Segundo round entre Obama y Romney este martes en Nueva York

Univision.com | Oct 21, 2012 | 7:07 AM

El presidente y el ex gobernador de Massachusetts libran segundo cara a cara y todo indica que cambiarán estrategias y se darán con todo

El presidente Barack Obama y el gobernador Mott Romney volverán a verse las caras este martes 16 de octubre en la Universidad de Hempstead, Nueva York, para celebrar el segundo de tres debates previstos para antes de la elección del 6 de noviembre.
El segundo round será moderado por la periodista Candy Crowley, corresponsal política de la cadena CNN y presentadora del programa State of the Union, y será transmitido en vivo por Univision.con con traducción simultánea.
En el primer debate Romney pasó por encima de un mandatario apagado y que días más tarde reconoció haber tenido una mala noche en el escenario de la Universidad de Denver, pero dejó en claro que la estrategia para el segundo encuentro será diferente.
La diferencia podría ser el debate que el jueves sostuvieron los candidatos vicepresidenciales, el demócrata Joe Biden y el Republicano Paul Rayan. Ambos candidatos se dieron con todo en un acalorado y duro debate que sostuvieron en Kentucky, evento que reclaman victoria ambos partidos.
¿Inclinarán la balanza los debates presidenciales? Participe en el Foro Destino 2012.
Dos versiones
Algunos reportes de prensa indican que Biden salió bien parado del debate con Ryan, mientras que otros dieron como ganador a Ryan. Pero al final de cuentas será Obama quien deberá revertir su pésimo desempeño en el primer duelo con Romney y con ello evitar descender en las preferencias y amarrar su reelección.
Romney tratará de repetir su actuación en Denver para seguir presionando la campaña de Obama y ganar la elección del martes de noviembre.
La Agencia Francesa de Noticias (AFP) escribió el viernes que las esperanzas de Obama de resultar reelegido penden de un hilo desde que Romney lo noqueó en Denver, en el que el mandatario lució pasivo y casi no opuso resistencia.
A partir de ese día Romney repuntó las encuestas y alcanzó al presidente, de quién se había distanciado durante un mal mes de septiembre.
Giro de 360 grados
Los vaticinios del debate del martes ya están siendo emitidos por los expertos. “El segundo debate presidencial va a ser muy diferente al primer debate celebrado en Denver”, dijo a Univision.com el analista político demócrata Fabián Núñez. “Habrá más interacción del público, será la audiencia quien haga las preguntas y los telespectadores verán a los candidatos de una manera distinta”.
“El presidente va a tener que balancear el enfoque de la audiencia y la cámara. Él tiene que mirar directamente a la cámara cada vez que hable, mostrarse, dirigirse al pueblo estadounidense con firmeza para exponer con claridad sus argumentos”, agregó.
A la pregunta si creía que Obama lucirá más agresivo en el segundo encuentro con Romney que lo visto la semana pasada en Denver, Núñez dijo que “no, no mlo veremos agresivo, pero sí firme. El presidente no puede proyectarse con una imagen agresiva, sino debe lucir puntual, firme, pero no agresivo porque es el presidente de Estados Unidos”.
En cuanto a la ausencia del tema de la reforma migratoria y de los 11 millones de indocumentados en los debates de Denver y  Kentucky, Núñez dijo que había sido “un error no tocarlo, particularmente cuando estados como Nevada, Florida, Nuevo México y Colorado el voto latino tiene un enorme impacto”.
Añadió que a las campañas les perjudica no tratarlo, pero estimó que “es muy probable que Obama aproveche el momento en Nueva York para hablar de inmigración”.
"Lo que tenía que hacer"
No todos comparten la idea de que Ryan se impuso en el debate vicepresidencial de Kentucky, entre ellos una encuesta de la cadena CNN que dio como triunfador al candidato republicano.
“No estoy tan de acuerdo con la afirmación que el debate (del jueves) lo gano Ryan”, dijo a Univision.com el profesor Roberto Izurieta, director del Departamento de Política Latinoamericana de la Universidad George Washington. “Hay muchas encuestas que dicen lo contrario y, en mi opinión, Biden hizo lo que tenía que hacer: contrastar, cuestionar y contraatacar. Eso es lo que debió haber hecho Obama la semana pasada en Denver y es lo que más probablemente hará en Nueva York”.
