La victoria para Obama o Romney se definirá en nueve estados indecisos

Univision.com | Oct 06, 2012 | 7:07 PM

A un mes de la cita con las urnas

Nueve estados indecisos entre los que sobresalen Ohio, Virginia y Florida, los más codiciados en esta campaña, darán la victoria al demócrata Barack Obama o al republicano Mitt Romney en las elecciones del próximo 6 de noviembre en Estados Unidos.
La agencia Efe detalla que, cuando falta exactamente un mes para la cita con las urnas, el presidente Obama tiene una mínima ventaja de tres puntos (49 a 46 %) en intención de voto frente a Romney, según la página de información política RealClearPolitics, que elabora un promedio de las principales encuestas.
En Florida (47 % para ambos) y Virginia (47.2 % para Obama y 46.8 % para Romney) el empate no puede ser más claro.
En la era moderna ningún republicano ha ganado la presidencia sin vencer en Ohio, por lo que desde hace mucho tiempo es considerado un "barómetro" de lo que va a suceder a nivel nacional, recordó a Efe Susan Burgess, profesora de Ciencias Políticas de la Universidad de Ohio.
"Es muy difícil imaginar un camino hacia la Casa Blanca para Romney sin Ohio", destacó Burgess. Solamente dos demócratas lo han conseguido desde 1900: Franklin D. Roosevelt en 1944 y John F. Kennedy en 1960.
Ohio, que aporta 18 de los 270 votos del Colegio Electoral necesarios para hacerse con la presidencia, es también un estado "diverso", con "intereses industriales y agrícolas, urbanos y rurales", sostuvo.
En el caso de Florida, es un estado grande y poblado, con muchos votos electorales en juego (29) y que ha votado "tanto por republicanos como por demócratas en el pasado", explicó a Efe Joseph E. Uscinski, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Miami.
"No está claro cómo votará" Florida este año, aunque los republicanos "lo hicieron muy bien" allí en las elecciones legislativas de 2010, según Uscinski, que pronostica una victoria de Romney en este estado.
En cuanto a Virginia, tiene menos votos electorales (13) que Ohio o Florida, pero es también una especie de "barómetro" de la tendencia nacional, comentó a Efe Larry Sabato, analista político de la Universidad de Virginia.
En 2008 Obama ganó a nivel nacional a su entonces rival republicano, John McCain, con un 52.9 % de los votos y en Virginia obtuvo un 52.6 %, prácticamente el mismo porcentaje, detalló Sabato.
¿En qué han gastado su dinero?
Más de la mitad de todo el dinero que han gastado ambas campañas en anuncios se ha quedado en Ohio, Virginia y Florida, estados que tanto Romney como Obama están visitando en esta recta final casi una vez por semana.
Además de esos tres dentro de los estados conocidos como "bisagra" están también Nevada, Colorado, Iowa, Wisconsin, Carolina del Norte y Nuevo Hampshire.
Colorado votó por Obama en 2008, pero en las ocho elecciones presidenciales anteriores había apoyado a los republicanos, y Carolina del Norte también se inclinó hace cuatro años por los demócratas por muy estrecho margen tras una larga tradición de voto conservador.
Efe informa que Iowa tiene un significado especial para Obama porque allí obtuvo su primera victoria hace más de cuatro años en el arranque de unas primarias demócratas con Hillary Clinton como clara favorita y Nuevo Hampshire es el "hijo de predilecto" de Romney, que tiene en este estado la casa donde pasa sus vacaciones.
Las altas tasas de desempleo y ejecuciones hipotecarias de Nevada juegan en contra de Obama y para los republicanos estará complicado llevarse Wisconsin, donde no ganan desde 1984, pese a que su candidato a vicepresidente, Paul Ryan, procede de ese estado.
Obama aventaja en intención de voto a Romney en más de siete puntos en Wisconsin, en seis en Nuevo Hampshire y en casi cinco en Nevada, según el promedio de encuestas de RealClearPolitics.
En Iowa y Colorado el presidente lidera por apenas tres puntos, mientras que en Carolina del Norte el que lleva la delantera es Romney.
Pensilvania, anteriormente "bisagra", es calificado ahora por la prensa y los expertos como "de tendencia demócrata" junto a Maine, Michigan, Minesota y Nuevo México, mientras que Arizona, Indiana, Misuri y Nebraska se inclinan hacia los republicanos.
El resto es por tradición e historia azul (demócrata) o rojo (republicano), por lo que los votos que cada uno aporta al Colegio Electoral están decididos de antemano.
Es el caso de California, Nueva York o Massachusetts, fuertemente demócratas, y de estados sureños como Texas, Tennessee o Georgia, alineados con los republicanos.

