Quieren a la ONU en Haití

EFE | Oct 03, 2012 | 4:32 PM

Esperan decisión final

NACIOINES UNIDAS - El Consejo de Seguridad de la ONU apoyó por unanimidad la extensión por un año de la misión de la ONU en Haití (Minustah), aunque con una nueva reducción de efectivos militares y policiales gracias a la progresiva estabilización del país.
Los quince miembros del Consejo respaldaron el informe del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, sobre la marcha de la misión y su prórroga por un año durante un debate celebrado hoy en la sede de Naciones Unidas.
La votación formal se espera "para algún momento de la semana próxima", ya que el actual mandato concluye el día 15 de este mes, según explicó a la prensa el embajador de Guatemala ante la ONU, Gert Rosenthal, cuyo país preside durante octubre el Consejo de Seguridad.
Rosenthal señaló que la impresión unánime es que hay que ir desplazando la Misión de Estabilización de la ONU en Haití (Minustah) de su actual composición a una con menos efectivos militares y más dedicada a la acción policial.
El informe del secretario general aprobado hoy prevé reducir el número de soldados del actual máximo de 7.340 a uno de 6.270 efectivos, mientras que la de agentes de Policía pase de 3.241 a 2.601 agentes.
En junio de 2010, tras el devastador terremoto que sufrió el país en enero de ese año, se autorizó un contingente de hasta 8.940 militares y un máximo de 4,391 policías.
La reducción propuesta se debe al progreso que, lentamente, está teniendo lugar en el país. "El proceso de estabilización está teniendo lugar en Haití", según declaró el representante especial de la ONU para Haití, Mariano Fernández, durante el debate.
Si bien reconoció que la situación en Haití aún "corre riesgos", debido sobre todo a la situación socioeconómica del país, Fernández afirmó que "la violencia política prácticamente ha desaparecido", han bajado los secuestro y, aunque han repuntado los homicidios, siguen siendo inferiores a los del resto del Caribe.
El informe destaca la evolución política haitiana, con el trabajo del nuevo Gobierno y el primer ministro, así como la preparación de las próximas elecciones.
Fernández explicó que ésta será la próxima reducción de la fuerza, después de la aprobada el año pasado, y confió en que la misión militar-policial pueda concluir para el final del mandato del actual presidente, Michel Martelly, o el inicio del mandato de su sucesor.
En el último año, la Minustah ha sufrido escándalos de abusos sexuales y malos tratos por parte de algunos contingentes militares extranjeros y la acusación entre parte de la población haitiana de que la reciente epidemia de cólera era culpa de las fuerzas internacionales.
La pasada semana, la Justicia uruguaya envió a prisión a los cuatro marinos de su país miembros de la misión de la ONU en Haití acusados de abusar de un menor en el país caribeño en 2011 para que sean procesados por el delito de "violencia privada".
Fernández, diplomático y exministro de Exteriores de Chile, señaló su respeto por esa decisión judicial, recalcó la "tolerancia cero" de la ONU hacia este tipo de episodios, para los que pidió "medidas más radicales".
Añadió que en los últimos meses "no ha habido nuevas alegaciones" de este tipo en Haití, y recalcó que prevenir y combatir este tipo de incidentes es una prioridad para el secretario general, "la primera prioridad" es "la reputación de Naciones Unidas".
©EFE
Comentarios