y no supo defenderse con un discurso firme, quién esbozó de mejor manera y con claridad cómo será el futuro del país en el corto plazo, quién responderá con claridad a los ataques, y quien será capaz de conectar con los indecisos.
A la pregunta si los debates han tenido impacto en la elección presidencial 2012, Izurieta fue enfático: “Por supuesto que han servido, millones de votantes se han tomado el tiempo de verlos”.
Los debates de Colorado y Nueva York han sido presenciados cada uno por más de 60 millones de telespectadores e internautas.
©Univision.com
Commentarios