Guatemaltecos cambiaron la legalidad por dinero

Notimex | Oct 03, 2012 | 3:09 PM

Pagarán con cárcel desvío millonario

La justicia guatemalteca condenó al ex presidente del Congreso y a un ex gerente de una casa de bolsa por el desvío y pérdida de más de diez millones de dólares del presupuesto del parlamento en 2008, informaron fuentes del Organismo Judicial.
La titular del Tribunal Sexto de Sentencia Penal, Amparo Rivas, emitió las sentencias luego de casi 11 horas de deliberaciones, en el juicio que inició en agosto pasado.
El ex gerente de la casa de bolsa Mercado de Futuro (MDF), Raúl Girón, fue condenado a 24 años de prisión, como principal responsable de la pérdida de 82.8 millones de quetzales (10.3 millones de dólares) del presupuesto del Congreso.
El ex ejecutivo, en complicidad con jefes administrativos del Congreso que le facilitaron los fondos de la caja de ahorros del Legislativo, invirtió los 82.8 millones de quetzales en MDF que al parecer se perdieron en una operación fallida.
El ex presidente del Congreso Nacional, Eduardo Meyer, recibió una condena de tres años de prisión conmutables y una multa de diez mil quetzales (mil 250 dólares).
Meyer, ex rector de la Universidad de San Carlos de Guatemala, la mayor casa de estudios del país, era titular del parlamento en el 2008 y un prominente líder del gobierno del presidente Alvaro Colom que comenzaba gestión (2008-2012).
Cuestionan las condenas impuestas
Entidades pro justicia y contra la corrupción deploraron la “débil” condena que recibió el ex diputado Meyer, que se podrá librar de prisión pese al enorme perjuicio económico que causó al Congreso por el caso del desvío que ocurrió en su gestión.
El ex presidente del Congreso fue condenado por los delitos de incumplimiento de deberes, omisión de denuncia y peculado culposos, y recibió una pena de arresto domiciliario.
El tribunal consideró que Meyer fue negligente al no fiscalizar los fondos del Congreso Nacional (unicameral, 158 diputados).
En tanto que Girón, quien guarda prisión desde agosto de 2008, fue sentenciado por lavado de dinero y caso especial de estafa y deberá pagar una multa de Q82.8 millones, total de lo defraudado al Estado en la inversión fallida.
El Tribunal dio como válida la hipótesis de los fiscales del Ministerio Público de que MDF era una empresa fantasma que sirvió de fachada para el fraude cometido en contra del Congreso Nacional.
El ex secretario privado del Congreso, Byron Sánchez Corzo, y el exdirector financiero del Congreso José Benvenuto Conde, realizaron la transferencia de los fondos del Congreso a MDF.
Sánchez Corzo fue detenido en Estados Unidos y está en proceso de deportación a Guatemala, mientras que Conde Fernández continúa prófugo de la justicia.
©Notimex
Commentarios