¿Aumentará la corrupción con Peña Nieto?

EFE | Oct 12, 2012 | 1:46 PM

Revelador sondeo

Un 53 por ciento de los mexicanos considera que la corrupción aumentará durante el mandato de Enrique Peña Nieto (2012-2018), del Partido Revolucionario Institucional (PRI), quien asumirá el poder el próximo 1 de diciembre, reveló un sondeo elaborado por el diario Reforma.
Solo un 25 por ciento de los consultados se dijo esperanzado en que la corrupción disminuirá con el próximo mandatario, y el 22 por ciento restante no supo qué contestar.
El estudio indica que durante los dos últimos mandatos del conservador Partido Acción Nacional (PAN), con Vicente Fox y Felipe Calderón, no mejoró este flagelo al haber pasado el índice de corrupción en el Gobierno de 7.9 puntos en 2001 a 8.3 en este año.
La medición utiliza una escala de 0 a 10 puntos, en la cual el primer dígito significa un país libre de corrupción, y el diez, uno donde esta práctica es lo habitual.
El "Corruptómetro" del rotativo incluye a gobiernos, políticos, burócratas, funcionarios de justicia, policías y al sistema carcelario mexicano.
La mayor corrupción se percibe en el Gobierno (88 %), en las cárceles y los partidos políticos (85 % en ambos casos).
La opinión pública mexicana sigue viendo a los políticos en general como los más corruptos (86 %), seguidos por los diputados (84 %), los policías en general (83 %) y los agentes de tráfico, en particular (82 %).
Víctimas de 'la mordida'
Otra categoría de análisis es la corrupción social, que abarca las prácticas corruptas en empresas, entre ciudadanos, comerciantes, periodistas y maestros, que se ubicó en 6.4 puntos en 2012, también por encima del nivel de 2001 (seis).
Para el 67 % de los consultados, las grandes compañías son las más corruptas, seguidas por los ciudadanos (64 por ciento) y los medios de comunicación (60 %).
Un 73 % de los consultados dijo haber percibido un incremento en la corrupción en 2012, mientras que en 2001 esa opinión la compartía el 45 % de los ciudadanos.
Un 23 % de los mexicanos admitió haber pagado algún tipo de "mordida" (pago ilícito) a cambio de un favor, agilización de un trámite o para evitar una multa. Este nivel es mayor a los registrados en 2004 y 2009, cuando fue del 22 %, y en 2007, cuando se ubicó en 21 %.
La mayor parte de estos pagos se realizaron a policías de tráfico (75 %) a cambio de que estos hicieran la vista gorda, seguido del personal de juzgados o ministerios públicos (agentes de la fiscalía) o de funcionarios que controlan la concesión de permisos en oficinas gubernamentales, ubicado en un 29 % en ambos casos.
En promedio, el monto de la "mordida" fue en 2012 de 775 pesos (59.6 dólares), por debajo de los 940 pesos (72 dólares) que se pagaban en 2007, antes de que México entrara en un bache económico.
En cuanto al plan del presidente electo de disolver la Secretaría de la Función Pública (Contraloría) y crear una Comisión Nacional Anticorrupción (CNA), un 58 % cree que no hará ninguna diferencia ante el problema, frente a un 31 % que opina que sí ayudará y un 11 % adicional que no supo qué contestar.
La llegada de Peña Nieto a Los Pinos el 1 de diciembre próximo supone el retorno a la Presidencia del PRI, después de haberla acaparado desde 1929 hasta 2000, cuando perdió en las urnas frente al PAN.
La encuesta fue elaborada por el diario Reforma vía telefónica entre 820 personas mayores de 18 años entre el 28 y el 30 de septiembre de 2012, tiene un índice de confianza del 95 % y un margen de error de 3,4 puntos porcentuales.
©EFE
Commentarios