Evo Morales a favor de la naturaleza

EFE | Oct 16, 2012 | 12:01 PM

Ayuda para la naturaleza

BOLIVIA - El presidente de Bolivia, Evo Morales, promulgó la ley que crea la Defensoría de la Madre Tierra, con la cual se busca poner fin a los latifundios distribuyendo las tierras fiscales con preferencia a las mujeres, pueblos indígenas y comunidades, además de proteger el medio ambiente.
Se trata de la "Ley Marco de la Madre Tierra y Desarrollo Integral para vivir bien", la cual persigue, en palabras del Presidente Morales, que los bolivianos vivan "con la naturaleza en armonía, en equilibrio y en complementariedad", ya que a su juicio, si la naturaleza está "dañada de muerte o está destrozada, no hay vida ni humanidad".
Entre varios preceptos, la normativa reconoce el carácter de "sagrada" de la Tierra y un "sistema viviente dinámico, conformado por la comunidad indivisible de todos los sistemas de vida y los seres vivos".
La norma también incluye el concepto de "justicia climática", referido al derecho de todas las personas a reclamar un desarrollo integral en un medioambiente sano.
Para ello dispondrá del "Fondo Plurinacional de la Madre Tierra" y del "Fondo de Justicia Climática", recursos económicos estatales y extranjeros que impulsarán acciones de mitigación del cambio climático, entre otros aspectos.
En lo que respecta a la eliminación del latifundio, la ley establece que las "tierras fiscales serán dotadas, distribuidas y redistribuidas de manera equitativa con prioridad a las mujeres, pueblos indígenas originarios campesinos, comunidades interculturales y afrobolivianas que no las posean".
Para el Gobierno de Morales, es necesaria la "eliminación de la concentración de la propiedad de la tierra o latifundio y otros componentes de la Madre Tierra, en manos de propietarios agrarios y empresas, para que se logre una mayor equidad en el acceso" a sus beneficios.
Delitos imprescriptibles
Bajo la nueva normativa, todas las actividades económicas como la minería y la petrolera, deberán enmarcarse en los principios de esta norma.
Quienes causen daños de forma accidental o premeditada a la Madre Tierra o sus "sistemas de vida", deberán garantizar la rehabilitación de las áreas, al margen de someterse a otras responsabilidades legales.
Los delitos relacionados con la Madre Tierra, que serán establecidos en una próxima norma, son "imprescriptibles", no se aplicará en ellos el beneficio de la suspensión condicional de la pena y los reincidentes tendrán sanciones más graves.
©EFE
Commentarios