Duelo de damas: Michelle Obama-Ann Romney

EFE | Oct 11, 2012 | 9:21 AM

Esposas de los candidatos no se ven las caras, pero sus imágenes impactan la contienda más dura en la historia de EEUU

Demócrata. Republicana. Situadas en los dos lados del espectro político estadounidense y ambas mujeres fuertes y con ideas propias no pueden ser más diferentes y al mismo tiempo compartir algunos aspectos.
Ambas forman parte de los activos más valiosos de las campañas electorales de sus maridos. Las dos comparten, aunque por separado, un objetivo común: ayudar a sus esposos, el presidente Barack Obama, y el candidato conservador, Mitt Romney, a conseguir la Casa Blanca, desde donde uno de ellos dirigirá los designios de Estados Unidos en los próximos cuatro años.
Ninguna de las dos se presenta a las elecciones presidenciales que llevarán a las urnas a los estadounidenses el próximo 6 de noviembre, pero sus opiniones cuentan para muchos votantes y son en los dos casos preciosos activos para los dos candidatos, el demócrata que quiere revalidar su presencia en el Despacho Oval y el republicano que busca ocupar el mayor centro de poder del mundo.
¿Qué opina del papel de las esposas de los candidatos presidenciales de Estados Unidos? Participe en el Foro Destino 2012.
Influencia determinante
Michelle o Anne, cualquiera de ellas, puede ser, en realidad, la persona no electa con más influencia sobre el presidente de Estados Unidos, a menudo descrito como uno de los hombres más influyentes del mundo, si no el que más.
"Se llevan dos por el precio de uno". Y es que no puede ser más cierta esa ya legendaria frase, que en su día sonó de alguna manera políticamente incorrecta y que fue pronunciada en los noventa por otra personalidad que después sería primera dama, la hoy secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, durante la campaña electoral que enfrentó a su esposo Bill Clinton con el entonces presidente republicano George W. Bush.
Los orígenes de Ann Romney y Michelle Obama no pueden ser más distintos. Michelle es una afroamericana de 48 años, abogada de profesión y nacida en Chicago (Illinois), en el seno de una familia de clase trabajadora y acostumbrada a luchar para convertir en realidad sus objetivos.
Similitudes y diferencias
Ann, blanca y de 63 años, es de clase acomodada, siempre fue ama de casa y desde 2003 a 2007 primera dama de Massachusetts, el estado en el que el mormón Mitt Romney fue gobernador.
Estudió en la universidad de Brinhgam Young, en Utah, cursó un semestre en la de Grenoble (Francia) y es diplomada en francés.
Ambas son madres, en el caso de la actual primera dama, de dos niñas, Sasha y Malia, en plena adolescencia, mientras que Romney es madre de cinco varones y abuela de 18 nietos.
©EFE
Comentarios