Australia creó el telescopio más poderoso del mundo

EFE | Oct 05, 2012 | 8:52 PM

Será capaz de hacer un censo de todas las galaxias existentes

SÍDNEY- El radiotelescopio Australian Square Kilometre Array Pathfinder (Askap), el más poderoso y grande del mundo, fue inaugurado en una remota zona desértica de Australia, con el objetivo de investigar el origen de las estrellas y hacer un censo de todas las galaxias.
Askap, valorado en más de mil 500 millones de euros, dispondrá también de antenas e instalaciones en Nueva Zelanda y Sudáfrica.
El ministro australiano de Ciencia, Chris Evans, dijo en el acto inaugural que este aparato será "el más poderoso del mundo y su capacidad superará con creces las actuales", según la cadena de televisión ABC.
"La primera parte del proyecto comenzará a operar para el año 2020", añadió el ministro.
Enviará diariamente información equivalente a 124 millones de discos blue-ray
Askap está ubicado en el desierto del estado de Australia Occidental, en un espacio de 126 kilómetros cuadrados que cuenta con el Observatorio Radioastronómico de Murchison y 36 antenas SKA (Square Kilometre Array), de 12 metros de diámetro cada una.
Y aunque todavía no está completado, comenzará a enviar datos hoy mismo al observatorio, donde está previsto que se maneje a diario una información equivalente a 124 millones de discos blue-ray.
Para su ubicación se eligió un lugar remoto y desértico de Australia a fin de que las ondas de las ciudades no causen interferencias.
"Yo creo que es el comienzo de una nueva era", manifestó John O'Sullivan, de la Organización de Ciencia e Investigación Industrial de la Commonwealth Australiana.
Los expertos calculan que el supertelescopio, cuando esté terminado y en pleno funcionamiento, recabará en un día de trabajo más datos que los que atesora la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos.
"De hecho, eso supone más información que la recopilada en los archivos radioastronómicos de todo el mundo", acotó el ministro Evans.
Se adentrará en áreas del espacio aún desconocidas
El avanzado aparato proporcionará a los astrónomos imágenes detalladas sobre el Universo en sus orígenes y se adentrará con velocidad y precisión en muchas áreas del espacio aún desconocidas para los astrónomos.
El director del proyecto en Australia, Brian Boyle, detalló que "el estudio de las ondas de radio ofrecerá información sobre el gas que forman las estrellas y cuerpos exóticos como los quásares y púlsares, que están en los límites del conocimiento sobre las leyes físicas en el universo".
Mientras se completan las obras en Australia, Askap trabajará en una decena de proyectos de investigación en los que participarán 350 científicos de 130 organizaciones en los próximos cinco años.
Boyle explicó que entre los programas seleccionados está el censo de todas las galaxias existentes a varios billones de años de la Tierra, el estudio de la formación de la Vía Láctea, así como los campos magnéticos del Universo y su papel en la formación de las estrellas y galaxias.
©EFE
Commentarios