Inician diálogo de paz, entre FARC y Colombia, en Oslo

Univision.com | Oct 18, 2012 | 9:41 AM

Los acuerdos que buscan alcanzar

Las autoridades noruegas anunciaron en un acto en Hurdal, a las afueras de Oslo, la constitución de la mesa de diálogo para la paz entre el Gobierno colombiano y las FARC, que luego se trasladará a La Habana.
Ambas partes acordaron además celebrar un nuevo encuentro preparatorio en Cuba el próximo 5 de noviembre para iniciar el diálogo formal el 15 de noviembre, según comunicó Abel García, representante de las autoridades de Cuba, que junto con Noruega ejerce de facilitador del proceso.
Los equipos negociadores del Gobierno colombiano y de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) presentan este jueves en un hotel en Hurdal, a las afueras de Oslo, la constitución de la mesa de negociaciones que se trasladará más adelante a La Habana.
Al comienzo de un acto al que asistieron cinco representantes del Gobierno, cinco de las FARC y cuatro mediadores noruegos y cubanos, la jefa del departamento de paz y reconciliación del Ministerio de Asuntos Exteriores, Tone Allers, elogió el esfuerzo realizado por las partes en una comparecencia que comenzó con media hora de retraso.
García explicó seguidamente que las partes deberán nombrar portavoces para continuar el 5 de noviembre las labores preparatorias para iniciar diez días después el diálogo de la recién constituida mesa de paz.
El jefe del equipo negociador del Gobierno colombiano, el exvicepresidente Humberto de la Calle, invitó hoy a las FARC a realizar un "esfuerzo mutuo" para acabar con el conflicto.
De la Calle elogió la manera "rigurosa" en que la guerrilla y el Gobierno han mantenido sus compromisos en la primera parte del proceso de paz, resaltó que hay que alcanzar acuerdos "eficaces" y llamó al "respeto" y la "discreción".
El jefe del equipo negociador de las FARC, "Iván Márquez", aseguró que la guerrilla acude a la segunda fase del proceso de paz con el Gobierno colombiano "con un sueño colectivo de paz y con un ramo de olivo en nuestras manos".
Su objetivo es "buscar la paz con justicia social por medio del diálogo", con el pueblo colombiano como protagonista, aseguró "Márquez" en el acto conjunto de constitución de la mesa de diálogo.
El número dos de las FARC advirtió contra una "paz exprés" y criticó con dureza la política económica del Gobierno, que en su opinión "mata" a tanta gente como los paramilitares.
Dispositivo de seguridad
Un fuerte dispositivo policial rodea el perímetro del hotel donde fue la comparecencia pública. Varias unidades móviles de canales de televisión de distintos países han aparcado junto al hotel, reflejo de la expectación que ha levantado el acto que marcará el inicio de la segunda fase del proceso de paz y al que han acudido medios de comunicación de todo el mundo.
Las delegaciones del Gobierno y de la guerrilla mantuvieron este miércoles un encuentro en un lugar secreto fuera de Oslo para ultimar los últimos detalles logísticos de las conversaciones, poco después de haber llegado a la capital noruega.
La apertura de la mesa de diálogo se realiza un día después de lo inicialmente acordado por una demora por razones logísticas. Esos imprevistos obligaron a retrasar dos días la llegada de las delegaciones, prevista para el domingo.
Hay escepticismo
Entre las causas de la demora, el líder máximo de la guerrilla, alias 'Timochenko', citó hace dos días en una entrevista un retraso por parte de las autoridades judiciales para levantar las órdenes de captura contra los delegados de las FARC, que según confirmó la Interpol a Efe, ya quedaron suspendidas.
Tanto 'Timochenko' entonces, como De la Calle en unas declaraciones ayer en Catam mostraron su optimismo antes de las conversaciones, igual que el presidente colombiano, Juan Manuel Santos.
En Oslo se reunirán dos equipos integrados por diez representantes cada uno, incluidos cinco suplentes por delegación.
El Gobierno y las FARC asumieron el compromiso de entablar este diálogo de paz el pasado 26 de agosto en La Habana, mediante el llamado 'Acuerdo general para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera'.
Ese acuerdo, que no incluye un alto el fuego previo, culminó seis meses de 'conversaciones exploratorias' y secretas en Cuba, adonde se trasladarán las negociaciones tras la inauguración en Oslo. Cuba y Noruega son las garantes de un proceso en el que ejercen de acompañantes Venezuela y Chile.

