Niños de padres deportados no serán separados de sus familias en California

ImpreMedia Digital, LLC | Oct 01, 2012 | 8:15 AM

El gobernador Brown puso fin a la tragedia de la separación y permite dejar a los menores en manos de familiares

SACRAMENTO - El gobernador Jerry Brown hizo ley una medida para que los hijos de padres deportados puedan ser dejados al cuidado de sus familiares en California, aún cuando éstos sean indocumentados.
La nueva Ley SB1064 del senador demócrata de Los Ángeles, Kevin de León, nació a raíz de la tragedia que dejaron las deportaciones masivas ejecutadas en la administración Obama al separar a miles de niños de sus padres y enviarlos a hogares de crianza o a la adopción.
“Es un gran día para las familias. El gobernador firmó mi SB1064 para asegurar que los niños no sean separados de las familias”, dijo el senador De León en un tuit en el que dio la buena nueva.
¿Qué opina de la ley que protege a los hijos de padres indocumentados? Participe en el Foro de Inmigración.
De qué se trata
Básicamente la nueva ley prohíbe que se considere el estatus migratorio de los familiares para entregar en custodia a un niño de padres deportados.
Al mismo tiempo permitirá que se use el pasaporte y otros documentos de identificación autorizados por los consulados de otros países en Estados Unidos como base para conducir una revisión de los antecedentes penales o criminales de los potenciales guardianes de los menores.
El proyecto de ley fue apoyado por organizaciones como la Coalición por los Derechos Humanos de Los Angeles (CHIRLA), Fondo México Americano para la Defensa Legal y Educación  (MALDEF) y la Asistencia Rural Legal de California (CRLA), entre otras organizaciones.
Paso adelante
“Es un paso gigante no sólo a nivel estatal sino nacional que le dará a los condados de California una guía uniforme de qué hacer cuando los niños de padres deportados tengan familiares sin papeles”, había dicho Joseph Villela, cabildero de CHIRLA cuando se presentó la medida.
De acuerdo al reporte Familias Destrozadas del Centro de Investigación Aplicada, hay al menos 5,100 niños que actualmente viven en hogares de crianza a quienes se les previene de unirse a sus padres deportados o detenidos. Estiman que si nada cambia, 15 mil más enfrentarán un destino similar en los próximos cinco años.
Y según un análisis del Senado, en California hay cerca de 875 niños separados de sus padres a través de la deportación, que han sido puestos en hogares de crianza.
©ImpreMedia Digital, LLC
Commentarios