Reformar el transporte para reformar el entorno

EFE | Oct 17, 2012 | 4:30 PM

Objetivo para el año 2021

El Gobierno de Costa Rica tomará como prioridad la conversión del transporte público a energías menos contaminantes como parte de las acciones para convertirse en el primer país del mundo en alcanzar la carbono neutralidad en el año 2021.
El ministro de Ambiente, Energía y Telecomunicaciones, René Castro, declaró hoy en una conferencia de prensa que el principal emisor de dióxido de carbono es el sector transporte, especialmente el público (autobuses y taxis).
Agregó que la conversión a energías limpias del sector comenzará el próximo año mediante una serie de acciones como facilidades fiscales y de crédito para empresarios del transporte que quieran cambiar sus vehículos o convertirlos para que funcionen, por ejemplo, con gas natural o electricidad.
Castro dijo que fuentes de energía más limpias que los combustibles fósiles son más rentables para el usuario, por lo que el Gobierno está negociando con los países productores de vehículos que utilizan esas energías para obtener mejores precios a cambio de eliminar o reducir los impuestos de ingreso al país.
Otro proyecto, pero a largo plazo es la instalación de trenes eléctricos.
Según datos oficiales, Costa Rica emite al año 21.7 millones de toneladas de dióxido de carbono (CO2) y su cobertura forestal, que alcanza el 52 % del territorio, le permite fijar 15,9 millones de toneladas.
Las restantes 5,8 millones de toneladas son las que Costa Rica necesita reducir o compensar para alcanzar la carbono neutralidad al año 2021.
El sector que más dióxido de carbono produce en Costa Rica es el energético, principalmente el transporte, seguido por la industria y la generación eléctrica con combustible.
El otro sector que más contamina es el agropecuario, en el cual el uso de fertilizantes nitrogenados es el principal factor, seguido por el gas metano que generan los excrementos del ganado.
El ministro Castro destacó en el campo agrícola al café Dota, producido por la Cooperativa de Caficultores de Dota (Coopedota), en las montañas del sur de San José, que probó ser neutro en emisiones de carbono tras una serie de modificaciones en su proceso productivo.
Por ejemplo, redujo en un 95 % el uso de leña al cambiarla por broza y cascarilla del café y en casi 50 % el consumo de electricidad en su proceso productivo.
Castro dijo que el Gobierno promoverá este tipo de experiencias en el sector exportador agrícola, principalmente entre las grandes empresas productoras de piña, café y banano.
Destacó que una certificación de carbono neutralidad le generará al producto costarricense un valor agregado y que además ayudará a la protección del medioambiente y la lucha contra el calentamiento global.
Otras acciones en el sector agropecuario son planes de reforestación de fincas ganaderas que incluyen facilidades financieras para que los dueños de las propiedades siembren árboles maderables.
©EFE
Comentarios