Ecuador con los pies muy firmes en el caso Assange

EFE | Oct 02, 2012 | 4:52 PM

No da marcha atrás

NACIONES UNIDAS - El Gobierno de Ecuador defendió ante la Asamblea General de la ONU su decisión de conceder asilo político al fundador de Wikileaks, Julian Assange, un paso del que se siente "orgulloso" y que ejemplifica su compromiso con proteger a quien es "víctima de persecución política".
"Ecuador se siente orgulloso de haber tomado una decisión soberana respecto a una figura jurídica que protege a los seres humanos en cualquier lugar del mundo", dijo el viceministro de Relaciones Exteriores e Integración Política de Ecuador, Marco Albuja, ante la Asamblea General de la ONU.
Albuja explicó que la decisión se tomó tras una "exhaustiva valoración jurídica" y responde a una tradición a la que Ecuador se mantiene "fiel", la de "proteger a quienes buscan amparo en su territorio o en los locales de sus misiones diplomáticas por ser víctimas de persecución política".
"Ha sido una oportunidad única para que la comunidad mundial debata la figura del asilo en el contexto actual y observe las repercusiones políticas, jurídicas y humanas de su aplicación en el marco del más estricto respeto al derecho internacional", añadió el representante de Ecuador, uno de los últimos países en participar en los debates del plenario de la ONU.
La defensa ecuatoriana de su decisión de conceder el asilo a Assange se produce después de que el asunto centrara parte de la agenda de los representantes del país latinoamericano en Nueva York en la última semana.
Ecuador organizó en la propia ONU el pasado miércoles un acto en el que el fundador de WikiLeaks participó por videoconferencia para pedir que se ponga fin a su persecución y en el que el Gobierno de este país abrió por primera vez la puerta a acudir a la Corte Internacional de Justicia en La Haya.
"El tiempo de las palabras se ha terminado. Ha llegado la hora de que Estados Unidos cese la persecución a WikiLeaks, a nuestra gente y nuestras fuentes", dijo Assange desde la embajada ecuatoriana en Londres, donde lleva refugiado tres meses a la espera de un salvoconducto para poder abandonar Reino Unido.
Además, los ministros de Exteriores de Ecuador y Reino Unido, Ricardo Patiño y William Hague, respectivamente, se entrevistaron el jueves en Nueva York para tratar la cuestión, si bien no lograron acercamientos.
Hague reiteró que Ecuador "tiene la obligación de extraditar a Assange a Suecia", mientras que Patiño planteó que su país requerirá el salvoconducto.
Assange es requerido por la justicia sueca por presuntos delitos sexuales, y el Gobierno ecuatoriano espera que, si no se le otorga el salvoconducto para que viaje a la nación andina, se garantice que no será extraditado a un tercer país (básicamente, Estados Unidos).
La intervención de Ecuador este lunes ante la Asamblea General sirvió también para que el viceministro abogara, entre otros temas, por la "reforma profunda del sistema de Naciones Unidas", incluida "una revitalización profunda" de la propia Asamblea General.
Mostró el compromiso del Gobierno de Rafael Correa con la protección del medioambiente, su condena al embargo a Cuba por parte de Estados Unidos, su respaldo a Argentina en la cuestión de las islas Malvinas y su apoyo al reconocimiento del estado de Palestina.
©EFE
Comentarios