FARC 'han cumplido sus compromisos'

La guerrilla de las FARC "ha cumplido rigurosamente sus compromisos", afirmó el jefe de la delegación colombiana Humberto de la Calle, durante la apertura del proceso de paz.
"El gobierno también lo ha hecho pese a diversas complejidades logísticas superadas de manera eficiente con la ayuda de los países garantes", añadió refiriéndose a Cuba y Noruega, citó AFP.
Ex jefe paramilitar pide participar
Por otro lado, Efe informó que el ex jefe paramilitar Salvatore Mancuso pidió en una carta al presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y a los dirigentes de las FARC un espacio para participar en las negociaiones de paz, así como la posibilidad de entrar también en la vida política.
"Como uno de los líderes del Estado Mayor Negociador, reitero enfáticamente el deseo de las (desmovilizadas) Autodefensas de participar activamente del proceso conjunto de construir la paz", expresó Mancuso desde el penal de Warsaw, en el estado estadounidense de Virginia, adonde llegó extraditado en 2008.
En la misiva, firmada ayer y divulgada hoy por medios locales, el exjefe paramilitar le reclamó a Santos que "relance y dé continuidad al proceso de paz con las Autodefensas para proseguir adelantándolo de manera conjunta o en simultáneo con las FARC-EP y con los otros actores que deben tener asiento en esa mesa única o paralela".
Las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) se sometieron entre 2003 y 2006 al marco jurídico de Justicia y Paz durante el Gobierno de Álvaro Uribe, por el cual entregaron las armas y se comprometieron a revelar la verdad a cambio de recortes en las penas, proceso que se saldó con la desmovilización de 31.000 hombres.
El proceso de paz entre el Gobierno y las FARC inicia hoy su segunda fase con una rueda de prensa conjunta que se celebra en la capital noruega, en la que las partes anunciaron una reunión el próximo 5 de noviembre en La Habana para continuar la negociación y volver al diálogo el día 15.
Víctimas, indígenas, organizaciones sociales, partidos políticos y hasta congresistas han pedido que se escuche su voz en estas negociaciones, aunque el Gobierno ha sido partidario de que la participación de la sociedad civil se dé en la tercera fase, que será la de implementación de los acuerdos alcanzados en la segunda.
Pero para Mancuso, es un hecho que "un proceso de paz que no incluya a la gran mayoría de los actores del conflicto resultará insuficiente" para garantizar que se ponga fin a medio siglo de violencia en Colombia.
Y de hecho reivindicó el derecho de las Autodefensas a "transformarse en una fuerza política legalmente reconocida" al igual que aspiran las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia- Ejército del Pueblo (FARC-EP).
"¿Por qué unos actores desmovilizados del conflicto sí harán proselitismo político y otros no? (...) ¿Será socialmente viable un posconflicto parcializado que incluya a unos y rechace a otros?", se preguntó el exlíder paramilitar.
Mancuso consideró "inevitable" que haya ciudadanos que deseen que guerrilleros y paramilitares, quienes según consideró tienen "iguales responsabilidades en cuantiosos hechos de guerra", se pudran en una cárcel o se reinserten en la sociedad "con los derechos humanos y políticos cercenados".
"Pero no puede ser el castigo el único remedio que exija una sociedad que busca justicia pero también reconciliación y paz", concluyó Mancuso.
©Univision.com
Commentarios