La polémica reforma laboral mexicana, vista desde otra perspectiva

Univision.com | Oct 18, 2012 | 7:33 PM

Ni a favor ni en contra

Algunos la defendieron vehementemente, mientras otros insistieron en que es deficiente y hasta grosera. En las últimas semanas, la reforma laboral en México ha sido llevada y traída más allá del Congreso del país: Ha sido tema de innumerables conversaciones, y lleva irremediablemente a los interlocutores a amarla u odiarla sin posturas intermedias.
En su calidad de jefe del poder Ejecutivo mexicano, el presidente Felipe Calderón envió una propuesta de reforma laboral al poder Legislativo. La reforma laboral es –o era-- en el país una deuda pendiente, pues las condiciones de los trabajadores mexicanos exigían modificaciones en la legislación que se adecuaran más a su realidad.
Y aunque aún no se ha decidido el futuro de esta reforma, los legisladores ya han hecho modificaciones e incluso recortes a la propuesta del mandatario mexicano, que tendrá que esperar a que deliberen en las instancias correspondientes.
Pero, entre ires y venires, ¿es esta reforma laboral benéfica o perjudicial para los trabajadores mexicanos?
En entrevista para Univision.com, Shalila Curioca, profesora del departamento Académico de Derecho del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), señaló que “definitivamente la reforma laboral que se está discutiendo no es la ideal, pero por lo menos implica empezar a regular situaciones que sin duda ya se presentaban por debajo del agua en nuestro país”.
La especialista se refiere en específico a varios temas, como el del outsourcing o subcontratación, así como el uso de contratos temporales y contratos a prueba.
Contratación por tres vías
Lo que plantea la reforma laboral que discute el Congreso mexicano, de acuerdo a lo que la especialista declaró a Univision.com, es que la contratación se dé por tres situaciones:
1. “El contrato a prueba, que lo teníamos completamente prohibido por la ley y ahora se está permitiendo que se contrate a prueba no más de 30 días, en donde se tiene que analizar si el trabajador tiene la capacidad para realizar el trabajo.
2. “El trabajo por hora, que no es como lo comentan los trabajadores, que están queriendo dividir el salario mínimo en ocho horas. Claro está que el valor hora no llega ni a ocho pesos ($0.61 dólares). Lo que dice la propuesta es que, independientemente de las horas que trabajen, tienen que ganar por lo menos el salario mínimo. Esto quiere decir que si se le va a contratar por hora y no llega a las ocho horas, de todas maneras debe cobrar el salario mínimo.
3. “La nueva ley limita a los patrones que ahora no pueden contratar a través de estas prestadoras de servicio a puestos que sí pueden quedar contratados dentro de la empresa, sino que se tiene que justificar que su carácter es especializado, no solamente contratar por contratar".
Estas modalidades de contratación, destaca la profesora, derivarán en que la contratación no sea solo para la gente que tenga experiencia (pues implica un contrato de capacitación en el que se enseñará al trabajador a realizar la labor que se le va a encomendar), ni que los puestos sean dados por cuestiones de compadrazgo, sino que respondan a las exigencias de la empresa en cuestión.
“Hoy en día el derecho de preferencia principal es por los conocimientos, por la productividad, por lo que sepa el trabajador. Esto también cambia el concepto que teníamos antes de cómo se podía ir subiendo en el escalafón”, afirmó.
La jubilación, una inquietud para todos
Otro de los temas que se han asomado en las marchas en contra de la reforma laboral propuesta por Felipe Calderón, es el temor por supuestas modificaciones al tema de la jubilación, el retiro de los trabajadores con goce de un porcentaje de su salario una vez que cumplen cierta edad.
Sin embargo, Curioca negó que la discusión estuviera incluida en la reforma laboral.
“Este tema ni siquiera podría estar en la reforma laboral, pues está contemplado en la ley del seguro social. No podría estar en la reforma laboral porque no lo contempla en sus artículos”, afirmó la profesora.
¿Y los sindicatos?
El punto malo de las modificaciones hechas a la reforma original propuesta por Calderón –siempre de acuerdo a la especialista--, se ubica en el tema de los sindicatos.
Mientras la propuesta original de Calderón defendía una completa transparencia sindical, tanto en la elección de los dirigentes (a través del voto secreto) como en el uso de los recursos, “desafortunadamente (ese tema) los legisladores lo hicieron a un lado. Lo único que manejaron por lo que hace al sindicalismo es una transparencia sindical al interior del mismo sindicato con respecto a los estatutos.
“Los estatutos de los sindicatos tienen que contener el procedimiento para la elección de la directiva, de número de sus miembros, tiene que haber una votación directa. Es todo lo que tocaron realmente en cuanto al tema sindical, cuando en verdad era una parte importante de la reforma”, lamentó Curioca.
La profesora indicó además, que las huelgas debían estar también contempladas en la reforma, junto con sus implicaciones, como los salarios caídos.
El sindicalismo y la huelga, definitivamente. Además también hizo falta el tema de los salarios caídos. Por ese lado sí podría ser en un momento dado que perjudicara a los trabajadores.
“Un juicio actualmente, en promedio, dura alrededor de tres años. Ahí procedían los salarios caídos hasta que se acabara todo el procedimiento y el patrón pagara.
“Hoy en día, esos salarios caídos los están limitando a 12 meses. Pero la propuesta dice que son 12 meses de salarios caídos como tope, pero también habla de un porcentaje de interés, el dos por ciento de 15 meses del salario del trabajador. Son dos penalizaciones que tiene el patrón.
“La gente dice que esto le pega terriblemente al trabajador, pero también hay que tomar en cuenta que por muchos años han acabado empresas medianas o pequeñas, donde inclusive los mismos trabajadores trataban de alargar los procedimientos para que se les acumularan más salarios caídos.
“Hoy en día es claro que en este sentido les va a perjudicar esta reforma, pero yo creo que es muy justa para los dos lados”, de modo que no se afecte a ambas partes en alargar intencionalmente la solución de un conflicto laboral.
La especialista Shalila Curioca sostiene que, con todo y los asuntos no contemplados por esta reforma laboral –que por cierto considera que será aprobada en breve en estos términos--, la reforma solo representa una regulación de hechos que ya venían dándose a escondidas e incluso, por encima de la ley.
¿Por qué el debate?
Según la profesora, la controversia se originó por el delicado tema del sindicalismo en México.
“Como la propuesta original sí los tocaba, empezaron con todo este escándalo para que no fuera a pasar esta reforma, porque definitivamente golpeaba al sindicalismo en México.
“Lo único que había que hacer era no acabar con el sindicalismo sino regularlo bien. Como la reforma atentaba contra todo el sindicalismo sucio de nuestro país –que yo siento que es lo que ha ido limitando la productividad y por eso los extranjeros no quieren invertir, por el sindicalismo tan sucio--, empezaron a hacer un escándalo con esta reforma”, aseveró Curioca.
©Univision.com
Comentarios