Romney admite comentarios 'erróneos'

En tanto, el aspirante presidencial republicano, Mitt Romney, admitió que fueron “erróneos” los comentarios que hizo sobre el 47 por ciento de estadunidenses que apoyan al mandatario Barack Obama, quien busca la reelección en noviembre.
“Bueno, claramente en una campaña, con cientos, miles de discursos y sesiones de preguntas y respuestas, de vez en cuando vas a decir cosas que no salen bien”, declaró Romney en un programa conducido por Sean Hannity de la cadena Fox News, retomó la agencia mexicana Notimex.
“En este caso, dije algo completamente erróneo”, sostuvo Romney, quien redobló sus críticas contra Obama en materia de economía, luego de haber sido bien evaluado por los medios tras el primer debate electoral, el pasado miércoles.
El tropezón del republicano
Un video divulgado por la prensa mostró hace unas semanas al candidato republicano, que en un encuentro privado se refirió de forma despectiva al 47 por ciento de electores que favorecen a Obama.
Romney se refirió a los simpatizantes del candidato demócrata como “víctimas” dependientes del gobierno, que no pagan impuestos, y dijo no esperar nada de ese sector.
“Creo absolutamente, sin embargo, que en mi vida he demostrado que me importa el 100 por ciento y eso se muestra a lo largo de mi vida. Y toda la campaña es sobre el 100 por ciento. Cuando sea presidente, será sobre la ayuda al ciento por ciento”, recalcó.
Romney espera que su buen desempeño en la forma, más que en el contenido del debate del miércoles, se refleje en una mejora en las encuestas, sobre todo en los estados considerados clave donde el mandatario sigue manteniendo una ventaja.
Las peticiones y ofertas
Efe informa que el presidente de EEUU y candidato a la reelección, Barack Obama, pidió el sábado al Congreso que actúe para "ayudar a la clase media a salir adelante", mientras su rival republicano, Mitt Romney, destacó su plan para lograr una recuperación económica "real".
"Cuatro años después de la peor crisis económica de nuestras vidas, estamos viendo señales de que, como nación, estamos nuevamente yendo hacia adelante", dijo Obama en su tradicional discurso sabatino transmitido por radio e internet.
Según Obama, "no hay tiempo para juegos políticos", ni siquiera en este último mes previo a las elecciones presidenciales del 6 de noviembre, y "todo el mundo tiene que hacer su parte", incluido el Congreso.
"Los republicanos en el Congreso tienen que dejar de intentar reactivar las batallas de los últimos años y finalmente comenzar a hacer algo para realmente ayudar a la clase media a salir adelante", subrayó el presidente.
En ese sentido, comentó que lo primero que tienen que hacer los congresistas es garantizar, con una prórroga de las rebajas fiscales aprobadas durante el Gobierno de George W. Bush, que el 98 % de los estadounidenses y el 97 % de los dueños de pequeñas empresas "no experimenten una subida de impuestos el próximo año".
También instó a los legisladores a aprobar un plan del Gobierno presentado en febrero para ayudar a los propietarios "responsables" a refinanciar sus hipotecas, así como otra iniciativa para dar empleo a los veteranos de guerra.
Romney no cesa en sus críticas
Mientras, en otro discurso radiofónico, Romney dijo que Obama "no ofreció nuevas ideas sobre cómo arreglar la economía" en el primer debate televisado entre ambos celebrado el pasado miércoles en la Universidad de Denver (Colorado), divulgó Efe.
Los resultados "de las políticas fallidas de Obama son asombrosos", anotó el aspirante republicano al afirmar que hoy hay 23 millones de estadounidenses que están "luchando por un trabajo" y uno de cada seis habitantes del país vive en la pobreza.
"Lo que necesitamos es una recuperación real y, a diferencia del presidente, eso es exactamente lo que yo estoy ofreciendo", aseguró Romney.
Sostuvo que su plan "para una clase media más fuerte" contempla la creación de 12 millones de empleos nuevos en los próximos cuatro años, el recorte del gasto público y la revocación de la reforma sanitaria promovida por Obama y aprobada en 2010.
