El cáncer y las FARC: las batallas de Juan Manuel Santos

Univision.com | Oct 03, 2012 | 12:00 PM

Presidente colombiano ingresó al quirófano

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, se mostró optimista del resultado de la cirugía para extraerle un tumor maligno de la próstata y agradeció el apoyo que le ha expresado la comunidad mundial.
"Llegó la hora, aquí estoy entrando, voy optimista. Dios mediante, todo va a salir muy bien", dijo el mandatario al ingresar a la clínica Fundación Santa Fe de Bogotá, junto a su familia y asesores cercanos, según citó la agencia mexicana Notimex.
Santos, quien llegó bajo un fuerte dispositivo de seguridad al centro médico, se declaró "optimista" del procedimiento quirúrgico.
Según el médico del gobernante, Felipe Gómez, la operación se le practicará con anestesia regional en un tiempo de tres horas, para luego ser trasladado a una habitación donde pernoctará hasta el viernes.
Santos anunció el lunes pasado al país que le fue detectado un cáncer de próstata en un examen de rutina y que para descartar cualquier riesgo, sería sometido a una intervención quirúrgica para extraerle el tumor maligno.
Aunque se tiene prevista una incapacidad de tres semanas, el mandatario dejó en claro que estará al frente de sus funciones, porque tendrá "una limitación" temporal que no le impedirá ejercer el cargo.
Agradeció muestras de solidaridad
El gobernante, de 61 años, agradeció los mensajes y gestos de solidaridad de las últimas horas a propósito de su enfermedad.
"Quiero aprovechar esta ocasión para agradecerles de todo corazón a tantos compatriotas que me han enviado todo tipo de mensajes; la solidaridad que he sentido me llena de energía y esa buena energía, y la ayuda de Dios, harán que en unas horas los médicos puedan dar un parte positivo", agregó el jefe de Estado, quien lucía ropa informal según The Associated Press.
El jefe de Estado estaba acompañado de su esposa, María Clemencia Rodríguez, y de sus hijos Antonia y Esteban. Su hijo mayor, Martín, se encuentra en Estados Unidos y desde allí escribió en su cuenta de Twitter: "Infinitas gracias por sus mensajes. Nos llegan al corazón. Con optimismo, lograremos superar este obstáculo en el camino".
Santos fue recibido a su ingreso a la Fundación Santa Fe de Bogotá por los médicos Juan Pablo Uribe Restrepo y Adolfo Llinas, y por la directora de la fundación, Ana Catalina Vásquez. El mandatario se despidió con un abrazo de sus principales colaboradores antes de dejarlos para ponerse en manos de los especialistas.
¿El vicepresidente está en condiciones?
The Associated Press recuerda que la enfermedad de Santos se da en momentos en que el vicepresidente Angelino Garzón aún se recupera de un accidente cerebrovascular que sufrió en junio.
Por tal motivo, el presidente del Congreso, el oficialista Roy Barreras, dijo el martes que tres instituciones médicas examinarán a Garzón para establecer su estado de salud.
La Constitución de Colombia establece que "en las faltas temporales del presidente de la República bastará con que el vicepresidente tome posesión del cargo en la primera oportunidad, para que pueda ejercerlo cuantas veces fuere necesario".
Y agrega que en caso de falta absoluta del presidente "el vicepresidente asumirá el cargo hasta el final del período", en el caso de Santos, hasta el 7 de agosto de 2014.
No obstante, analistas y políticos han descartado un eventual vacío de poder en el país a raíz de las enfermedades del presidente y el vicepresidente. "No existe ninguna posibilidad de vacío constitucional en Colombia", ha explicado Barreras porque, según dijo, "esta alteración médica del presidente es totalmente subsanable porque se detectó a tiempo".
Santos siguió los pasos de Rousseff, Lula y Lugo
La Agencia France Press detalla que Juan Manuel Santos decidió encarar la enfermedad levantando la reserva sobre su historia clínica, una actitud que los expertos creen que le traerá réditos políticos.
Santos, de 61 años, es el quinto gobernante o ex gobernante latinoamericano enfermo de cáncer en los años recientes.
"Santos se mostró como un presidente transparente y moderno. Al anunciar el tumor que padece acabó con los rumores antes de que empezaran, en una actitud muy diferente a la que se ha manejado en otras partes", dijo a la AFP Darío Vargas, presidente de la empresa colombiana de manejo de opinión Datis Comunicaciones.
En los años recientes, también han sufrido de cáncer Dilma Rousseff, en 2009 antes de asumir la presidencia de Brasil; el paraguayo Fernando Lugo en 2010 y el venezolano Hugo Chávez entre 2011 y 2012, ambos estando en el poder; y el brasileño Luiz Inacio Lula da Silva en 2011, después de haber entregado el gobierno.
La presidenta argentina, Cristina Kirchner, anunció a fines de 2011 que padecía un cáncer de tiroides, pero finalmente el diagnóstico resultó errado.
La enfermedad y el tratamiento de Rousseff, Lula y Lugo en el Hospital Sirio Libanés de Sao Paulo fue hecho público y periódicamente divulgado por los médicos.
En cambio, Chávez, operado dos veces en Cuba (en 2011 y en 2012), donde también recibió tratamiento de quimioterapia y radioterapia, se ha reservado la información sobre su cáncer, del que se dice curado pero del que nunca señaló exactamente dónde se alojaba ni cuál sería su gravedad.
"En Venezuela dejaron que los rumores volaran, al punto de que hoy en día muchos dudan de que el presidente Chávez haya estado realmente enfermo", señaló Vargas.
Para el politólogo de la Universidad de Brasilia David Fleischer "ser transparente y anunciar públicamente que el líder político está enfermo es el mejor camino".
"La transparencia aumenta la simpatía popular con el enfermo. En el caso de Rousseff, ayudó a forjar la imagen de una mujer fuerte que enfrenta los problemas", dijo Fleischer a la AFP.

