Tiemblan por desvío de cruce fronterizo desde San Diego a Tijuana

EFE | Oct 05, 2012 | 12:40 PM
SAN DIEGO - Activistas y comerciantes temen que el flujo de los al menos 35 mil vehículos que diariamente cruzan de San Diego a Tijuana se vea afectado por un importante desvío en el cruce fronterizo de San Ysidro a partir del próximo 1 de noviembre.
Ese día está prevista la apertura en el lado mexicano de la moderna puerta de entrada conocida como El Chaparral, a la cual debería conectarse el tráfico a través de un enlace permanente desde la carretera Interestatal 5, aún sin comenzar por el Gobierno de Estados Unidos, por lo que el gobierno mexicano implementará un conector temporal.
La razón de los retrasos en la construcción se deben a que el Congreso estadounidense no ha asignado los fondos necesarios para completar la dos últimas fases de la expansión de la garita de San Ysidro, considerada como el punto de cruce más transitado entre México y EEUU.
Cerca de 102,000 personas cruzan esta garita en ambas direcciones tanto a pie como en vehículos todos los días, por lo que el proyecto busca mejorar la seguridad, eficiencia operacional y protección de los viajeros.
Desde ya hay temor del impacto en el tiempo de cruce hacia el país vecino ya que el conector construido por el gobierno de México con la Interestatal 5, de seis carriles, solo cuenta con cinco, aunado a que se bifurcará al desviarse hacia la nueva puerta de entrada el este, y a que uno de los carriles será para autobuses.
Anthony Kleppe, administrador de recursos de la Administración General de Servicios, agencia que implementó un nuevo punto de cruce peatonal hacia el sur a finales de septiembre con un costo de $7.3 millones, dijo a Efe que se espera que la espera sea solo de un minuto, aunque reconoció que el tiempo sería mayor si México no tiene sus 22 casetas abiertas o si en EEUU se realizan retenes en búsqueda de armas o de dinero.
Autoridades mexicanas han previsto una espera máxima de 29 minutos, cerca de la mitad de lo que viajeros tienen que esperar hoy en día, especialmente los viernes por la tarde cuando se presenta la mayor congestión para cruzar hacia México.
Un estudio de la Asociación de Gobiernos de San Diego indicó que los retrasos en el cruce desde Tijuana a San Diego debido a la infraestructura inadecuada suponen para la región más de $7,000 millones cada año en pérdidas económicas.
©EFE
Commentarios