Inundan a México 10 millones de armas ilegales

Univision.com | Sep 30, 2012 | 7:01 PM
Por. Esteban Román
En México no existen tiendas de armas, poseerlas es ilegal a menos que se consiga un permiso para probar que de ellas depende la vida o el empleo de quien las porta. A pesar de eso el país es el séptimo con más armas en manos de civiles en el mundo: 15 millones, una por cada tres adultos, de acuerdo con Naciones Unidas. (http://www.unodc.org/documents/data-and-analysis/tocta/6.Firearms.pdf).
Todos los días hay una tragedia vinculada con esas armas. El miércoles pasado dos abuelos fueron asesinados de camino a recoger a sus nietos en un kínder ubicado en la periferia norte de la ciudad de México, ella, de 50 años, por un disparo en el rostro, él, de 83, por una bala en el pecho. Víctimas del fuego cruzado entre policías y delincuentes, según la fiscalía local.
De 2007 a 2010 murieron 29 mil 242 personas en homicidios cometidos con arma de fuego de acuerdo con el recuento mundial de homicidios de la ONU, (https://www.unodc.org/unodc/en/data-and-analysis/homicide.html), el cual cita cifras oficiales y de Organizaciones no Gubernamentales. Lo curioso es que el propio gobierno mexicano, a través de su fiscalía general (http://www.pgr.gob.mx/temas%20relevantes/estadistica/estadisticas.asp) dice que en ese lapso 34 mil 612 murieron como consecuencia de la “rivalidad delincuencial”.
Entre las dos cifras hay 5 mil decesos de diferencia.  Si ambos números son tomados como ciertos significaría que los miembros de los cárteles también mueren en enfrentamientos a puñetazos y cuchilladas, y que no hay personas asesinadas en México con arma de fuego por otro motivo que no sea la guerra entre carteles.
Desde hace un año no se actualiza el registro oficial de muertos como consecuencia de la cruzada del gobierno del presidente Calderón contra el crimen (http://www.pgr.gob.mx/temas%20relevantes/estadistica/estadisticas.asp). El último conteo termina en 47 mil muertes hasta septiembre de 2011.
Nadie conoce el número
En México nadie sabe a ciencia cierta cuál ha sido el costo humano de la guerra. Quienes han intentado cuantificar lo que pasa se enfrentan con disparidades incluso entre datos oficiales. Es el caso de José Merino, profesor del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), quien en junio de 2011 publicó un artículo en la revista Nexos en que concluyó: “Hay dos fuentes de información sobre homicidios en México: la recopilación del INEGI basada en certificados o actas de defunción, y la del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), basada en averiguaciones previas. Y no, no coinciden. ¿Cuál es mejor? Eso depende de a quién le deposite usted más confianza” (http://www.nexos.com.mx/?P=leerarticulo&Article=2099329)
Lo cierto es que 70% de las armas ilegales en México vienen de Estados Unidos, dato admitido públicamente por la ATF durante las comparecencias de la agencia ante el Congreso estadounidense. El número podría ser mayor. José Wall, agente de la ATF en Tijuana durante la operación Rápido y Furioso –hoy asignado a Phoenix- dice en entrevista con Univisión que el 70% corresponde a los artefactos que se han podido rastrear, pero que de acuerdo con su experiencia “puede ser que la cifra sea hasta 95%”.
(Vea la gráfica elaborada por la UNODC con base en rastreo de armas de la ATF de 2004 a 2008 junto al artículo).
Ese solo tráfico representa 10% del negocio mundial de venta de armas ilícitas, según la ONU. En 2008, dice el reporte, 20 mil armas estadounidenses llegaron a México. Eso significaría que cruzaron la frontera al menos dos armas por cada uno de los 8 mil 500 comerciantes de armamento con licencia federal en California, Texas, Arizona y New México. “Aunque en realidad es más probable que las ventas se hayan concentrado en pocos concesionarios cómplices”, dice Naciones Unidas.
El informe de la ONU retoma cifras de 2008. Entre ese año y 2011 el número de armas decomisadas por el gobierno mexicano se duplicó, de 21 mil a 40 mil.
Más armas, más poderosas
Antes de que el presidente Felipe Calderón iniciara la lucha contra los cárteles de la droga, en 2006, el 41% de las 4 mil armas decomisadas eran rifles, la mayoría, pistolas. Cinco años después la proporción se invirtió. Ahora las pistolas llegan apenas al 35% y los rifles a 65%.  Además, la cantidad total de armas incautadas en el país se multiplicó por ocho en ese lapso.
(Vea la segunda gráfica elaborada por la UNODC con base en rastreo de armas de la ATF de 2004 a 2008 junto al artículo).
Cada año hay al menos 10 mil denuncias en México por el delito de portación de arma de fuego, sin embargo, durante todo el gobierno de Felipe Calderón la cifra de enjuiciados por tráfico de armas no llega a una decena. De acuerdo con la Procuraduría General de la Republica, en un informe entregado al Congreso mexicano el pasado 14 de mayo (http://gaceta.diputados.gob.mx/), en todo el país 61 personas han sido sentenciadas por el delito de tráfico de armas entre 2007 y 2011. En ese tiempo 137 mil 595 armas fueron aseguradas. Es decir, hay una persona encarcelada por cada 2 mil 200 armas encontradas.
El pasado 15 de septiembre la policía del estado mexicano de Sinaloa dio a conocer que había detenido a un niño de 14 años de edad quien caminaba por la carretera con un fusil AK-47 en la espalda, el arma preferida de los cárteles según la ATF. El adolescente dijo que se encontró tirado el rifle, por lo que decidió usarlo para cazar palomas. El arma estaba cargada. El niño está detenido
©Univision.com
Comentarios