Obama y Romney se juegan la Casa Blanca en segundo debate

Univision.com | Oct 15, 2012 | 4:51 PM

SIGUIENTE:

Para ambos candidatos presidenciales, el reto de aumentar el entusiasmo entre los votantes hispanos es fundamental.

Debates impactarán el voto hispano, el indeciso y también el anticipado

En los debates presidenciales no hay borrón y cuenta nueva. Los aciertos se celebran y los errores se pagan, de inmediato. El primer cara a cara entre el presidente Barack Obama y el ex gobernador Mitt Romney, celebrado en Denver, Colorado, fue ganado por el republicano. Obama perdió la ventaja obtenida tras la convención nacional de su partido en Carolina del Norte y todo volvió a quedar como a principios de septiembre, en un empate virtual. Nadie sabe quién ganará. Lo único cierto es que los indecisos inclinaran la balanza el martes 6 de noviembre.
Vea el debate en vivo por Univision.com a partir de las 8:30PM (tiempo del Este) 6PM (tiempo del Oeste) y a partir de la media noche (9PM tiempo del Oeste) por la cadena Univision.
“El primer debate entre Obama y Romney lo ganó el candidato republicano y repuntó en las encuestas”, dijo a Univision.com el profesor Roberto Izurieta, director del departamento de Política Latinoamericana de la Universidad George Washington.
El propio mandatario reconoció que había tenido una “mala noche” el 3 de octubre en Denver, dando por sentado que en el segundo encuentro de este martes en Nueva York las cosas serán muy diferentes.
Algunos análisis señalan que en el debate de Denver Obama desconcertó a los demócratas y que hizo poca defensa de su gobierno. Y también que fracasó en brindar una visión convincente de por qué se merece un segundo mandato, de acuerdo con un reporte de la Agencia Francesa de Noticias (AFP).
El terreno perdido por el mandatario en su carrera por la reelección fue recuperado en parte por el vicepresidente Joe Biden el jueves en Kentucky, durante el único debate que sostendrá antes de los comicios con su rival republicano, el legislador de Wisconsin Paul Ryan.
“Biden salió favorecido ante Ryan”, comentó Izurieta. Pero insistió en que el martes, cuando Obama y Romney vuelvan a enfrentarse, “todo indica que los demócratas cambiarán la estrategia y presentarán a un mandatario, por ejemplo, al estilo Biden”.
¿Será decisivo el segundo debate presidencial? Participe en el Foro Destino 2012.
Otro escenario
De ser así, en Nueva York veremos a un presidente más duro que lo visto la semana pasada en Denver. Los propios republicanos advierten un cambio radical. "Creo que el presidente va a mostrarse muy desinhibido. Va a tener que compensar el pobre primer debate", dijo a la cadena ABC el senador republicano Rob Portman.
Los asesores de Obama también confían en un cambio de postura. "Verán a alguien muy apasionado respecto a la elección que el país enfrenta", dijo CNN Robert Gibbs, asesor de la campaña de Obama y ex vocero del mandatario.
Para Izurieta, el escenario del martes en Nueva York no será ni la sombra de lo presenciado en Colorado. El mandatario hará lo que hizo Biden en Kentucky: “contrastar, cuestionar y contraatacar. Eso es lo que debió de haber hecho en el primer debate y lo más probable es lo que hará este martes”.
Pero advirtió que el reto para el presidente “es que ni por nada lo haga pareciendo (o dando la impresión de ser) agresivo, sino firme”.
Cuando finalizó el primer debate Izurieta le dijo a la cadena CNN que era común que los presidentes en funciones perdieran el primer debate, “siempre mes va mal, porque tienen más ocupaciones que sus adversarios, pero también porque se confían”.
“Y Romney fue muy bien preparado. Fue muy agresivo sin parecer ser muy violento. Obama estuvo a la defensiva”, agregó. “Obama no se preparó suficientemente para impresionar en el primer debate”.
Elección cerrada
De ganar Obama el segundo debate, no significa que tenga al alcance de la mano la reelección. Ambos candidatos llegan empatados al segundo duelo y serán los indecisos quienes inclinen la balanza.
“La elección está muy cerrada”, dijo Izurieta. “El electorado está dividido y el margen de maniobra en esta elección se ubica en alrededor de cinco puntos porcentuales”.
Eso vuelve al segundo debate en Nueva York mucho más importante de lo que muchos piensan.
El último sondeo de ABC/The Washington Post divulgado el lunes revela que Obama y Romney están codo a codo: Obama tiene el 49% de las preferencias y Romney 46%, diferencia que entra en el margen de error de la muestra.
Pero Obama figura al frente en nueve estados clave (Colorado, Florida, Iowa, Nevada, New Hampshire, Carolina del Norte, Ohio, Virginia y Wisconsin) por 51% contra 46%.
El panorama lleva a vaticinar que los últimos dos debates serán más agresivos que el primero. “Lo más probable es que el publico salga decepcionado por la manera de como se han atacado, pero eso es mejor que salgan del debate y digan que el uno le pego y el otro no se defendió. Ese es el gran dilema de los debates”.
Cambios peligrosos
Si alguien tiene dudas respecto a si los debates cambian la intención de voto, el resultado del primer cara a cara entre Obama y Romney responde varias interrogantes. “Lo ha hecho ya”, dijo Izurieta. “El debate presidencial de la semana pasada cambió la tendencia y Obama perdió su ventaja”.
Una ventaja que no está amarrada y en las tres semanas que restan de campaña queda mucha tela por cortar.
Izurieta reitera que “estamos ante una elección muy reñida” y vaticina que quien gane la elección el martes 6 de noviembrelo hará por una diferencia de no más de tres puntos”.
Ello lleva a determinar que serán los indecisos quienes terminarán por elegir al próximo presidente o reelegir a Obama para un nuevo mandato de cuatro años, teniendo en cuenta que hay indecisos que ya comenzaron a ejercer su derecho de elegir con el voto adelantado y muchos pudieron haber tomado una postura de acuerdo con lo que vieron en el primer debate.
“Pero falta ver que sucederá en los debates de Nueva York y Boca Ratón, Florida, y lo que harán las campañas en las tres semanas que restan”, dijo el analista.
Sobre el papel de ambos candidatos en la palestra, Izurieta resaltó que ambos candidatos son personas “muy preparadas” y destacó que una de las principales ventajas de Romney sobre Obama en este tipo de duelos, es que el candidato republicano “ha tenido 20 debates, en cambio Obama no ha tenido ninguno en los cuatro años como Presidente”.
A la pregunta sobre el tema de la reforma migratoria, el analista dijo que “no creo que sea un tema en el que ninguno de los dos puede ganar en el debate nacional”, y que por ese motivo “se están comunicando con los hispanos a través de anuncios en español”.
Se espera que en algún momento de los dos debates que restan los candidatos hablen del tema de inmigración y del futuro de los 11 millones de indocumentados. Obama favorece una reforma migratoria que incluya una vía regulada que permita legalizar la permanencia de sin papeles que carezcan de antecedentes criminales, mientras que Romney apoya la inmigración legal y permitiría la legalización sólo de algunos indocumentados, entre ellos jóvenes que ingresaron siendo niños a Estados Unidos, y sirvan en las Fuerzas armadas o se gradúen de una universidad estadounidense.
©Univision.com
Commentarios