Si Obama es reelegido la economía de EE.UU. seguirá "estancada" y con un desempleo "crónicamente alto", alertó Romney.
El presidente será definido por 538 representantes
La misma Efe adelanta que el presidente de EEUU, Barack Obama, y candidato demócrata a la reelección en los comicios del 6 de noviembre y su rival republicano, Mitt Romney, luchan por conseguir el voto de millones de estadounidenses, aunque en realidad su nominación estará en manos de un grupo de 538 representantes.
Todo se debe al sistema establecido hace más de 200 años por los padres fundadores, que diseñaron el denominado Colegio Electoral, formado por un grupo de electores designados por los Estados que son quienes eligen, tras los comicios, al presidente y al vicepresidente.
El Colegio Electoral está constituido por 538 electores: una cifra equivalente a los 435 miembros de la Cámara de Representantes y los 100 senadores, más tres representantes por el Distrito de Columbia, donde se encuentra la capital del país, Washington.
A cada Estado se le asigna un número de compromisarios igual al número de sus senadores federales (dos) más el número de sus representantes federales, que son proporcionales a la población.
El candidato que reciba más votos populares en cada Estado se quedará con todos sus electores, lo que da a los Estados más poblados como California, Texas, Florida, Ohio o Pensilvania una mayor relevancia.
La excepción son Nebraska y Maine, que distribuyen el voto electoral de manera proporcional entre cada candidato según el porcentaje de sufragios que haya obtenido cada uno de ellos.
Para ser elegido presidente es necesario obtener 270 votos electorales, es decir, una mayoría simple.
Este sistema ha permitido que puedan llegar a la presidencia candidatos con menos votos populares que sus oponentes en todos los Estados, como ocurrió en el año 2000 entre el candidato republicano, George W. Bush y el demócrata Al Gore.
En aquella ocasión, Bush logró 271 votos electorales al sumarse los 25 que entonces tenía Florida (que aumentó a 29 tras el censo de 2010), tras una impugnación y un recuento, pese a que obtuvo a nivel nacional casi medio millón de votos menos que Al Gore, que sin ese Estado sólo logró 266.
El margen resulta irrelevante
De ahí la importancia de ganar aunque sea por poco margen en los Estados que más votos electorales aportan, como California (55) o Texas (38), lo que hace que las campañas hagan un esfuerzo especial en los "estados bisagra" -aquellos que no se definen claramente como republicano o demócrata- que pueden ser determinantes.
A un mes de las elecciones, según las proyecciones electorales del New York Times, Obama tendría ya acumulados 237 votos electorales y Romney 191, mientras que 110 corresponderían a Estados "indecisos".
Entre estos Estados se encuentra Ohio, con 18 votos electorales, que según indicó a Efe la profesora de Ciencias Políticas de la Universidad de Ohio, Susan Burgess, "ningún republicano ha ganado la presidencia sin haber ganado en Ohio, en la historia moderna".
Además, este sistema dificulta la entrada de terceros partidos en la contienda política ya que tienen menos posibilidades de ganar los votos electorales de un Estado frente a los dos mayores partidos ya establecidos.
Los electores normalmente son figuras políticas en cada Estado que prometen votar por el candidato del partido (Obama o Romney) por el que ellos han resultado elegidos, pero nada en la Constitución les obliga a seguir la pauta.
Una vez celebradas las elecciones, y conocida la composición del Colegio Electoral, los electores se reúnen el primer lunes siguiente al segundo miércoles de diciembre para elegir formalmente al presidente y al vicepresidente de los Estados Unidos.
Si el Colegio Electoral no se pusiera de acuerdo, sería el Congreso el que elegiría al presidente.
©Univision.com
Commentarios