El cáncer persigue a otra personalidad

EFE | Oct 04, 2012 | 2:32 PM

No es mortal

LIMA - El ex presidente de Perú Alberto Fujimori padece de un cáncer localizado en la boca, pero este no es terminal y puede ser controlado, afirmó el médico encargado de su caso en el Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas (INEN).
El jefe de Cirugía de Cabeza y Cuello del INEN, Pedro Sánchez, declaró a la emisora Radio Programas del Perú (RPP) que la enfermedad de Fujimori presenta recaídas y está en curso de ser crónica.
"Para nosotros es muy claro, el paciente es portador de cáncer epidermoide de la cavidad oral, que presenta recaídas y está dentro del curso de esta enfermedad crónica", señaló.
Sánchez explicó que este cáncer fue tratado inicialmente en 1997 y que en estos últimos años se ha vuelto a presentar en varias ocasiones, pero las intervenciones médicas a las que se ha sometido han evitado que se haga más profundo.
"Por lo tanto podemos controlar la enfermedad", remarcó.
El médico reiteró que el cáncer del exmandatario no puede ser calificado de terminal y que eso ya lo han señalado en un informe que se elaboró tras las operaciones a las que fue sometido entre 2010 y 2011.
"En este momento no es un paciente terminal, la intervención médica debe evitarlo", acotó.
El congresista y médico personal de Fujimori, Alejandro Aguinaga, anunció el miércoles que la familia del exgobernante iba a presentar mañana un pedido de indulto humanitario, pero el abogado de Fujimori, César Nakazaki, señaló luego que no tiene una fecha exacta para solicitar ese beneficio.
Nakasaki declaró que está concentrado en fundamentar la viabilidad del indulto, aunque admitió que ya lo tiene "muy avanzando y ni bien termine se estará presentando".
"Me imagino que va a ser esta semana, pero vamos a ver", acotó.
La familia de Fujimori sostiene que éste tiene un cáncer muy avanzado, algo que ha sido rechazado por médicos que han revisado su diagnóstico últimamente y por una investigación periodística en diciembre pasado.
El pasado 19 de septiembre operaron a Fujimori por una lesión en la lengua en una clínica, a la cual tuvo que regresar nueve días después por presentar complicaciones en la cicatrización de la herida.
A partir de este hecho, sus familiares y seguidores volvieron a poner el tema del indulto en el ojo de la opinión pública, lo que ha abierto un gran debate a nivel político y periodístico.
Fujimori, de 74 años, fue condenado en 2009 a 25 años de prisión por la autoría mediata de 25 asesinatos y dos secuestros durante su Gobierno (1990-2000), además de por otros casos de corrupción con penas menores, pero en Perú éstas no son acumulables.
©EFE
Comentarios