La esperada negociación por la paz

Tras dos años en la Presidencia de Colombia y a menos de dos semanas del inicio del proceso de paz con las FARC, Juan Manuel Santos se ve obligado a alejarse de sus labores, al menos por unos días.
Efe detalla que este economista, administrador de empresas y periodista, y quien ha hecho gala de altas dotes políticas y diplomáticas, nació en Bogotá el 10 de agosto de 1951. Ha apostado por la paz desde que llegó a la Presidencia el 7 de agosto de 2010, cuando afirmó en su discurso de investidura que tenía "la llave de la paz" y que la usaría cuando se dieran las condiciones.
Aunque desde entonces no ha cesado la lucha contra las FARC, con contundentes golpes a su cúpula, inició conversaciones secretas con esta guerrilla y hace un mes anunció que habían alcanzado un acuerdo en La Habana para acabar con el conflicto que asola a Colombia desde hace casi 50 años.
En estos dos años, Santos también recompuso las relaciones con Ecuador y Venezuela, rotas durante el Gobierno de Álvaro Uribe (2002-2010), en el que fue ministro de Defensa.
La paradoja es que Santos puede ser el artífice de un proceso de paz con visos de triunfo pese a haber estado al frente de los golpes más fuertes contra la guerrilla.
Santos asestó duros golpes a la guerrilla
Efe recuerda que en 2008, cuando era titular de Defensa, las Fuerzas Militares acabaron con la vida del entonces número dos de las FARC, alias "Raúl Reyes".
Y como presidente anunció la muerte, a manos de las autoridades, del jefe militar del grupo rebelde, "Mono Jojoy", en 2010; y un año después del máximo dirigente guerrillero, "Alfonso Cano", quien había sucedido al fundador, "Tirofijo", tras su fallecimiento por causas naturales.
Santos se ha movido dentro y fuera del país con tacto y diplomacia, y ha obtenido resultados concretos, lo que le ha llevado a ser considerado un estadista conciliador y aplaudido por la comunidad internacional.
Contra todo pronóstico, congeló un convenio militar con EEUU por el que el Gobierno anterior pretendió poner a disposición de ese país siete bases militares.
Y logró consenso para que la colombiana María Emma Mejía fuera designada secretaria general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), además de un asiento para su país en el Consejo de Seguridad de la ONU.
De acuerdo a Efe, el presidente ha demostrado ser un gran conocedor de los entresijos políticos internos: gobierna bajo la tutela de una Unidad Nacional en el Congreso y sin apenas oposición, más allá de la que ejerce Uribe, su antiguo mentor que hoy le critica por negociar con las FARC y por recomponer las relaciones con Venezuela.
Sus importantes logros
Y la izquierda le pone frenos, pero aplaude su iniciativa de paz.
Entre sus iniciativas está la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras, que firmó junto al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon y con la que pretende devolver 3.5 millones de hectáreas de tierras a campesinos que fueron despojados por grupos armados.
También ha sacado adelante el Marco Jurídico para la Paz, base legal para negociar con los grupos armados.
Santos, que también ve crecer la economía colombiana en plena crisis mundial, emprendió su carrera política en 1972 en Londres, como representante ante la Organización Internacional del Café.
