Desarticulan una banda de narcotraficantes mexicanos en Colorado

EFE | Sep 28, 2012 | 5:48 PM

Podría haber sentencias de hasta 70 años

Denver - Diez mexicanos fueron detenidos y acusados de dirigir una banda de narcotraficantes que cada mes traía grandes cantidades de cocaína para su venta y consumo en el área metropolitana de Denver (Colorado).
Así lo confirmó el procurador general de Justicia de Colorado, John Suthers, que detalló que la banda desarticulada generaba unos seis millones de dólares al mes con la venta de diez kilogramos mensuales de cocaína traída principalmente de los estados de California y Utah.
Acusados de 23 delitos
Los detenidos, incluido Simón Díaz Vera, presunto líder del grupo, están acusados de 23 delitos, entre ellos asociación ilícita, conspiración para cometer crímenes y posesión y distribución de una sustancia controlada.
De ser declarados culpables, los acusados podrían recibir sentencias de hasta sesenta años de prisión.
Según Suthers, esta banda estaba a cargo de una de las mayores operaciones de tráfico de cocaína en la historia de Colorado. En su opinión, estos arrestos "envían un claro mensaje: Esperamos que otros aspirantes a traficantes, tanto internacionales como interestatales, presten atención", dijo.
El procurador general de Justicia de Colorado no dio detalles sobre el origen de la cocaína, aunque puntualizó que, a diferencia de otras bandas, en este caso Denver no era un centro de distribución sino de consumo. El fiscal tampoco especificó si los detenidos estaban conectados con carteles mexicanos.
El documento con las órdenes de arresto revela que las investigaciones comenzaron en junio pasado y que el 11 de septiembre las autoridades interceptaron un cargamento de 25 kilogramos de cocaína.
Banda operaba desde 2011
En el mismo operativo, se incautaron 150.000 dólares en efectivo. Tres días después, se arrestó a Díaz Vera en su casa en Broomfield (suburbio al noroeste de Denver).
Ese arresto permitió la posterior detención de otros miembros de la banda y la incautación de otros vehículos, así como droga y dinero, según Barbra Roach, agente especial de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por su sigla en inglés) en Denver.
La banda, sin embargo, operó desde por lo menos diciembre del 2011 hasta el 22 de septiembre, cuando se produjeron los últimos arrestos.
Uno de los investigadores, Tim Davis, destacó que los contrabandistas usaban complicados métodos, como sofisticadas palancas, para esconder la droga dentro de los vehículos, especialmente en los paneles laterales y el piso.
"Son muy creativos. En una detención policial rutinaria hubiera sido muy difícil encontrar la droga", reconoció
©EFE
Comentarios