Tribunal Supremo de Brasil condenó a 10 políticos por corrupción

EFE | Oct 01, 2012 | 8:32 PM

Esto como parte del llamado 'juicio del siglo'

El Tribunal Supremo de Brasil concluyó una nueva fase del llamado "juicio del siglo" y halló culpables de corrupción pasiva a diez parlamentarios, de quienes consideró que fueron sobornados durante el Gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva.
El fallo, declarado con una clara mayoría, alcanza a tres antiguos dirigentes del Partido Progresista (PP), tres del Partido Laborista Brasileño (PDT) y uno del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB).
También a otros tres del Partido Liberal (PL), extinto en 2006 y desde entonces convertido en Partido de la República (PR), que como las otras tres formaciones forma parte de la coalición que respalda la gestión de la actual presidenta brasileña, Dilma Rousseff, quien la heredó de Lula al asumir el 1 de enero del 2011.
La decisión del Supremo reafirma la tesis de la acusación, en el sentido de que el Partido de los Trabajadores (PT), que llevó a Lula al poder en las elecciones de 2002, "compró" la fidelidad de esas cuatro formaciones en el Congreso, mediante una red de corrupción que se alimentó de dinero público.
Según el magistrado Celso de Mello, uno de los diez miembros de la corte, entre 2003 y 2005 se registró en Brasil "un verdadero asalto a la administración pública", en el que participaron los diez políticos condenados y el gobernante PT.
Entre los acusados hay ex dirigentes de partidos
La denuncia, en opinión de Celso de Mello, comprobó "eventos delictivos impregnados de extrema gravedad e imputó a los reos por acciones moralmente inescrupulosas y penalmente ilícitas, combinadas a partir de un proyecto criminal por ellos concebido y ejecutado".
Los condenados por el PP son Pedro Correa, Joao Claudio Genu y Pedro Henry, mientras que los hallados culpables por el PL son el ex presidente del partido, Valdemar Costa Neto, y los ex dirigentes Jacinto Lamas y Carlos Alberto Rodrigues.
Por el PTB, fueron condenados el ex presidente y ex diputado Roberto Jefferson, quien denunció las corruptelas a mediados de 2005, y los ex dirigentes Romeu Queiroz y Emerson Palmieri.
El único acusado del PMDB, José Borba, también fue declarado culpable de corrupción pasiva por el Supremo, que a su vez exculpó por ese mismo cargo al ex dirigente del PL Antonio Lamas.
Algunos de estos diez reos también fueron hallados culpables de lavado de dinero y asociación ilícita, lo cual agravará las penas que les serán impuestas cuando acabe todo el proceso, que tiene un total de 37 acusados.
©EFE
Comentarios