Argentina busca justicia tras choque de tren

AFP | Oct 20, 2012 | 6:24 PM

La justicia tarda en llegar

La justicia argentina procesó a dos exsecretarios de Transporte y a 17 empresarios al encontrarlos responsables del accidente de tren que causó 51 muertos y 700 heridos en una estación de Buenos Aires el 22 de febrero pasado, según el fallo divulgado el sábado.
"El objetivo de la empresa (concesionaria) no era prestar un servicio seguro, confiable y con mayores índices de regularidad, sino hacerse de los recursos económicos que le eran transferidos por el Estado nacional", dice el fallo del juez Claudio Bonadío que difundió el Centro de Información Judicial, dependiente de la Corte Suprema de Justicia.
El magistrado acusó a los exsecretarios de Transportes Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi por incumplimiento de control y a los dueños de la empresa TBA, los hermanos Antonio, Roque y Sergio Cirigliano, por encontrarlos culpables de "asociación ilícita".
"La asociación ilícita organizada por los accionistas, directivos y gerentes de TBA, por medio de actos de administración infiel de los fondos públicos transferidos por el Estado Nacional, generaron una 'cadena de felicidad' destinada a enriquecer de manera ilícita y espuria a una serie de empresas vinculadas", dice el texto.
Frente a esto responsabilizó a los funcionarios porque "no cumplieron adecuadamente su función" y consideró que tenían "cabal conocimiento de la manera en la cual TBA prestaba el servicio ferroviario de pasajeros, circunstancia que se prolongó durante años" y a la que describió como "en deplorables condiciones".
Según el juez, operaba "una trilogía siniestra de empresarios, funcionarios y sindicalistas".
Junto a los exsecretarios otros dos funcionarios del área de Transporte fueron procesados y embargados por un millón de pesos (210 mil dólares), en tanto el maquinista resultó sobreseído, ya que no se pudo demostrar "su incapacidad física o momentánea" en el accidente y en cambio se estableció que "intentó detener la formación" hasta el último momento.
El auditor General de la Nación, Leandro Despouy, celebró el fallo pero advirtió que "el ministerio de Planificación (del que dependía Transporte) tenía la responsabilidad primaria en la prestación del servicio" al apuntar contra su titular, Julio De Vido.
La tragedia ocurrió cuando un tren de la línea Sarmiento chocó contra el paragolpes de la terminal de Once atiborrado de pasajeros, tras lo cual el gobierno resolvió intervenir el servicio.
©AFP
Commentarios