Efe recuerda que a su regreso fue subdirector del diario El Tiempo, entonces propiedad de su familia; y en 1991 fue designado por el presidente César Gaviria como ministro de Comercio Exterior, cargo desde el que impulsó acuerdos comerciales con distintos países.
Se codea con el poder
Durante el gobierno de Andrés Pastrana (1998-2002) ejerció como ministro de Hacienda y tuvo que sortear una grave crisis económica.
En 2004 se apartó del liberalismo para respaldar a Uribe y crear el Partido de la U, la fuerza que ganó las elecciones en 2006 y 2010.
De sus años en la Armada, como cadete, guarda la costumbre de hacer deporte a diario, y es un aficionado al póquer y a las grandes apuestas; pero sobre todo es un adicto al poder, con el que convive desde niño, ya que su tío-abuelo fue presidente.
Casado con María Clemencia Rodríguez y padre de tres hijos, Santos es doctor en Leyes; estudió Economía y Administración de Empresas en la Universidad de Kansas, Desarrollo Económico y Administración Pública en la Escuela de Economía de Londres y en Harvard, detalla Efe.
Fue becado por las fundaciones Fulbright y Newmann, lo que le permitió estudiar Periodismo, y es autor de varios libros, entre ellos uno sobre La Tercera Vía, que escribió junto al exprimer ministro británico Tony Blair.
El diálogo arranca el 15 de octubre
En tanto, el diálogo de paz en Colombia entre el gobierno de Juan Manuel Santos y las FARC comenzará el próximo 15 de octubre, afirmó el grupo guerrillero en un breve comunicado enviado a la prensa en La Habana.
"El Gobierno Nacional y las FARC informan a la opinión pública nacional e internacional que en reunión sostenida por los equipos técnicos de las partes se aprobó comenzar el trabajo de la Mesa de Conversaciones el 15 de octubre del año en curso y hacer un anuncio público el 17 de octubre en la ciudad de Oslo, Noruega", señala el texto citado por la Agencia France Press.
El inicio de las conversaciones estaba en principio previsto para el 8 de octubre en la capital de Noruega, según habían anunciado los representantes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que se encuentran en la capital cubana.
Las negociaciones proseguirán luego en La Habana, siendo Cuba uno de los países garantes del proceso de paz junto a Noruega.
Los combates no cesan
Pero aún en medio de los diálogos por la paz, unos 580 indígenas, afrodescendientes y campesinos abandonaron sus predios rurales en una región de la frontera sur de Colombia con Ecuador para ponerse a salvo de combates entre tropas del Ejército y guerrilleros de las FARC, informaron portavoces aborígenes locales citados por la agencia Efe.
Los desplazados conforman 108 familias, 77 de las cuales son de indígenas del pueblo Awá, y buscaron refugio en Tumaco, puerto sobre las costas del océano Pacífico, en Nariño, departamento limítrofe del que es capital Pasto.
El secretario general de la Unidad Indígena del Pueblo Awá (Unipa), Francisco Javier Cortés, dijo a Efe por teléfono que el éxodo masivo lo provocaron una serie de combates entre militares y rebeldes que se desataron el pasado 27 de septiembre.
Los enfrentamientos se centraron en Chinguirito, una apartada zona rural selvática de Tumaco cuyo punto más lejano dista más de siete horas del casco urbano de esta localidad portuaria.
©Univision.com
Commentarios