Al igual que Núñez, Izurieta dijo que en el segundo round Obama-Romney el mandatario tiene el reto de “no aparecer agresivo, sino firme”, y comentó que el mandatario “tiende a analizar mucho las cosas” y que en “comunicación política el líder debe comunicar sus ideas de manera clara, corta y afirmativa”.
En cuanto a qué se espera el martes, Izurieta dijo que los dos debatas que restan “serán mucho más agresivos”, y que lo más probable es que “el público salga decepcionado por la manera de cómo se han atacado, pero eso es mejor que salgan del debate y digan que el uno le pegó y el otro no se defendió”.
“Ese es el gran dilema de los debates”, puntualizó.
A la pregunta si los debates pueden cambiar el rumbo de una contienda electoral, Izurieta dijo que esto ya ocurrió. “El debate presidencial de la semana pasada en Denver cambió la tendencia y Obama perdió su ventaja”.
Sobre si el debate vicepresidencial tendrá el mismo impacto, comentó que “creo que al menos detendrá la caída” (de Obama) y apuntó que “será el papel de Obama” en Nueva York el que le permita “remontar nuevamente la campaña”.
Sobre el tema migratorio ausente en los debates, dijo que “a este punto, no creo que es un tema en el que ninguno de los dos puede ganar en el debate nacional. Por eso se están comunicando con los hispanos a través de anuncios en español”.
Un gran circo
El periodista y analista Alan Rivera dijo a Univision.com que el primer duelo entre Obama y Romney “sorprendió a tirios y troyanos” y agregó que los debates “son un gran circo que pueden servir o no dependiendo de la intensidad del show”.
“Y como en todo circo debe haber magia, malabares y payasadas”, agregó.
Rivera indicó que “quién actúa mejor es el que gana. Por eso es que más que lo que se dice, lo que importa es cómo se dice”.
“A menos que la diferencia sea abismal, los debates no suelen cambiar las tendencias”, pero señaló que “lamentablemente para Obama la diferencia en el primer debate fue abismal. Y no sólo dejó pasar la onda del video oculto de Romney (el 47%), sino que además perdió la ventaja que tenia sobre Romney”.
“Afortunadamente para Obama quedan dos debates más y personalmente creo que el mandatario no va a desaprovechar la oportunidad”, comentó Rivera.
Contrario a las opiniones expresadas por Núñez e Izurieta, Rivera dijo que “lo vamos a ver (en los dos debates que restan es a un Obama) mucho más agresivo y elocuente. No creo que Romney haga una mala performance y me inclino a pensar que los siguientes dos debates serán empates, a no ser que aparezca un factor de sorpresa (tipo video oculto) que incline dramáticamente la balanza a favor de uno u otro candidato”.
Añadió que los debates de Nueva York y Bica Ratón, en Florida, “serán mucho más agitados” y que el mandatario deberá de ahora en adelante “atacar a Romney y decirle todo lo que sus anuncios publicitarios dicen de él, y decírselo sin miedo y con firmeza”.
Sobre la ausencia del tema migratorio en los debates, Rivera dijo que ambas campañas “nos ignoran por igual, esa es la verdad por más dolorosa que suene”.
Cómo debatirán
El formato del segundo debate presidencial (tercero en la serie de cuatro incluyendo al vicepresidencial) será distinto al utilizado en Denver y en Kentucky. Consistirá en una especie de encuentro con los ciudadanos, quienes podrán hacer preguntas a los candidatos en cuestiones de política exterior y nacional.
Cada uno de los candidatos tendrá dos minutos para responder, y un minuto adicional para el moderador con el fin de dar fluidez a la discusión. Los ciudadanos que participarán serán votantes indecisos seleccionados por la empresa de encuestas Gallup.
El último debate presidencial está pautado para el lunes 22 de octubre en la Universidad de Lynn, en Boca Ratón, Florida, y será moderado por el periodista Bob Schieffer, corresponsal jefe en Washington y presentador del programa Face the Nation de la cadena de televisión CBS.
Los debates tienen una duración total de 90 minutos. La comisión que regula los debates recomendó que los candidatos permanezcan sentados durante todos los debates, excepto en el segundo debate presidencial (que se celebrará en Nueva York), donde los candidatos no dispondrán de un tiempo para discursos de apertura, pero sí contarán con dos minutos para cerrar el debate.
El primer debate entre Obama y Romney fue seguido por 65 millones de telespectadores, cifra récord registrada en un evento de este tipo que transmiten las principales cadenas de televisión de Estados Unidos, entre ellas Univision y Univision.com.
©Univision.com
Comentarios