Cáncer de Chávez, ausente en el debate electoral pero patente en la campaña

EFE | Sep 28, 2012 | 9:54 PM

Tratamientos

CARACAS, Venezuela - El cáncer diagnosticado en junio de 2011 al presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ha estado ausente del debate electoral para los comicios del 7 de octubre pero se ha hecho patente en el menor ritmo con que el mandatario ha afrontado la campaña y, según los analistas, marcará el futuro del país.
A pesar de las conjeturas médicas y periodísticas, 16 meses después de anunciar que le habían extraído un tumor y que se trataba de un cáncer, Chávez se encuentra en la recta final de su tercera carrera hacia la Presidencia, otra vez como favorito, según distintas encuestas, ante el opositor Henrique Capriles.
Sin embargo, el Chávez de antaño no ha aparecido en esta campaña.
El presidente ya había adelantado en mayo pasado que no seguiría siendo el caballo "a veces desbocado" que era, y la campaña ha dejado un desempeño irregular del mandatario, capaz de encabezar durante días actos en la carretera y después limitar su exposición pública a dos o tres actos de gobierno y campaña en una semana.
Dudas sobre estado de salud 
Luciendo su cabello y disipados los efectos visibles del tratamiento que afrontó en la segunda mitad de 2011 y los primeros meses de 2012, el gobernante encabeza concentraciones, atraviesa en un camión calles abarrotadas de seguidores y aparece cantando rancheras o los ritmos juveniles de sus canciones de campaña.
Un día después de que circularan versiones sobre el supuesto "progreso" de la lesión que presuntamente tiene el presidente, quien no ha precisado el tipo o la gravedad de su cáncer, Chávez aparecía en un acto con jóvenes en Caracas y saltaba como uno más, aunque analistas advierten de que, pese a los esfuerzos, es innegable la disminución en el ritmo de su campaña.
Para el analista John Magdaleno, profesor del Instituto de Estudios Superiores de Administración de Caracas (IESA), la enfermedad de Chávez sigue siendo "la gran incertidumbre que orbita alrededor de cualesquiera de los resultados", especialmente si se produce un escenario de victoria del actual jefe de Estado.
Y es que pese a que nadie, especialmente de la oposición, ha vuelto a poner sobre la mesa el tema de la salud del presidente, este asunto no ha desaparecido de la baraja de preocupaciones nacionales.
"La gran pregunta es qué pasa si se produce una recaída de salud del presidente, no digamos ya de cara a la elección presidencial", señaló a Efe el experto.
La carta fuerte de la oposición 
El politólogo Nícmer Evans apuntó que hasta ahora ha sido excluido intencionalmente de la campaña por los dos candidatos, aunque en su opinión la oposición aún contará con la salud del presidente como "carta" para "repotenciar y magnificar el hecho de cómo el venezolano va a votar por alguien que tiene cáncer".
El también profesor de la Universidad Central de Venezuela admitió, sin embargo, que en un escenario más allá del 7 de octubre este será un tema que "indudablemente" se va a "mantener en el tapete".
Por ahora, el propio presidente se limitó a afirmar el pasado 5 de septiembre que en junio se hizo el último examen médico para revisar su estado de salud tras ser operado de un cáncer en febrero, y aseguró que se encuentra "muy bien".
"Este no es el Chávez del año 2006, que tenía apariciones en los medios de comunicación masivos casi todos los días en la semana. Este es un Chávez físicamente muy disminuido", opinó Magdaleno.
Después de agosto, cuando Chávez viajó a los estados Anzoátegui y Bolívar (este), encabezó actividades en Vargas (norte) y se trasladó a Falcón (noroeste) tras una explosión en una de las refinerías más grandes del mundo, que causó 42 muertos y cuantiosas pérdidas, han escaseado sus apariciones en actos públicos mientras son más comunes las transmisiones oficiales encabezadas por sus ministros.
En contraste, Capriles contabiliza más de 250 localidades visitadas y se alista para protagonizar en los próximos días "cierres" anticipados de campaña, que concluirá oficialmente el 4 de octubre, tres días antes de las votaciones.
Los venezolanos definirán el 7 de octubre si extienden a 20 años el mandato de Chávez o la oposición vuelve al poder.
©EFE
Commentarios