Hackeada y pirateada

Univision.com | Oct 04, 2012 | 8:24 PM

SIGUIENTE:

Noticiero Univision. Nuestra corresponsal fue víctima de los piratas cibernéticos que abusan de correos electrónicos y cuentas en redes sociales.

Por María Antonieta Collins

Desperté hace dos días con la voz de un viejo conocido. Me llamaba desde Paris: "Dime en que parte de Londres estás. Le estoy pidiendo a alguien de mi oficina ahí que te lleve el dinero y todo lo que estés necesitando. Si es algo más complicado, tú sabes que siempre cuentas conmigo".
Su llamada fue la alerta roja que me hizo levantarme en medio de una pesadilla de la vida real.
El fue quien corroboró la más terrible de mis sospechas: que un "hacker", es decir, un asaltante cibernético había entrado al correo electrónico que utilizo en forma mas frecuente.
De inmediato me di cuenta que todos mis contactos habían desaparecido como por arte de magia.
No sabia que hacer. Ahí comenzó el martirio.
¿A quien llamar? que una sea persona pública no me da garantías, ni sapiencia, ni me protege de que algo malo suceda.
Jovana mi asistente de inmediato contactó al servidor de internet donde se encuentra mi correo y ofrecieron lo único factible: primero cambiar de inmediato el password y después por escrito solicitarles me restituyeran uno de los mayores daños: se habían llevado todos mis contactos.
El desconsuelo me embargaba.
"Ese es hoy en día el robo más común" Me dijo el experto cibernético Vicente Pimienta, "El riesgo mayor ocurre con todos los servidores que son gratuitos. La situación es que son públicos y que nadie piensa que puede sucederle, y se descuida. La única opción es utilizar un dominio privado, es decir un correo por el que se paga, no los gratuitos tan populares y tan abiertos a la pirateria".
Pimienta me dijo algo más que también puede servirle a usted:
"El tipo de virus que permite este robo se contrae fácilmente cuando se usan sitios de internet inalámbrica WiFi en cafeterías, aeropuertos y hoteles".
Ahí si que supe que yo era el perfil perfecto.
A la par, Catriel Leiras, mi amigo y maquillista hacía de las suyas: les escribió a los "hackers" que le respondieron -por supuesto a mi nombre- y le dieron instrucciones para poner casi dos mil dólares vía Western Union ¡a la dirección en Londres que yo tenía!.
Le respondieron que les avisara si ya había enviado el dinero, Catriel enfurecido les dijo que estaban descubiertos.
La investigación de los expertos cibernéticos de Univision sobre el ataque nos llevó hasta Lagos, Nigeria.
"Nada fuera de lo que es el patrón de este tipo de delitos –continuó explicándome el experto Pimienta- Nigeria es uno de esos países 'burbuja' donde las leyes no existen en ese sentido, y peor aún, donde no hay nada que hacer". 
Le digo que respondí un correo diciéndoles a los ciberpiratas que los había reportado al FBI... su respuesta me dejó fría. 
"En Lagos, Nigeria, deben de haber soltado tremendas carcajadas. Eso para ellos es un chiste que les hace reír por una simple razón: el FBI no tiene jurisdicción en ninguno de esos países y ellos lo saben muy bien".
Me sentí inmensamente desvalida. No pude hacer mucho. Acaso solo escribir estas líneas para hacerle saber a usted que soy víctima de un robo cibernético, y también para agradecer a los generosos que me llamaron ofreciendo su ayuda en caso de que estuviera en apuros. 
©Univision.com
Commentarios