Obama y Romney se enzarzan en ataques sobre impuestos y empleo durante debate

EFE | Oct 04, 2012 | 1:07 AM
Primer Debate Preside... Primer Debate Preside...
3 Pausar Auto Play

Obama vs. Romney, lo que harían en su primer día de gobierno después de ser electo Presidente de los Estados Unidos.

Por: María Peña
DENVER, Colorado - Los candidatos a la presidencia de Estados Unidos, el demócrata Barack Obama y el republicano, Mitt Romney, intercambiaron el miércoles, en su primer duelo en Denver (Colorado), duros ataques sobre sus respectivos planes tributarios, para la creación de empleos y el fortalecimiento de la clase media.
"Hace cuatro años dije que no soy un hombre perfecto y que no sería un presidente perfecto… pero también prometí que lucharía cada día por el pueblo estadounidense y la clase media y aquellos que luchan para llegar a ella", dijo Obama al prometer que seguirá luchando con igual firmeza si logra un segundo mandato.
Obama reiteró su llamado hacia un "patriotismo económico" para fortalecer a la clase media, y a lo largo de la noche afirmó que el plan tributario de Romney favorece a los ricos.
Romney, por su parte, defendió su plan para reactivar la economía mediante la independencia energética, la ampliación de acuerdos comerciales, especialmente con América Latina, inversiones para la educación, un presupuesto equilibrado y la defensa de la pequeña empresa.
El republicano, declarado ganador por algunos de los principales medios de comunicación, acusó a Obama de querer ampliar la intervención del Gobierno si gana un segundo mandato.
En ese sentido, Romney reiteró la queja republicana de que Obama quiere llevar al país por el sendero de España que, según éste, dedica el 40 % de su economía en gastos públicos.
¿Qué opina del primer Debate Presidencial? Participe en el Foro Destino 2012.
Polos opuestos
El debate se centró en asuntos de política interna pero las diferencias con respecto a los recortes tributarios dominaron más de media hora del encuentro.
Ambos dejaron en claro sus diametrales diferencias en torno a la educación, la reforma de salud y los cambios en los programas de beneficencia social.
En un tenso intercambio, Obama acusó a Romney de impulsar un plan de recortes tributarios de cinco billones de dólares y querer incrementar los gastos militares en dos billones de dólares.
"Tanto el sentido común, como la matemática y nuestra historia nos muestra que ésa no es una receta para el crecimiento de empleos", dijo Obama.
Romney corrigió las "imprecisiones" de Obama y dos veces repitió que no haría recortes tributarios "que añadan al déficit".
Se respondieron todo
Ningún ataque quedó sin respuesta, si bien pareció que Romney tuvo un mejor control del diálogo. Obama jamás mencionó el vídeo en el que Romney se mofa de la mitad de la población votante, que en las últimas semanas lo ha puesto en apuros.
Aunque la Administración Obama ha dicho que la reforma migratoria es un imperativo moral y una necesidad económica, el asunto tampoco surgió en el debate.
Simultáneamente, las campañas de Obama y Romney emitieron varios comunicados para continuar atacando las posturas de su contrincante.
En declaraciones a Efe tanto el legislador republicano por Florida, Mario Díaz-Balart, como el exalcalde de Nueva York Rudy Giuliani afirmaron que Romney fue el claro ganador.
"Creo que este debate de esta noche va a cambiar la dinámica de esta elección porque, repito, pocas veces ve uno un debate a este nivel. Va a ser decisivo en estas elecciones", argumentó Díaz-Balart.
"Excedió las expectativas. Se mostró encantador, gentil, amable, pero a la vez se mantuvo firme y muy preciso, mientras que el presidente Obama pareció a veces confundido, perdido...cuando Obama pidió pasar a otro segmento, me pareció que allí admitía que no les estaba yendo bien", afirmó Giuliani.
Lectura demócrata
La campaña de Obama dio una lectura distinta. Tanto el gerente de la campaña, Jim Messina, como su principal asesor, David Plouffe, insistieron en que es Obama en quien los votantes pueden confiar.
"Romney se mantuvo a la defensiva toda la noche en los elementos más importantes de su campaña. Para la persona promedio en casa, vieron a un presidente en el que pueden confiar, que defiende a la clase media y tiene un plan específico para crear empleos", dijo Plouffe.
Messina aseguró que Romney no consiguió "la gran noche" que buscaba y "si estabas viendo todo esto por televisión, dirías ése no es el tipo que quiero como presidente".
Las redes sociales como Twitter y Facebook también reflejaron la fragmentación del país, con grupos demócratas y republicanos igualmente convencidos de que su candidato tuvo la mejor actuación de la noche.
El objetivo de Romney era convencer a los indecisos de que el futuro rumbo trazado por Obama "no es el correcto" y que la elección en noviembre será un referendo sobre sus "fallidas" políticas.
Obama defendió su propio plan de cinco puntos para crear empleos y reiteró su argumento de que necesita un segundo mandato para concluir la tarea de sanar la economía.
El debate se llevó a cabo en uno de los nueve estados clave en esta contienda. Obama ganó Colorado en 2008, y a 35 días de los comicios, las encuestas le dan una ventaja sobre Romney en este estado.
Mañana, Romney hará campaña en Virginia, mientras que Obama lo hará en Colorado y Wisconsin. Ambos volverán a enfrentarse en Hempstead (Nueva York) el próximo 16 de octubre.
©EFE
Commentarios