Lobo no quita el dedo del renglón sobre ciudades modelo

EFE | Oct 07, 2012 | 9:25 AM

El rechazo sigue creciendo

El presidente de Honduras, Porfirio Lobo, dijo que sigue creyendo en que las Regiones Especiales de Desarrollo (RED) que promueve su Gobierno, conocidas como ciudades modelo, son una respuesta para crear riqueza, pese al rechazo del proyecto por parte de una Sala Constitucional.
En declaraciones a periodistas en el norte de Honduras, Lobo expresó que "si la sociedad hondureña hoy tiene miedo a dar el salto, hemos hablado con la Corte Suprema de Justicia de sentarnos a dialogar y qué cambios habría que hacer para que (las RED) estén apegadas a la ley".
La Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, integrada por cinco magistrados, resolvió el miércoles por mayoría, de cuatro contra uno, admitir un recurso de inconstitucionalidad presentado por varios sectores, como parte de un rechazo que sigue creciendo.
Aunque la decisión final sobre el tema la tomará en su momento el pleno de los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, Lobo subrayó que si las ciudades modelo no se aprueban en su administración será otro Gobierno el que podrá impulsarlas.
Quiere ser recordado como el precursor
"Esto lo hará una siguiente Administración, yo quiero que se recuerde que yo fui el precursor, si seguimos haciendo más de lo mismo tendremos los mismos resultados. Existe un temor al cambio", expresó el gobernante, quien no ha podido cumplir con las promesas de seguridad y trabajo hechas al asumir el poder en enero de 2010.
Las ciudades modelo, según la información oficial disponible, tendrán personalidad jurídica, su propio sistema de administración pública y su propia normativa legal, aunque sujeta a la aprobación del Parlamento hondureño, que dio luz verde al proyecto en 2011.
Lobo promueve el proyecto de las RED como una vía para atraer inversiones, generar empleos y mejorar la calidad de vida de los hondureños, al estilo de Singapur y otras regiones de Asia, que incluso visitó para conocer más del tema.
Quienes rechazan las ciudades modelo, incluido el Comisionado de los Derechos Humanos, Ramón Custodio, consideran que con esa iniciativa se estaría privilegiando a algunos sectores del país y perdiendo parte de la soberanía del territorio hondureño.
Si "se quiere tener un país desarrollado debe ser todo el país, no zonas privilegiadas (...) no se puede dividir el territorio nacional porque sería acabar con el país y ponerle un término a la Nación", afirmó Custodio en septiembre pasado en un comunicado.
Aunque el proyecto de las RED fue aprobado en 2011 por el Parlamento, recobró notoriedad a principios de septiembre pasado con la firma del primer contrato para desarrollar la iniciativa, que estará a cargo del estadounidense Consorcio MKG Group.
©EFE
Commentarios